“La Universidad de Puebla tiene un compromiso con las sociedades justas y sostenibles” | Corresponsables.com España

“La Universidad de Puebla tiene un compromiso con las sociedades justas y sostenibles”

Entrevistamos a Manuel Sandoval, Coordinador General de Desarrollo Sustentable de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla de México (BUAP), y Diego Ariel, Coordinador de Gestión Ambiental de la BUAP.

07-12-2021

¿Qué importancia tiene para vuestra organización disponer de la certificación WORLDCOB-CSR? 
 
Es una declaratoria visible del compromiso que nuestra Institución como Universidad pública asume para promover sociedades justas y sostenibles, a su vez la certificación manifiesta la disposición de atender la problemática de los contextos sociales, ambientales y económicos en un marco de actuación ética y responsable, y nos sirve para medir los avances en materia de Responsabilidad Social Universitaria.
 
  
¿De qué forma está vuestra empresa apostando por el desarrollo de buenas prácticas socialmente responsables que contribuyan a la consecución de los ODS? ¿Nos puedes explicar brevemente vuestra evolución hasta la actualidad? 
 
La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, inicia con la instalación de una Coordinación específica desde el año 2018 que es la Coordinación General de Desarrollo Sustentable encargada de promover, impulsar, facilitar, coordinar y orientar acciones bajo la triple dimensión de la protección ambiental, el desarrollo económico y el desarrollo social y cultural, en el quehacer educativo y de investigación de la Institución, a fin de responder a las problemáticas locales y regionales. 
 
La Coordinación General de Desarrollo Sustentable integra la Coordinación de Gestión Ambiental, la Coordinación de Responsabilidad Social Universitaria y el Departamento de Transporte y Movilidad.  
A lo largo de estos años se han venido implementando diversas acciones teniendo como hoja de ruta los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 
 
Desde la Facultad de Filosofía y Letras se contaba con un Centro de Estudios de Género (CEG) desde el 2016, definido como un espacio académico de investigación, docencia y extensión sobre los estudios de género, a partir de este Centro surge la instalación de una Dirección Institucional de Igualdad de Género en el 2019 que implementa una serie de acciones enfocadas a la prevención y atención de la Discriminación y Violencia de Género en la BUAP cuyo objetivo es coordinar las instancias y autoridades universitarias necesarias para prevenir, sancionar, erradicar la discriminación y violencia de género y consolidar la cultura de perspectiva de género, estableciendo los mecanismos institucionales, a fin de garantizar a la comunidad universitaria una vida incluyente y libre de violencia (ODS 5). 
 
Por otro lado, la Coordinación de Gestión Ambiental, cuenta con más de 37 planes de manejo de residuos universitarios, contando con 37 centros de acopio, 15 de ellos localizados en áreas estratégicas del municipio de Puebla y su zona conurbada, y los otros 22, en diferentes municipios del estado de Puebla en donde tiene presencia la BUAP (ODS 4, 6,7,11,13,15), logrando en este año ser un campus universitario con cero disposicion de residuos a relleno sanitario. Además de otros programas en materia de energía y cambio climático, infraestructura sustentable, áreas verdes, manejo eficiente del agua, educación y formación, etc.
 
En materia de vinculación social, el Centro Universitario de Participación Social (CUPS), desde su fundación en el año 2001, brinda campañas de alfabetización y promueve la lectura con la creación de bibliotecas y centros comunitarios, fortaleciendo la Responsabilidad Social Universitaria (ODS1, ODS4, ODS16). 
  
¿Puedes especificarnos algunas buenas prácticas y/o iniciativas concretas que estáis llevando a cabo en esta materia y qué objetivos persiguen? 
 
Mencionaremos algunas buenas prácticas, ya que el alcance de nuestra Universidad es de una matrícula de 108,278 alumnos (matrícula 2020-2021, Fuente Anuario Estadístico 2021), llegando al interior del Estado con 5 Complejos Regionales, logrando la cobertura y oferta educativa a las zonas más vulnerables del Estado. 
 
Buenas prácticas ambientales: 

  • Se cuenta con un Sistema Universitario de Manejo Ambiental, el objetivo es evaluar la gestión y el manejo ambiental universitario por cada Unidad Académica o Unidad Administrativa de la Institución, incluye: 
  1. La Implementación de Sistemas de Manejo Ambiental  
  2. Mide el nivel de compromiso que las unidades administrativas y unidades académicas tienen en la gestión ambiental  
  3. Mide la funcionalidad en el manejo de sus recursos  
  4. Mide el consumo de energía  
  5. Mide el consumo de agua  
  6. Las Compras sustentables  
  7. El Consumo responsable de materiales de oficina  
  8. Manejo integral de residuos  
  9. Educación, capacitación y difusión  
  10. Seguimiento y evaluación 
  • Por tres años consecutivos (2018-2019-2020), la BUAP se posicionó dentro de los 3 primeros lugares a nivel nacional como la Universidad más sustentable en México, de acuerdo con el UI Green Metric World University Ranking. Posicionándose en 2020 el lugar 84 de mas de 912 universidades a nivel mundial.
  • Se cuenta con un Programa institucional de captación de CO2 “Adopta un Árbol”, es un programa de reforestación iniciado en 2018, cuyo objetivo es plantar árboles y arbustos para captar CO2. 
  • Instalamos un “Vivero universitario” manejado por alumnos de servicio social y prácticas profesionales, como un espacio para reproducción, manejo y cuidado de plantas que se usarán en la reforestación de áreas verdes universitarias y de diferentes comunidades.
  • En cuanto al tema del agua se han desarrollado 77 proyectos de ecoeficiencia, con la capacitación y asesoría por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y académicos especialistas de la Universidad, el objetivo de estas acciones es disminuir los patrones de consumo y generar ahorros económicos y mejoras ambientales a la Institución. 
  • En colaboración con la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA), se instaló el primer Espacio de Cultura del Agua capacitando a 129 responsables ambientales como Facilitadores de Agua y Educación.  

 
Buenas prácticas en el ámbito social: 
 

  • Se cuenta con un Centro Universitario de Participación Social (CUPS), con el objetivo de contribuir a mejorar las condiciones de vida de núcleos sociales marginados de nuestro estado y, al mismo tiempo, promover un proceso formativo para los universitarios dentro del ámbito social a través de las materias de servicio social y práctica profesional.  
  • Otras actividades de vinculación han sido campañas de recolección de residuos valorizables (Tapatón y el Reciclatón). Con este programa se reciclan residuos que son traducidos en recursos, donados a la Fundación Down de Puebla A.C y a la Fundación Salva al Mar o al programa de escuelas comunitarias del CUPS. 

 
Buenas prácticas en el ámbito administrativo:  

  • Contamos con una Contraloría General es un Órgano de Control de la BUAP cuyo objetivo es vigilar el adecuado registro y aplicación del patrimonio universitario, mediante auditorías objetivas e imparciales, así como actividades de seguimiento para el cumplimiento en la rendición de cuentas.
  • La BUAP, con la convicción de mantenerse como referente nacional e internacional, actualiza el Sistema Integral de Gestión Institucional para incorporar el Sistema de Gestión Antisoborno (SGAS) ISO 37001. Esta certificación sentará las bases para la formalización y documentación de los procesos que brindan. Siendo la primera universidad en México en obtener esta certificación antisoborno
  • Contamos con una Unidad de Transparencia, Acceso a la información y protección de Datos personales. 

Buenas prácticas educativas 

  • La Coordinación General de Desarrollo Sustentable además de la Vicerrectoría de Docencia y la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, llevan a cabo estrategias en educación como ciclos de conferencias, cursos, diplomados, investigación con el objetivo de difundir y capacitar en desarrollo sostenible.  
  • Se acaba de implementar el primer Diplomado en Educación para el Desarrollo Sostenible en la BUAP, que permitió a nuestra universidad asumir el rol sustantivo de promoción de la sustentabilidad a través de la trasversalidad de esta como principio de actuación hacia el interior y exterior del quehacer universitario, permitiendo a los docentes incorporar en sus secuencias didácticas la perspectiva de sostenibilidad como agente transformador atendiendo los principios de la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) del modelo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y en el marco del Modelo Universitario Minerva.
  • Se trabajan diferentes proyectos de “ACCION”, que integran ciertos temas clave en la formación integral del estudiante, atendiendo a los enfoques propios de la Educación Transformadora para la Ciudadanía Global, que son: justicia global y derechos humanos; género y coeducación; interculturalidad e inclusión; participación; y sostenibilidad ambiental.

 
¿Cuál es la situación actual de la RSE en vuestro sector y sus principales barreras y obstáculos? 
 
La situación actual en el sector educativo responde a un proceso pausado de incorporación a la Responsabilidad Social Universitaria ya que se ha venido dando al margen del modelo de Responsabilidad Social Empresarial, y se ha ido adoptando a la Responsabilidad Social Universitaria, a pesar de ello, se ha logrado por el rol que la Institución tiene como lo es en la formación de sus integrantes para construir ciudadanía consciente y solidaria, así como en la difusión de conocimientos sociales pertinentes y en la promoción de la participación social de todos sus integrantes. 
 
¿Cuáles son los otros grandes retos y desafíos de tu empresa en materia de RSE? 
 
Uno de los actuales desafíos es lograr la transversalidad y la sistematización del pensamiento ético y filosófico de la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) como una cultura organizacional de gestión midiendo sus impactos directa e indirectamente. 
 
La RSU como actividad sustantiva, ayudaría a que todas las iniciativas y el quehacer universitario se involucre con los patrones de consumo, de educación e investigación en desarrollo sostenible y de responsabilidad social. 

Otro desafío es lograr la transversalidad de la educación para el desarrollo sostenible (con los 17 ODS) en todas las disciplinas académicas e integrar el concepto de RSU en todos los requerimientos educacionales para académicos, docentes y administrativos.

Este artículo forma parte del Dosier Corresponsables Empresas WorldCob-CSR.