No se puede hablar sobre igualdad de género sin la participación de las mujeres | Corresponsables.com España

No se puede hablar sobre igualdad de género sin la participación de las mujeres

29-09-2021
Javier Fernández, Director General de Fundación Copade

¿A quiénes no les interesa vivir en una sociedad en la que mujeres y hombres tienen los mismos derechos y deberes? Y… ¿Qué tiene que ver la igualdad de género con el Comercio Justo?  Sí nos aferramos a la primera pregunta, llegaremos a diversas teorías, así que vamos a hablar mejor sobre posibilidades de vivir en un modelo de construcción social en el que la paridad sea un hecho irrefutable.

Mirando hacia atrás, fácilmente llegamos a la conclusión de que hemos avanzado. Sin embargo, si pensamos que ya estamos en el siglo XXI, también notamos que aún queda un largo camino por recorrer.

Históricamente, las desigualdades – de todos los tipos – afectan más a las mujeres y las niñas. Las recientes crisis sanitarias, económicas y políticas en muchos países han provocado un triste retroceso en los derechos conquistados y es un deber nuestro – ONG, empresas públicas y privadas y sociedad civil – actuar lo más rápido posible para evitar más pérdidas.

Fundación COPADE es una ONGD que desarrolla proyectos de cooperación con instituciones de todos los tamaños y esto nos permite conocer desde la realidad de la microempresa hasta la de una multinacional. En nuestra organización, integramos la igualdad de género en la visión y política institucional como principio fundamental de nuestras actuaciones, con el fin de incluirla de forma transversal en todas las acciones de la Fundación, no solo de manera interna (organizacional), sino también en el marco de nuestros proyectos de desarrollo en España y en países latinoamericanos.

Como entidad miembro de Organización Mundial de Comercio Justo (WFTO, por su sigla en inglés), COPADE está involucrada en un movimiento global de reconocimiento de los derechos humanos, preservación del medioambiente y lucha para conseguir mayores cuotas de justicia e igualdad en las relaciones comerciales internacionales, así como, de forma general, en las relaciones humanas. Creemos y trabajamos con el principio de que no se puede hablar sobre igualdad de género sin la participación de las mujeres.

A día de hoy, COPADE cuenta con sedes en España, Honduras y Ecuador. Refiriéndonos a los países latinoamericanos, la coordinación general está a cargo de mujeres. En Guatemala, aunque no tengamos una sede propia, a través de nuestras relaciones comerciales, apoyamos a las organizaciones productoras y, en este sentido, un porcentaje está constituido por mujeres. Ya en España, ellas constituyen la mayoría del personal y 2 de ellas forman parte de nuestro comité de dirección.

Asimismo, estamos trabajando para aumentar la participación de las mujeres en la toma de decisiones, así como desarrollando y poniendo en marcha nuestro Plan de Igualdad. También contamos con un decálogo que incide en la igualdad de género, además de un protocolo de detección y erradicación de cualquier tipo de violencia de género para evitar el acoso y otras situaciones derivadas.

Trabajamos con organizaciones productoras que contratan a mujeres en riesgo de exclusión social, muchas de ellas, cabezas de familia. También priorizamos la realización de acuerdos de cooperación con empresas proveedoras de bienes y servicios que cuenten con una representación notoria de mujeres.

Recientemente hemos lanzado una herramienta de medición de la Huella Social que, entre sus objetivos, tiene asociar los efectos que generan las actividades de las empresas, en las condiciones de vida de las personas que componen las organizaciones productoras. Esta herramienta ha sido elaborada minuciosamente en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y con el fin de situar a las  personas y en el planeta en primer lugar.

Sabemos que la mejora socioeconómica de cualquier país pasa por la activa participación de las mujeres y es por eso que trabajamos para que mujeres y hombres tengan derecho a acceder a las mismas oportunidades. De eso depende el futuro de la humanidad, pero no cualquier futuro, sino uno más justo e igualitario para todas las personas que habitan el planeta.

Este artículo forma parte del Dosier Corresponsables: Mujer y Liderazgo, elaborado en colaboración con IESE Business School.