ODS 17. "En este tiempo de pandemia, DIRSE ha crecido exponencialmente, y esto es señal de que lo estamos haciendo bien" | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 PYMES
Sectores:
 Consultoría

ODS 17. "En este tiempo de pandemia, DIRSE ha crecido exponencialmente, y esto es señal de que lo estamos haciendo bien"

Entrevista a Elena Valderrábano, hasta hace poco presidenta de DIRSE y directora Global de Ética Corporativa y Sostenibilidad en Telefónica

28-05-2021
Elena Valderrábano

Entrevistamos a Elena Valderrábano, hasta hace poco presidenta de DIRSE, que nos habla sobre su trayectoria en la Asociación durante los seis años de su presencia en la Junta, dos de ellos desempeñando el cargo de presidenta. Elena nos explica cómo durante la pandemia, DIRSE ha crecido exponencialmente gracias al trabajo en el fortalecimiento de los profesionales de la RSC y cómo la sostenibilidad tiene que estar integrada en el core de cada organización.

Tras finalizar recientemente su etapa como presidenta de DIRSE, Elena, también directora Global de Ética Corporativa y Sostenibilidad en Telefónica, asegura que es hora de dar paso a otros socios que traigan nuevas ideas y perspectivas para favorecer la rotación de los miembros de la Junta y no perder la frescura necesaria en una entidad centrada en los profesionales.

Esta conversación pertenece al Ciclo de Entrevistas a DIRSE, producto de la alianza entre ObservaRSE y la Asociación de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE).

¿Qué te animó a presentar tu candidatura a la junta de DIRSE? ¿Cómo ha sido y cómo se ha desarrollado tu paso por la entidad acompañada por la junta?

Fue Toni Ballabriga, el anterior presidente de la Asociación, quien me convenció de presentarme a la Junta. En esos momentos, Toni había iniciado un proceso de reconfiguración y de replanteamiento del futuro de DIRSE, y me había invitado a formar parte de ese proceso. Tras este periodo de transformación, me invitó a presentarme a la Junta. Desde entonces, he estado seis años en la Junta: dos años de vicepresidenta y otros dos años de presidenta.

¿Qué iniciativas responsables y sostenibles se han llevado a cabo durante su presidencia? ¿Qué hitos destacaría?

Una presidencia a dos años que ha pasado volando y uno de ellos, con pandemia incluida. Lo que nos obligó a trabajar intensamente y a considerar nuevos planteamientos. Hubo que readaptarse enseguida, por ello desde la Asociación se decidió suspender un hito tan importante para nosotros como TransveRSa, trasladar a formato online todos los eventos, incluida la Asamblea General de Socios, como nos autorizaba la ley. No todo han sido baches, también hemos elaborado el primer estudio con EY sobre el “impacto de la covid-19 en las prioridades de la RSC/sostenibilidad y en el rol de sus profesionales” (DIRSE & EY, 2020/06), y para dar continuidad a esta evaluación se creó el “Barómetro DIRSE-EY sobre la relevancia y funciones dirse” (DIRSE&EY, 2020/12) que está viendo respaldados sus resultados por informes de otras organizaciones más recientes.
Por otro lado, hemos dado grandes pasos en nuestra continua búsqueda de reforzar el valor añadido a nuestros asociados, que no son solo directores sino un conjunto de profesionales de la RSC/S (directores, consultores, académicos, mandos intermedios…).
Asimismo, hemos continuado creando alianzas y formalizando acuerdos con otras organizaciones del sector, siempre teniendo muy claro que todos aportamos y que cada entidad, pese a trabajar en el ámbito de la RSC/Sostenibilidad, se especializa en un área. Fortalecer la función del dirse, o profesional de la RSC/S, ha sido, y seguirá siendo, nuestra especialidad. Eso es algo que he tenido muy en mente durante mi mandato.
Es un mundo incierto, ya que uno se tiene que adaptar a los constantes cambios, y la figura del profesional es cada vez más relevante.
Saber cuáles eran sus necesidades y en qué cosas quería participar para crecer como profesional.

¿Cuál consideras que ha sido tu principal aportación de valor en la Asociación DIRSE en estos años? ¿Cómo era antes y cómo es ahora?

