ODS12: "Pikolin Sostenible es el plan que recoge nuestra estrategia de futuro: un crecimiento sostenido y sostenible" | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Textil y Moda

ODS12: "Pikolin Sostenible es el plan que recoge nuestra estrategia de futuro: un crecimiento sostenido y sostenible"

Ana Robledo, Directora de Marketing de Pikolin y Cesar Isac Director de Innovación de Pikolin

01-02-2021
Ana Robledo, Directora de Marketing de Pikolin y Cesar Isac Director de Innovación de Pikolin

Entrevista con Ana Robledo, Directora de Marketing de Pikolin y Cesar Isac Director de Innovación de Pikolin, para hablar sobre el proyecto Pikolin Sostenible así como sobre la política de responsabilidad social corporativa y de Sostenibilidad del fabricante español de colchones, sombrees y productos de descanso.
 
En 2019 nacía el proyecto Pikolin Sostenible. ¿En qué consiste? 

Ana: Pikolin Sostenible es el paraguas que recoge la estrategia de futuro de la compañía que se basa en tener un crecimiento sostenido y sostenible, dos aspectos muy clave para nosotros. Al mismo tiempo es un compromiso que aplica a todas las fases de la cadena de valor, con especial hincapié en lo referente al impacto ambiental de nuestra actividad.

Pikolin Sostenible también trabaja por la implementación del modelo productivo de economía circular, que es el gran reto del sector en los próximos años. Para eso estamos apostando por el uso de materias primas de origen reciclado para disminuir los residuos generados, de manera que nos permita trabajar por la certificación “Residuo Cero”. También en 2019, lanzamos nuestro primer colchón sostenible,  EcoPik,  el primer colchón en el que la mayor parte de sus componentes, es decir, tanto la tela, como el alambre o resto de elementos de fabricación, son de origen reciclado. Es un ejemplo de cómo el producto puede orientarse con un lenguaje mucho más cercano a ese consumidor que pueda entender lo que estamos haciendo en términos de sostenibilidad.
 
Para ir desgranando todas estas acciones, vamos a empezar por el proyecto “Residuo Cero”. ¿Qué acciones engloba este proyecto?

César: Como ha comentado Ana, Pikolin Sostenible es la ordenacion de una actividad que realmente ya veníamos haciendo desde hace décadas. En esa línea, en concreto si hablamos de “Residuo Cero”, nosotros estamos hablando de certificar algo lo que Pikolin viene haciendo desde hace años, porque el Residuo Cero lo que te exige principalmente es que segreges tus residuos y depués los gestiones a través de gestores autorizados.

Todo esto, que de alguna manera ya estaba integrado en nuestra gestión (de hecho contamos desde hace años con la certificación ISO 14000), con el paraguas Pikolin Sostenible nos hemos visto empujados a tener la ambición de obtener la certificación de Residuo Cero, que en esencia supone seguir haciendo lo mismo que ya nos exigía la norma pero de una forma más exigente con nosotros mismos, de manera que estemos seguros de que todos nuestros residuos estaban siendo convenientemente gestionados, pero también que en nuestro proceso de desarrollo de los productos contemplemos las mejores decisiones orientadas a reducir el impacto de nuestros productos cuando el colchón deja de ser útil.
 
Como decía Ana, habéis lanzado hacen unos meses el colchón con menor impacto ambiental. ¿Cuáles son las características que hacen de este producto un producto más sostenible?

César: En primer lugar, quiero decir que nosotros cuando decimos que el colchón EcoPik es más sostenible es porque verdaderamente hemos cuantificado el impacto ambiental que tiene. Pikolin, desde hace tiempo, se dio cuenta de que hacía muchas cosas por la sostenibilidad, pero realmente no medíamos lo que hacíamos. Por ese motivo decidimos arrancar una nueva línea de trabajo que suponía realizar Análisis de Ciclo de Vida de nuestros productos. De esta manera cuando decimos que este colchón es sostenible lo decimos porque sabemos que tiene cuantitativamente menor impacto ambiental que un colchón promedio y mucho menor si lo comparamos con un colchón equivalente en confort.

