ODS12. "La sostenibilidad ha pasado a tener un enfoque de negocio que busca generar valor a largo plazo" | Corresponsables.com España

ODS12. "La sostenibilidad ha pasado a tener un enfoque de negocio que busca generar valor a largo plazo"

Entrevista a Javier Sabalza Usoz, Director de Organización, Sostenibilidad y transformación LEAN de ACR Grupo

01-07-2022

Hablamos con Javier Sabalza Usoz, Director de Organización, Sostenibilidad y transformación LEAN en ACR Grupo​ cuya misión y visión es asumir el liderazgo para transformar la construcción hacía una industria responsable, sostenible e innovadora. Javier Sabalza  asegura que desde la perspectiva medioambiental, el reto principal del Grupo es tomar conciencia del impacto de su actividad en el entorno para afrontar aspectos como la reducción de la huella de carbono, el impulso a la economía circular; y encontrar fórmulas que aseguren la sostenibilidad económica de la actividad.

Esta conversación pertenece al Ciclo de Entrevistas a DIRSE, producto de la alianza entre ObservaRSE y la Asociación de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE).

¿Cuál es la misión-visión de Construcciones ACR y qué valores impulsa?

Somos una constructora comprometida con el futuro, que, desde nuestra fundación en 1973, trabajamos en constante transformación para estar a la vanguardia del sector. Nos hemos propuesto asumir el liderazgo de transformar la construcción hacia una industria, cada vez más responsable, innovadora y sostenible.

Para lograrlo, nos apoyamos en una serie de principios que guían nuestras relaciones y proyectos. Partimos de un enfoque basado en la colaboración radical, con una orientación estratégica que alcanza a todos los niveles de nuestra actividad. Buscamos crear relaciones basadas en la transparencia, la confianza y el beneficio mutuo.

Además, apostamos por la sostenibilidad como eje transversal, lo que quiere decir que abarcamos nuestros proyectos desde un punto de vista sostenible en términos económicos, sociales y medioambientales, con el objetivo de conseguir un impacto positivo para el entorno y el conjunto de la sociedad.

Animados por nuestra filosofía Lean, que nos guía hacia la mejora continua, creemos que la innovación puede y debe revolucionar la construcción para adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad. Para nosotros es más que un motor, es parte de nuestro ADN. Fruto de esta actividad innovadora, en los últimos tres años hemos certificado 16 proyectos en I+D+i.

Y quienes hacen posible todo esto son las personas, nuestro eje. Tanto las que forman parte de nuestro equipo como las que son parte de nuestra red de colaboradores y, por supuesto, nuestros clientes. Nuestro compromiso con las personas y el entorno que nos rodea se manifiesta en un saber hacer de manera responsable, lo que confiere integridad a nuestros proyectos y nuestras relaciones.

¿Cómo ha evolucionado la Responsabilidad Social y la Sostenibilidad de estos años hasta la actualidad y sus principales áreas estratégicas?

En los últimos años la RSC y la Sostenibilidad han dejado de entenderse como una serie de acciones meramente reputacionales pero que no generaban valor para la empresa, y han pasado a ser aspectos integrados en las estrategias de negocio. De hecho, somos muchas las compañías que hemos evolucionado en este aspecto, dando un paso más allá y redefiniendo nuestro propósito corporativo para orientarlo hacia la sostenibilidad.

En esta evolución es importante destacar también que la sostenibilidad ha pasado a ser entendida en un sentido integral, no solo desde la perspectiva medioambiental, sino también social y económica. La conservación del planeta tiene que ir de la mano del desarrollo social y del crecimiento económico, necesario para que la sostenibilidad sea rentable a largo plazo.

Todo este cambio se ha producido acompañado de la propia demanda de la sociedad. Por ejemplo, en nuestro sector ya hay informes que demuestran gran parte de la población estaría dispuesta a invertir en una vivienda sostenible. Por lo tanto, la sostenibilidad ha pasado a tener un enfoque de negocio que busca generar valor a largo plazo para las compañías abriendo un dialogo continuo con los grupos de interés.

Un ejemplo claro de esta visión de la sostenibilidad como enfoque de negocio en nuestro sector es el impulso a la construcción industrializada. Para conseguir una construcción sostenible es necesario evolucionar hacia un modelo industrial, que tiene como ventajas ser más respetuoso con el medio ambiente, contemplar mayores estándares de calidad y, sobre todo, ofrecer condiciones laborales de seguridad, estabilidad y confort que son mucho más inclusivas y atractivas para un sector en el que escasea el talento cualificado.

¿Qué iniciativas o proyectos podrías compartir de la estrategia de Responsabilidad Social y Sostenibilidad de la organización? ¿Cuáles son sus principales beneficios y beneficiarios?

Es importante conocer que la construcción es responsable del 36% de la generación de residuos y del 30% de la generación de emisiones de gases de efecto invernadero, por citar algunos datos. Conscientes de estos datos y del impacto que nuestra actividad genera en el entorno, en ACR llevamos años desarrollando iniciativas y proyectos enfocados a reducirlo.

