Los sistemas de becas comedor dejan fuera a la mitad de las familias que las solicitan | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

Los sistemas de becas comedor dejan fuera a la mitad de las familias que las solicitan

Casi 1 de cada 10 familias no sabe cómo pedir una beca comedor, un porcentaje que aumenta hasta el 13,5% en los hogares con rentas bajas

03-11-2022

Los sistemas de becas de comedor dejan fuera a la mitad de las familias que las solicitan. Es más, casi una de cada diez no sabe cómo pedir estas ayudas, porcentaje que asciende al 13,5% en los hogares que menos cobran.

Son algunas de las conclusiones publicadas en ‘El comedor escolar. La visión de las familias’, una encuesta representativa realizada por la ONG de infancia Educo a familias de toda España en la que analiza el acceso al comedor y al espacio del mediodía en las escuelas públicas de Primaria.

Actualmente, el 43% de las familias lleva a diario a sus hijos al comedor escolar y un 12% lo hace de manera puntual. En el caso de los hogares con rentas más altas, la asistencia diaria al comedor alcanza el 50% mientras que en los de rentas bajas desciende al 36%. De los datos se desprende que el factor económico es muy importante. De hecho, si el comedor fuera gratuito, tres de cada cuatro familias llevarían a sus hijos.

En cuanto a los recursos económicos para pagar el comedor escolar, solo la mitad de las familias afirma poder hacerlo con cierta tranquilidad. Un 30,3% pidió una beca comedor porque consideraban que la necesitaba. Sin embargo, casi la mitad de ellas no recibieron este apoyo económico. La mayoría de las veces se les ha denegado la ayuda pública al superar el nivel máximo de renta que se indica en la solicitud de las becas.

Las becas llegan a los hogares más vulnerables pero no a los que están en riesgo de serlo o con presupuestos muy ajustados. «El sistema de becas tiene que adaptarse a la realidad. En nuestros proyectos vemos muchos casos de familias con ingresos bajos que superan por muy poco el máximo permitido para pedir una beca y no se les concede este apoyo a pesar de estar en el límite de la precariedad», explicó Pilar Orenes, directora general de la organización.

"En un contexto económico como el actual, en el que los precios se han disparado, nos preocupa la situación de las familias que ahora, con muchas dificultades, pueden asumir los gastos del comedor pero cuya situación puede cambiar de un momento a otro a causa de la escalada de precios", prosiguió.

Fuera de plazo

Desde Educo también se alerta del elevado porcentaje de familias que no pidieron la beca porque lo hicieron fuera de plazo (4,6%) o porque no sabían cómo solicitarla (9,5%). En este último caso, el porcentaje pasa de más del 9,5% al 13,5% cuando se trata de familias con rentas bajas.

«Los datos parecen indicar que no todas las familias que podrían necesitar y beneficiarse de una beca la están recibiendo. Si una familia no sabe ni empezar los trámites para pedirla, ¿Cómo se la van a conceder? Es preocupante que esto ocurra, ya que los procesos para pedir becas comedor llevan ya muchos años funcionando en las comunidades autónomas y, sin embargo, siguen siendo desconocidos para una parte de la población que podría beneficiarse», expuso la directora general de Educo.
 

En el marco de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, la organización está pidiendo un primer paso por parte de los grupos políticos para aumentar la inversión y que la infancia en riesgo de pobreza y exclusión que no va tenga la oportunidad de ir.

Según las estimaciones de Educo, se requiere una inversión de 1.073 millones de euros para garantizar el comedor gratuito al alumnado en riesgo de pobreza y exclusión.

Consulta más información responsable en las publicaciones Corresponsables