Cuando decidimos arrancar con este proyecto, queríamos demostrarnos a nosotros y al mercado que se pueden hacer buenos colchones con un impacto ambiental notablemente menor, y podemos decir que lo hemos conseguido trabajando principalmente en los materiales porque es lo que más importa en el impacto ambiental en términos cuantitativos.

Yendo de fuera a dentro del colchón, nos encontraríamos en primer lugar con el tejido Seaqual, que es un tejido que se obtiene a partir de fibras procedentes de residuos plásticos extraídos del mar, principalmente botellas de plástico. Después nos encontraríamos con un  acolchado hecho con fibras de poliéster también de origen reciclado en más de un 90%, si seguimos hacia el núcleo del colchón nos encontraríamos con una espuma viscoelástica a partir de polioles de soja, y después, y esto es muy importante, encontraríamos un bloque de muelles carenado con espuma aglomeradas de poliuretano reciclado. Estas espumas se obtienen a partir de recortes que son resultantes de procesos de fabricación de colchones convencionales. Por último, has que destacar que el colchón tiene un núcleo de muelles: lo que reduce notablemente el impacto medioambiental respecto a un colchón enteramente de espuma. Hay que destacar que a diferencia de otros colchones, este posee una funda con cremallera  que hace posible que lavemos el colchón si es preciso, permitiendo prolongar la vida del producto, lo cual es una de las medidas más eficaces para reducir el impacto ambiental Con todo eso tenemos una notable reducción del impacto, como digo, en términos cuantitativos en lo que a los materiales se refiere y, además, tenemos un producto que va a ser más duradero, porque hemos vigilado, y mucho, la durabilidad del mismo.

Todos estos criterios se alinean con los parámetros del ecodiseño, que también es uno de los objetivos de los que estamos trabajando en Pikolin Sostenible. Queremos hacer ecodiseño, como hemos hecho siempre, pero mejor. Porque, si bien siempre hemos intentado siempre utilizar materiales reciclados y reciclables y en la medida de lo posible buscar valor para los residuos de nuestros procesos productivos, lo hemos hecho un poco por intuición, con poca ciencia. Sin embargo, ahora lo estamos haciendo ordenadamente, de acuerdo a unos criterios que están establecidos con unas normas que permiten cuantificar la eficacia de nuestras acciones.
 
Vuestra planta de Zaragoza cuenta con una tecnología de última generación en materia energética y medioambiental. ¿Qué novedades habéis incorporado?

César: Voy a hablar de dos: Una que hay que destacar es que tenemos un sistema de control del consumo energético, basado en una red SIMATIC de Siemens, que nos ha permitido tener una reducción de consumo de gas para la climatización en torno al 40%, así como una reducción de consumo eléctrico en los procesos productivos. Para ello hemos tenido que dotar a nuestras máquinas e instalaciones de unos sistemas de sensorización conectados en SCADA que permiten realizar una vigilancia en tiempo real optimizando el uso de la calefacción, por ejemplo, o el arranque de un horno.

Y luego, hay otra que es muy importante: Nosotros al hablar de sostenibilidad tenemos un foco muy amplio y abarcamos, por supuesto, la materia de medio ambiente pero también queremos hablar de sostenibilidad de la empresa y de bienestar de nuestros trabajadores. Nosotros entendemos la sostenibilidad como ese paraguas tan amplio que cubre todos estos aspectos. En ese sentido, la climatización de las naves, donde está la mayor cantidad de nuestros trabajadores es muy importante. Hemos hablado de calentar, pero también refrigeramos en verano, y lo hacemos con un sistema bastante especial que se basa en evaporación de agua y no en electricidad, lo que nos permite tener esta refrigeración que necesitan nuestros empleados en verano también de una manera muy sostenible.
 
¿Cómo reflejáis vuestro compromiso frente al cambio climático?

César: Para empezar con una clara declaración de intenciones, que todos los empleados conocen por estar accesible en cualquier punto de información de la empresa y que a su vez queda reflejada en nuestra Responsabilidad Social Corporativa. Obviamente no nos quedamos ahí, después hay un definido un plan de acción muy claro, que se supervisa periódicamente por un comité de medio ambiente, respaldado por la dirección general donde participamos la mayor parte de las direcciones de los departamentos. En este comité se establecen planes de mejora y se hace el seguimiento de los proyectos.

Para ser más concreto, nosotros, por ejemplo, cumplimos con la ISO 14000, de medio ambiente, y estamos certificados como tal. También cumplimos con la ISO 50001, de eficiencia energética. Como he dicho, ahora vamos a por el Residuo Cero y estamos estableciendo pautas para procedimientar de manera formal el Ecodiseño. Pues bien, este compromiso, simplificando mucho, lo que demuestra es nuestra intención a hacer las cosas cada vez mejor pero además, con método, con rigor y con espíritu permanente de mejora continua.

¿Cuáles son los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los que os habéis comprometido a corto y medio plazo en Pikolin?

Ana: Desde Pikolin, nos hemos alineado con cinco ODS que son sobre los que trabajamos con cinco planes de acción concretos que nos permiten crear un paraguas de comunicación interna donde todos los trabajadores se puedan sentir  involucrados. En concreto, los Objetivos de Desarrollo Sostenible que trabajamos son el ODS3, Salud y Bienestar, creando un plan llamado Pikolin Salud, donde apostamos por un entorno de trabajo saludable para nuestros empleados, diseñamos productos que protejan el bienestar de nuestros consumidores y, por último, velamos por la seguridad laboral, aspecto clave para nosotros, donde registramos un volumen realmente muy bajo de accidentes.

También trabajamos en el ODS 8, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, donde tenemos un plan llamado Pikolin Talento, cuyo objetivo es el de la búsqueda y creación de oportunidades de negocio y de empleo. Estamos en Aragón, en Zaragoza, y como empresa tenemos una destacada repercusión en nuestra región. Tenemos el proyecto Pikolin Futuro, donde trabajamos con estudiantes, a los que incluimos en nuestro programa de becas para que nos acompañen en sus primeras experiencias laborales y en los que invertimos en formación y desarrollo profesional.

Al mismo tiempo, estamos comprometidos con el ODS 10, Reducción de Desigualdades, y lo trabajamos bajo el programa Pikolin Igualdad.  Creemos en la igualdad de oportunidades y trabajamos en la diversidad desde todos los ámbitos. Dado nuestro alto compromiso con la comunidad de Aragón, trabajamos especialmente con diversos colectivos minoritarios de la zona.

Una parte importante para nosotros es la donación de producto como manera de ayudar a estos colectivos. Este año de pandemia, ha habido gran necesidad de camas, y se han necesitado gestionar donaciones de producto en los momentos mas duros del confinamiento. Solo este pasado año hemos donado más de 2.000 equipos de descanso. Es una manera en la que, desde Pikolin, buscamos aportar nuestro granito de arena para que todos podamos tener el descanso que merecemos. 

También trabajamos el ODS 12, Producción y Consumo Responsables, donde estaría el programa de Pikolin Sostenible del que ya hemos hablado. Y por último, el ODS 9,  Innovación y Desarrollo, cuyo protagonista es  Pikolin Innova. El I+D forma parte del ADN de la compañía, es un motor de crecimiento importantísimo para nosotros. Con más de 100 patentes en el mercado, actualmente trabajamos por poner la innovación al servicio, no solo del producto, sino de nuestros consumidores. Poner al consumidor en el centro es la manera de garantizar el crecimiento futuro del grupo.
 
¿Cuáles son los retos de futuro en Pikolin en torno a la responsabilidad social y la sostenibilidad?

Como decía, lo que intentamos es que nuestro crecimiento sea sostenido y sostenible, que vayamos creciendo como grupo de manera responsable. Así, para nosotros el gran proyecto es conseguir la certificación del Residuo Cero. Este año, lamentablemente, por la situación no lo hemos podido concluir, y retomaremos el proyecto el próximo año. Asimismo, nuestro compromiso con los ODS se mantiene intacto, ya llevamos tres años trabajando estos 5 ODS comentados, y comunicándolos internamente para que toda la compañía se sienta involucrada con este compromiso.

También serán claves en nuestra estrategia de futuro, todos los proyectos que ha mencionado César en los que trabajamos por mejorar nuestros datos de energías verdes, por  continuar avanzando en el ecodiseño y conseguir que toda estrategia  sea transversal a la compañía.
 
 
Escucha aquí la entrevista completa con los protagonistas: