"Las crisis deben servir para generar una transformación sistémica de nuestro modelo económico y productivo"

Economistas Frente a la Crisis es una iniciativa impulsada en 2011 por un grupo de profesionales de distintas disciplinas -no sólo economistas- que, preocupados con el diagnóstico y los principios bajo los que la crisis económica fue gestionada, consideraron necesario hacer oír su voz en el debate social. Entrevistamos a Sara Ladra, miembro de la Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis, para conocer la apuesta de la entidad por un modelo económico empresarial inclusivo y sostenible.

17-11-2021

¿Qué importancia tiene para vuestra organización haberse adherido al Manifiesto por un nuevo modelo económico y empresarial inclusivo y sostenible en España?

Con la adhesión a este Manifiesto, desde Economistas frente a la Crisis nos unimos a un movimiento que aúna a otros economistas, juristas, ecologistas, politólogos, activistas de la sociedad civil, etc. con el objetivo de reclamar a la administración y los poderes públicos un impulso decidido para promover un nuevo modelo económico y empresarial más justo, sostenible e inclusivo.

¿Por qué una figura legal que reconozca e impulse las empresas con propósito es necesaria en España?

En primer lugar, desde la aprobación en 2015 de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y a menos de 10 años para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la situación en nuestro país en materia social, laboral y medioambiental no ha mejorado sustancialmente.

Solo atendiendo a los datos de nuestro país: el 21% de la población vive en riesgo de pobreza en España y siete de cada diez personas de entre 18 y 34 años siente desesperanza de cara al futuro. La precariedad que presenta el mercado laboral es una de las razones por las cuales la juventud española mantiene una de las tasas de emancipación más tardía en comparación con la media europea, así como por lo que la natalidad en España ha descendido significativamente en los últimos años. En este sentido, la tasa de paro en nuestro país (15,98%) sigue en niveles superiores a principios de 2018 y en el caso de la población joven sigue rozando el 40%.

Además, la brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en el 11,9% . En materia medioambiental, los retos también son significativos. Más del 70% de la energía producida y consumida en España sigue procediendo de combustibles fósiles y casi el 11% de las muertes en nuestro país se deben a la contaminación. Por tanto, los retos a los que nos enfrentamos como sociedad son relevantes. Y en el esfuerzo por lograr los objetivos que nos marcan la Agenda 2030, el Acuerdo de París o el Pacto Verde Europeo, debemos sumar a todos los actores, incluyendo al sector privado.

Por otro lado, en España, a diferencia de otros países de nuestro entorno como Italia, Francia o Reino Unido, y de otros países como EEUU y muchos de Latinoamérica, no disponemos de una figura jurídica que reconozca a las empresas que, más allá de buscar un beneficio económico, demuestren que tienen un impacto positivo en la lucha contra las desigualdades sociales y la crisis climática. Está demostrado que estos modelos empresariales triple balance, contribuyen a dar respuesta a los retos sociales y medioambientales a los que nos enfrentamos.

Por último, creemos firmemente que las últimas crisis económicas, siendo la última la provocada por la pandemia COVID-19, unidas a la crisis sanitaria y a la crisis climática que estamos viviendo debe servir para generar una transformación sistémica de nuestro modelo económico y productivo, hacia uno más justo, más sostenible e inclusivo.

¿De qué forma está vuestra organización apostando por el desarrollo de buenas prácticas socialmente responsables que contribuyan a la consecución de los ODS?

Bueno, en nuestro caso, al tratarse de una asociación sin ánimo de lucro, sin un espacio físico como sede y con poca actividad de eventos, nuestra contribución al desarrollo de prácticas socialmente responsables la hacemos institucionalizando el debate y elaborando propuestas que contribuyan a transitar hacia un modelo económico y empresarial más justo y sostenible, que promueva estándares más exigentes en materia laboral, social, climática, de transparencia y de gobernanza.

¿Cuáles son los otros grandes retos y desafíos de tu empresa en cuanto a la creación de impacto social y ambiental se refiere?

Desde Economistas frente a la Crisis tenemos el reto de seguir contribuyendo a poner el pensamiento económico y, en general, el avance de las ciencias sociales al servicio de la ciudadanía.

Lamentablemente, nacimos en 2011 con la Gran Recesión (crisis de 2008-2014) y hoy en día sufrimos no sólo una crisis económica, sino una crisis sanitaria y una crisis social de grandes dimensiones. Todo ello nos lleva a seguir defendiendo políticas económicas y sociales que generen el cambio de modelo productivo y de competitividad que necesita nuestro país.

Reducir la precariedad laboral y estabilizar el mercado de trabajo, aumentar la justicia fiscal y el gasto público, abordar las reformas regulatorias que requieren los mercados para hacerlos más justos, accesibles y asequibles (energético, vivienda…) e impulsar nuevos modelos empresariales que alineen su estrategia de negocio con la creación de valor para el conjunto de la sociedad (valor compartido) y el planeta, seguirán siendo los principales caballos de batalla para Economistas frente a la Crisis.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: Un nuevo modelo económico y empresarial inclusivo y sostenible