ODS17. La infancia en el centro de la RSE | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

ODS17. La infancia en el centro de la RSE

Tribuna de Javier Martos, director ejecutivo de UNICEF Comité Español (@fjmartosm)
 

24-03-2020

La sociedad, el entorno y los mercados están cambiando de forma acelerada, generando impactos sociales, económicos y medioambientales que tienen importantes implicaciones sobre la infancia. Ante esta perspectiva, las empresas son cada vez más conscientes de que es urgente integrar en sus organizaciones una Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que suponga avanzar hacia una verdadera transformación en su estrategia y que impregne a toda su cadena de valor, llegando realmente al corazón de su negocio.
 
Esta evolución de la RSE se convierte en una oportunidad para la empresa, porque supone proporcionar una mejor respuesta a la demanda de sus grupos de interés, a una creciente demanda de sus inversores, empleados, clientes y comunidades. UNICEF Comité Español invita al sector privado a que se incluya a los niños y niñas como grupo de interés, para que se respeten y promuevan sus derechos en el marco de los Derechos del Niño y Principios Empresariales. Y es que los niños y las niñas se ven afectados por todas las acciones e impactos de la empresa: en el entorno del trabajo, el mercado, la comunidad y el medioambiente, pero también como jóvenes trabajadores, hijos de trabajadores, consumidores, receptores del marketing y la publicidad o miembros de la comunidad donde operan las empresas.
 
Esta transformación la debemos hacer ahora y juntos, sumándonos y protagonizando la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible
como una oportunidad para incidir en la protección de todos los niños y las niñas, bajo la consigna de no dejar a nadie atrás.
 
Para alcanzar esa meta, UNICEF Comité Español trabaja con las empresas que quieran reforzar su compromiso minimizando el impacto negativo y maximizando el impacto positivo de su actividad empresarial en la infancia.  Y lo hacemos a través de alianzas estratégicas, sólidas y a largo plazo, con un mayor compromiso de la empresa; y también a través de alianzas “multiactor” de carácter innovador que supongan procesos transformadores, pongan el foco en la infancia y ayuden a amplificar nuestra incidencia en los derechos de la infancia.