"Be Healpie trasciende la RSE y persigue la responsabilidad en la sociedad" | Corresponsables.com España

"Be Healpie trasciende la RSE y persigue la responsabilidad en la sociedad"

28-05-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

El emprendimiento consiste en una innovadora app la cual permite conectar a empresas, ONG y jóvenes quienes quieren entretenimiento y ocio y no por eso dejan de ser solidarios. Miguel Pueyo, CEO y fundador de Be Healpie, nos cuenta la historia del proyecto, los logros alcanzados, sus obstáculos y sus sueños.

¿Cómo surge la idea de Be Helpie?

Hace un año nos reunimos cuatro emprendedores que compartíamos un mismo espacio de coworking y decidimos sacar adelante una idea: Be Helpie, una app desarrollada por Philanthropic World SL. Ya habíamos compartido algunas aventuras empresariales juntos, tenemos perfiles muy complementarios y nos conocíamos bien.  

La idea original de Be helpie era una mezcolanza de los proyectos llevados a cabo en los años anteriores y aunaba los conocimientos que habíamos puesto en práctica en todos ellos: una plataforma online de aficiones, con una app, con una idea central en torno a la solidaridad, mercados de nicho, crowdfunding, e-commerce, email marketing, growth hacking…En apenas dos semanas estábamos ya dejando encarrilados el resto de nuestros proyectos para centrarnos en exclusiva en éste. Durante este último año la amalgama de ideas ha ido concretándose y pivotando constantemente hasta dar con el modelo de negocio ajustado a mercado que es la aplicación que tenemos en mercado hoy en día, manteniendo el espíritu de la idea original.

¿En qué forma este proyecto es diferente e innovador?

Un porcentaje alto de nuestros usuarios mantienen la app instalada por mero entretenimiento, pero no aportan dinero a causas solidarias. Sin embargo, su presencia es fundamental ya que aportan otras cosas: viralizan la app en redes sociales, la comparten con sus amigos, nos ayudan a crecer y a difundir. Y obtienen beneficios por ello: créditos virtuales, niveles de usuario y la ilusión de poder ganar grandes premios, aunque las posibilidades de ganar son menores, obviamente, que entre aquellos que sí aportan dinero a causas solidarias.

La app es un canal de comunicación a disposición de las empresas, para que éstas hagan visible su RSC entre un público joven. Este target de público disfruta del uso de nuestra aplicación y asume la presencia publicitaria con normalidad, pero hemos restringido el tipo de publicidad a comunicación de RSC, para que se mantenga el espíritu solidario de la plataforma.

La ventaja competitiva es que hemos sido capaces de hacer una app entretenida que está en el bolsillo de los jóvenes, que tiene una retención semanal por encima del 50%, comunica mediante pushes, con una efectividad muy alta, y que tiene la micro-donación de 1€, a un clic de distancia.

¿Cómo la Responsabilidad Social y la Sostenibilidad forman parte de Be Helpie?

Be Helpie es de por sí un proyecto de Responsabilidad Social que busca ayudar a las ONG a llegar y recaudar fondos entre ese porcentaje de público joven que no se ha planteado nunca la necesidad de donar a obras sociales. Pero trasciende la RS Empresarial y persigue, en esencia, la responsabilidad en la sociedad, haciendo hincapié en el público más joven.

Para ser sostenible, la aplicación genera sus ingresos mediante el cobro de una comisión a las ONG por el dinero conseguido. No supone nunca un desembolso económico para las ONG y se cobra comisión únicamente del dinero que se les consigue mediante compensación de saldo, sin que tengan que destinar a la aplicación ni recursos económicos ni personales.

Por último, independientemente del dinero que seamos capaces de recaudar para causas, la empresa quiere desarrollar su propia política de RSE interna que destinará una parte significativa de los beneficios (cuando se consigan, que aún es muy pronto) a apoyar las causas sociales.

¿Cuáles son los principales obstáculos que habéis tenido que sortear para impulsar este emprendimiento?

Se trata de un proyecto que ha necesitado, y sigue necesitando, una enorme inversión en capital. Y es una inversión con un riesgo elevado, aunque el potencial retorno tanto económico como de beneficio social pueda ser inmenso. 

El desarrollo tecnológico, los aspectos legales, las acciones comerciales, el marketing de adquisición de clientes, el posicionamiento, los contenidos de la app… Suponen un gasto día a día que sólo es asumible con financiación bancaria e inversión en capital. Es un proyecto de largo recorrido, con un altísimo potencial de crecimiento y un alto impacto social que, además, destina una parte de sus ingresos, desde el primer momento, a causas sociales.

¿Cómo veis la innovación en España en estos momentos? ¿Se está consolidando un empredimiento digital en el país?

¡Sin duda! España ha hecho de la necesidad, virtud. La crisis económica ha propiciado la aparición de emprendedores, algunos por pura genética animal y otros por necesidad. Pero el hecho de que la figura del emprendedor se haya consolidado como una realidad, ha hecho que haya surgido una comunidad de emprendedores bien conectada (digitalmente) que favorece la transmisión del conocimiento.

La ausencia de fronteras en el conocimiento y las herramientas digitales de las que disponemos (cada vez mejores, más rápidas, más baratas, más globales) hacen que sea muy fácil saber qué se está haciendo en cualquier lugar del mundo, aprender de los errores, replicar lo que funciona… Sólo hace falta una gran curiosidad, ganas incansables de aprender y no conocer la pereza.

¿Por qué dirigirse a un target joven que quizá no tenga un alto poder adquisitivo para promover causas sociales?

Hicimos un estudio de mercado con dos criterios: el poder adquisitivo y la destreza digital. El INE nos arrojó una campana que englobaba desde los 16 años (gran engagement digital y casi-nulo poder adquisitivo) hasta los 48 años (alto poder adquisitivo pero menor conocimiento de medios digitales. Nos hemos centrado en el área de los 18 a los 45 años, con un foco en los 22-30 años, que nos da un público potencial, en España, de 10 millones de personas.

¿Cuáles son los planes para el 2018?

En 2018, en la parte económica tenemos previsión de alcanzar el break-even y empezar a generar proyectos propios. En la parte de desarrollo y nuevas acciones, vamos a lanzar una iniciativa, el Minuto de Oro, con idea de instaurar el uso de Be Helpie en eventos masivos en los que se encuentre presente el fenómeno FAN. Para ello, acuerdos como el que hemos firmado con la Fundación Real Madrid resultan fundamentales.

En la parte comercial, tenemos previsto incorporar empresas solidarias que quieran donar productos a las ONG para que sean sorteados en la plataforma y empresas que quieran contratar paquetes de publicidad para visibilizar su RSC corporativa. Tanto unas como otras pueden obtener un branding de marca solidario vinculado a las causas de la plataforma o a sus propias causas sociales.