El papel de los materiales de construcción en el crecimiento sostenible de las ciudades

Las proyecciones respecto al aumento de la población mundial apuntan a que, para el año 2050, el 70% de la humanidad residirá en ciudades.

31-10-2022
Mariano García Hoyos, director de Sostenibilidad de LafargeHolcim España

Las proyecciones respecto al aumento de la población mundial apuntan a que, para el año 2050, el 70% de la humanidad residirá en ciudades. Para poder albergar a más de 2.500 millones de personas más en las urbes será preciso construir más de 10 mil millones de metros cuadrados, un reto de presente y futuro al que solo se puede responder con criterios de sostenibilidad.
 
Más allá de las soluciones de habitabilidad, este crecimiento también irá acompañado de la necesidad de generar más infraestructuras de primera necesidad como hospitales, escuelas, puentes o carreteras.
 
Por estos motivos, las ciudades jugarán un papel clave en la acción climática y los materiales y soluciones de construcción  se presentan como los mejores aliados para alcanzar un futuro de cero emisiones que responda a los intereses de las personas y el planeta.
 
En línea con este planteamiento, LafargeHolcim España lleva años apostando y trabajando por la innovación en el desarrollo de productos y soluciones vanguardistas que permitan reducir la huella de carbono, mejorar la eficiencia y contribuir a la economía circular.
 
El cemento, principal componente del hormigón, se presenta como un material fundamental para alcanzar la sostenibilidad en las ciudades, ya que hace más de veinte años inició un proceso de mejora, tanto en términos  de producción, como en lo referente a la optimización de los recursos.
 
Desde la industria se están poniendo en marcha las acciones necesarias para reemplazar materias primas y combustibles fósiles por materiales alternativos, promoviendo la circularidad al incorporar en los procesos subproductos y residuos que, de no ser empleados en la producción de cemento, terminarían en los vertederos. Por ejemplo, en la actualidad, más del 50% de los combustibles fósiles requeridos lo sustituimos por combustibles derivados de residuos gestionados adecuadamente, aprovechando así su energía y dándoles una segunda vida. 
 
Otro ejemplo del esfuerzo realizado por la compañía a la hora de desarrollar un portfolio de productos con menor huella de carbono lo encontramos en ECOPlanet y ECOPact, las nuevas gamas de cementos y hormigones sostenibles, capaces de reducir la huella de carbono de entre un 30% y un 70% con respecto a sus versiones tradicionales.
 
Entornos urbanos descarbonizados
 
Acelerar la transición hacia un futuro de cero emisiones netas sólo será posible si se apuesta por una construcción sostenible, ya que el 40%* de las emisiones de CO2 a nivel mundial están relacionadas con la forma en que construimos y hacemos uso de los edificios, y en torno al 30% está vinculada a la fase de construcción.
 
El compromiso de LafargeHolcim como compañía es ayudar a sus clientes a reducir la huella de los edificios e infraestructuras bajo la premisa de construir mejor con menos y, en este camino, el cemento y el hormigón se presentan como la mejor opción para el crecimiento sostenible de las ciudades.
 
Ningún otro material iguala los beneficios del hormigón. Es resiliente, fundamental para la adaptación a los efectos del cambio climático, protegiendo nuestras ciudades e infraestructuras de desastres naturales como inundaciones o terremotos, duradero, resistente al fuego, versátil, asequible, aislante y está disponible en todas partes. Además, es infinitamente reciclable y actúa como sumidero de carbono durante su vida útil, reabsorbiendo parte del CO2 emitido durante su proceso de producción.
 
Las ciudades están sin duda en el epicentro del cambio de una economía lineal a una economía circular. Bajo este planteamiento, el Grupo Holcim y Bloomberg Media lanzaron recientemente el “Barómetro de Ciudades Circulares", una herramienta con la que se muestran las 25 urbes que lideran el cambio hacia una vida circular, tomando como referencia una serie de indicadores basados en cuatro categorías: edificios, sistemas, vida circular y liderazgo.
 
En definitiva, si la apuesta es la construcción sostenible, en el viaje para alcanzar cero emisiones netas, las ciudades serán las primeras en lograrlo.

*IRP, United Nations Environment Programme, 2020. Resource Efficiency and Climate Change: Material Efficiency Strategies for a Low-Carbon Future.

Este artículo forma parte del Dosier Corresponsables: Día Mundial de las Ciudades, en colaboración con LafargeHolcim.