El compromiso, como miembro de la Junta, es adaptarse a los cambios sociales que se detecten y a las necesidades que tengan los profesionales de la RSC/S en cada momento. Una cosa que me gusta mucho de DIRSE es que, gracias a su modelo de gobierno corporativo, la Junta se renueva cada poco tiempo, lo que le confiere mucha frescura y mi experiencia de trabajo en ella ha sido muy agradable y dinámica. Obviamente, tenemos un puntal que es la dirección de Miwi Clavera que permanece inalterable, aunque cambie la “primera línea”, pero el foco que le otorga a la Asociación cada Junta es diferente al incorporarse personas nuevas, eso sí, siempre guiadas por la misión de fortalecer al profesional de la RSC/S.
Precisamente ha sido ese dinamismo, el gran aporte, no solo de mi presidencia sino de todos los miembros que formaban parte de la Junta y lo que nos ha facilitado la adaptación a todos los cambios que se han producido. Casi todas las asociaciones, en estos meses de crisis y pandemia han perdido socios, sin embargo, DIRSE ha aumentado su base social y crecido exponencialmente, como reflejo de que las cosas se están haciendo bien. No solo hemos crecido en socios individuales, sino también en socios protectores o empresas que apoyan nuestra causa.

¿Cuáles consideras que son los motores de este auge de la Responsabilidad Social en estos momentos de la pandemia? ¿Cómo podemos seguir impulsando desde las organizaciones?

La pandemia ha acelerado muchos procesos que estaban pendientes, ha anticipado tendencias, como la digitalización de las organizaciones y la sociedad en general. En términos de sostenibilidad ha ocurrido un poco lo mismo, las iniciativas e inquietudes estaban ahí, y la crisis sanitaria los ha puesto de relevancia y en especial su implantación en la estrategia de las empresas. Es fundamental saber que, si tus clientes/usuarios no tienen trabajo, ingresos o están enfermos, debes adaptarte a esa nueva realidad. Las necesidades sociales y el cambio climático son aspectos que tienen mucha incidencia en la prosperidad, en el desarrollo de nuevas formas de trabajar, de la actividad de las empresas, etc. Eso es lo que se ha acelerado debido a la pandemia. No tanto la aparición de tendencias nuevas, sino en la importancia de la integración de algunas de las temáticas ya vigentes en la actividad de cualquier organización. 

¿Qué mensaje te gustaría transmitir a todos aquellos profesionales que se han presentado a la junta de DIRSE?

La verdad es que estoy muy contenta. Hemos batido el récord de candidaturas para ser miembro de nuestra Junta, y ello se traduce en que hay un gran interés e implicación por parte de los socios para hacer que sigamos mejorando. Y lo bueno es que en DIRSE todos podemos participar. Es fundamental que los socios y otras organizaciones sigan apoyando nuestra causa porque la profesión de la RSC/S se hace entre todos. Yo ya no voy a estar en la Junta, pero voy a promover el nuevo programa formativo LÍDER dirse que hemos lanzado recientemente para continuar apoyando a los dirses en el desarrollo de sus competencias directivas, esta vez de la mano de Resulta2 y dirigido a profesionales más sénior, que quieran crecer y asumir el rol transformador que demandan las organizaciones para enfrentar los nuevos retos de nuestra sociedad.

¿Qué retos y desafíos nos podemos encontrar y se encontrará DIRSE a futuro en el ámbito de la Responsabilidad Social?

Un reto que parece baladí, pero que no lo es para todos los que nos dedicamos a esto, es el nombre de “RSC: Responsabilidad Social Corporativa, Responsabilidad Corporativa, Responsabilidad Social, Sostenibilidad… Creo que la tendencia, lo que ya está sobre la mesa y parece que se va a quedar, es la denominación de “Sostenibilidad”. La SGE (Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable) es un término muy específico de analistas financieros y del mundo inversor. Pero lo que entiende todo el mundo por sostenibilidad es ya un concepto mucho más amplio, no solo se refiere “a lo verde”. La nueva Directiva de Reporte No Financiero ha cambiado finalmente su nombre a “Reporte de Sostenibilidad”. Los profesionales de la RSC debemos ir hacia ese camino de la denominación de Sostenibilidad.
Por otro lado, el gran reto que siempre ha tenido el DIRSE es que realmente la Sostenibilidad esté en la estrategia empresarial. Yo creo que esto es clave, y supone EL GRAN reto. Ahora, creo que lo tenemos mucho más fácil, porque ya es una tendencia social, una tendencia del mundo inversor y regulador; y tiene que estar en la estrategia de cualquier organización.

Aquí puedes escuchar la entrevista completa a Elena Valderrábano