Creemos que nuestra compañía debe aportar valor no solo a nuestros clientes y accionistas, sino a toda la comunidad. Queremos que nuestros proyectos perduren y contribuyan a mejorar el espacio donde se erigen. Y para conseguir este objetivo, trabajamos bajo un marco de sostenibilidad integral, un compromiso que tenemos quienes formamos parte de la compañía, transversal a todas las áreas y que hemos articulado en nuestro Plan Director Sostenible.

Desde el punto de vista medioambiental, promovemos una construcción responsable, eficiente y sostenible, con una planificación anticipada de nuestras actividades en la que optimizamos los recursos, haciendo uso de energías más limpias y materiales menos contaminantes. Aplicamos criterios de economía circular tanto en la gestión de nuestros residuos como de los materiales que incorporamos a nuestras obras. En este sentido, participamos en AIN Circular Platform, un proyecto financiado por el Gobierno de Navarra para desarrollar estrategias de economía circular en cinco sectores relevantes de la economía navarra.

Además, con el objetivo de contribuir a lograr una economía baja en carbono, fuimos la primera constructora centrada en la edificación residencial en formar parte del Registro de Huella de Carbono del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, con Alcance 1+2 y 3. Llevamos ya tres años consecutivos certificando nuestra huella de carbono.

En el plano social, en ACR queremos convertirnos en un gran lugar para trabajar. Esto nos lleva a incorporar políticas y metodologías que consideran las mejores prácticas en la gestión de personas, para conseguir que ACR sea un lugar donde los profesionales quieran desarrollar sus carreras. Apostamos por un modelo meritocrático y profesionalizado que engloba ámbitos organizacionales y de compensación, así como el desarrollo de programas de gestión del desempeño, que impulsan la detección de potencial y el desarrollo de nuestro talento.

Así mismo, hemos consolidado iniciativas formativas, alianzas y colaboración con la Fundación Laboral de la Construcción y diferentes universidades, en búsqueda de la atracción y cualificación de profesionales, anticipándonos en la planificación del relevo generacional.

¿Cuáles consideras que tienen que ser las principales acciones que deben implementar las organizaciones para que la Responsabilidad Social Corporativa y la Sostenibilidad sean también valores transversales?

En primer lugar, indicaría que las empresas tenemos que creernos que debemos actuar con responsabilidad. Debemos identificar la verdadera aportación que podemos hacer a la sociedad y, con ella, formular nuestro propósito como compañía y analizar qué impacto y qué riesgos genera nuestra actividad y nuestras decisiones en la sociedad y su perdurabilidad en el tiempo. Tras este análisis, es necesario encontrar la manera de maximizar nuestra forma de generar valor, con una perspectiva a largo plazo y consiguiendo el compromiso de la Dirección, las personas de la organización y todos los grupos de interés.

Tenemos que entender que la Sostenibilidad tiene impacto en todas las funciones de la compañía y da apoyo a todas las áreas. Por ello requiere de un esfuerzo constante y debe estar integrada en la estrategia de la empresa al más alto nivel.

En segundo lugar, es necesario tomar conciencia de la importancia de la colaboración entre todos los agentes implicados. Para de poder cumplir con las medidas que nos hemos propuesto, el desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las agendas que desde la Unión Europea nos marcan, tenemos que remar todos en el mismo sentido, escuchándonos y buscando juntos las oportunidades de mejora que nos ayuden a conseguir los objetivos.

En ACR tenemos la suerte de contar con unos líderes que no solo recogen el guante de la responsabilidad, sino que sienten la responsabilidad de avanzar por este camino. Gracias a ello, han impulsado la definición de nuestro propósito corporativo, que pasa por liderar la transformación de la construcción hacia una industria, para que nuestra actividad sea cada vez más responsable, innovadora y sostenible.

Mirando hacia el futuro, ¿cuáles son los principales retos para cumplir la Agenda 2030 a los que se enfrentan las organizaciones y, en concreto, Construcciones ACR?

El gran reto de la década para nuestro sector es transformar la construcción hacia una industria, para que sea cada vez más responsable y sostenible. Y la urgencia para poder hacer esto realidad es afrontar la falta de talento cualificado. Porque son las personas, nuestro talento, quienes serán capaces de hacer evolucionar el sector, abrazando e impulsando las tendencias y nuestra transformación. Su compromiso con el cambio es fundamental.

Desde la perspectiva medioambiental, el reto principal es tomar conciencia del impacto de nuestra actividad en el entorno. De esta forma podemos afrontar otros aspectos como la reducción de la huella de carbono, el impulso a la economía circular etc.

Por último, y no menos importante, es necesario encontrar fórmulas que aseguren la sostenibilidad económica de nuestra actividad, compartiendo los riesgos y beneficios entre todas las partes implicadas. Conseguir una sostenibilidad económica es fundamental, ya que sin ella no se podrán abordar los otros grandes desafíos de nuestro sector.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables.