“Integrar la sostenibilidad en un modelo de negocio es el resultado de una evolución de los diferentes aspectos que componen la RSC” | Corresponsables.com España

“Integrar la sostenibilidad en un modelo de negocio es el resultado de una evolución de los diferentes aspectos que componen la RSC”

Choni Fernández es Directora de Servicios Centrales de PortAventura. En esta entrevista para Corresponsables, reflexiona sobre la evolución de los conceptos de RSE y sostenibilidad.

13-10-2021

Oímos cada vez más hablar de RSC y Sostenibilidad (RSC/S) hasta el punto de que se ha convertido en mainstream. ¿Por qué crees que está tan “de moda”?
 
Yo no diría que “está de moda”, sino que la sociedad, las personas y por ende las empresas, somos más conscientes de que hay que cuidar del bienestar, de la salud de las personas y del planeta para asegurar nuestro futuro. Y esto es lo que llamamos sostenibilidad.
 
 
En vuestra actividad diaria os relacionáis con pymes (proveedores, clientes, etc.). ¿Consideras que la RSC/S también está de moda en su caso?
 
Integrar la sostenibilidad en un modelo de negocio es el resultado de una evolución de los diferentes aspectos que componen la RSC. No todas las empresas están en el mismo punto.
 
Sí te diría que todo el mundo hace algo: quizás a nivel ambiental, quizás en su relación con los empleados... pero todos tenemos un recorrido mayor o menor para integrar plenamente la sostenibilidad en el día a día del negocio.
 
Esta tendencia responsable y sostenible tiene su reflejo en las demandas de los stakeholders hacia la organización. ¿En cuáles de tus grupos de interés has notado un cambio más notable? ¿destacarías algún caso concreto?
 
Las demandas llegan de parte de todos los grupos de interés, pero sí es cierto que a nivel de clientes son los B2B (las empresas) las que han sido más exigentes, para el B2C, es decir el consumidor final, sinceramente es aún difícil ver que escogen un resort por ser más sostenible que otro.
 
Otros grupos de interés muy implicados son también los propios accionistas de la compañía o los proveedores. Finalmente, los empleados, especialmente los jóvenes, están mucho más sensibilizados que las generaciones anteriores, y estos sí pueden acabar escogiendo dónde trabajar en función de aspectos de sostenibilidad que van más allá de su salario.
 
En cuanto al departamento/área de RSC/S en tu entidad, ¿este aumento de presencia de la RSC/S se ha traducido en un aumento de recursos o de responsabilidades de tu función?
 
Si, claramente se ha traducido en mayor responsabilidad. En una empresa, para resumirlo de forma sucinta, hay dos tipos de objetivos: los financieros y de negocio, y los no-financieros. Ahora ambos tienen el mismo peso, tienen la misma necesidad de fijar objetivos, de planificar estratégicamente, de reportarlos, además con visibilidad total a todos los órganos de la empresa. Por tanto, ha recaído mucha más responsabilidad en los responsables de sostenibilidad que se encargan de la parte no-financiera.
 
A nivel de recursos, diré que se han incrementado notablemente las inversiones en proyectos de sostenibilidad, PortAventura World, por ejemplo, va a construir una planta fotovoltaica por un importe de 6 millones de euros. Son claramente volúmenes de inversión en RSC que antes no se daban. Si hablamos de equipo, el área de RSC no ha crecido, porque si la sostenibilidad está integrada en cada departamento, es cada departamento quien debe gestionar la parte que le corresponda.
 
El “tsunami regulatorio” que se viene es una de las razones por las que la RSC/S está en boca de todos ¿qué adaptaciones a la regulación te van a dar más trabajo en el próximo año?

Sin duda la ley de Cambio Climático y Transición Energética donde se recoge al turismo sostenible como una de sus prioridades en la lucha contra el Cambio Climático.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: La RSC/S está de moda, ¿y...?, promovido por la Asociación DIRSE