“No podemos convertir los ODS en solo una oportunidad de negocio” | Corresponsables.com España

“No podemos convertir los ODS en solo una oportunidad de negocio”

El 85% de la población vive en grandes ciudades y el resto diseminadas en pequeñas poblaciones, lo que genera, un desequilibrio y descompensación del CO2 que generan nuestras ciudades. Si el mundo rural se abandona, el desequilibrio será mucho más patente. Por ello, Alma Natura trabaja para la reactivación rural frente al reto demográfico. Nos lo explica en esta entrevista Juan José Manzano, Responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales en Alma Natura.
 

13-09-2021

¿De qué forma está vuestra organización está apostando por el desarrollo de proyectos innovadores que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas? ¿Nos puedes explicar brevemente vuestra evolución hasta la actualidad?

La contribución que nosotros hacemos a los Objetivos de Desarrollos Sostenibles son fundamentalmente, por ejemplo, el ODS número 11 de Ciudades y Comunidades Sostenibles.

Cuando no todas las personas de nuestro país viven en una gran ciudad, hacemos muchísimo más sostenible las ciudades y, por tanto, es una nueva oportunidad para el mundo rural. Se trata de una reactivación del mundo rural.

También trabajamos en objetivos como la mejora de la calidad de la educación en zonas rurales; lo que tiene que ver, por supuesto, con igualdad de género, el ODS número 5; en la acción por el clima, o en las alianzas para lograr los objetivos, que es el ODS número 17 y que es absolutamente fundamental en nuestro trabajo y en la consecución de nuestros objetivos.

Nos comentas que las alianzas son fundamentales en vuestra labor. ¿Cómo las lleváis a cabo o con qué tipo de entidades?
En materia de alianzas, hemos sufrido una importante evolución hasta la actualidad. En nuestros casi 25 años de experiencia como empresa social, podemos decir que la clave está en esa alianza en la que todos ponemos lo mejor de nosotros para cumplir con el foco que se comparte, con la estrategia compartida.

Si bien es verdad que en los primeros años solo trabajamos para la administración pública, en los últimos años hemos hecho alianzas público-privadas que han compartido un mayor impacto sobre nuestro propósito de reactivación rural.
Creo que esa es la evolución fundamental nuestra que nos ha permitido no solo resolver muchos de los problemas que habitan o cohabitan en el mundo rural, sino implicar a muchas organizaciones públicas y privadas que han visto como con el trabajo de todos se pueden conseguir grandes objetivos.

Por otra parte, también vemos fundamental para nuestro propósito el trabajo en la mejora de calidad de vida mediante proyectos que mejoren la salud, iniciativas que mejoren el empleo y el emprendimiento porque son claros ejes para que las personas quieran permanecer en una zona rural. Igual que todo lo relacionado con la educación, con la innovación pedagógica o con el uso de la tecnología. Estos pueden ser algunos de los proyectos más innovadores que desarrollamos.

¿Qué importancia tiene para vuestra organización haber sido reconocida en los go!ODS y en qué ODS concreto habéis postulado?

Fue muy importante, especialmente por el reconocimiento de que no solo una empresa pequeña en un pueblo pequeño puede obtener un premio de este calado. Sino que verdaderamente se visualizó la importancia que tiene el ODS 11 para el equilibrio territorial y para la coexistencia en nuestro planeta.

Actualmente, el número de personas que vive en una gran ciudad sigue aumentando, no solo en España, sino a nivel mundial. Necesitamos ese equilibrio y el ODS 11, precisamente, trabaja en ese camino. Con lo cual, el reconocimiento nos permitió una mayor visibilización y una mayor toma de conciencia respecto a este objetivo que, por supuesto, no podemos pasar por alto.

¿Puedes especificarnos algunas buenas prácticas y/o iniciativas concretas que estáis llevando a cabo en esta   materia y qué objetivos persiguen?

Trabajamos en alianza con Coca-Cola España en dos proyectos muy concretos que tienen que ver con el empoderamiento y la puesta en marcha de emprendimientos sociales con mujeres en el ámbito rural.

También hemos trabajado la puesta en marcha de iniciativas que dan respuesta a Objetivos de Desarrollo Sostenible en comarcas rurales a través de jóvenes estudiantes de formación profesional del ámbito rural. En ambos casos contamos con el apoyo y la alianza de Coca-Cola España y nos está permitiendo justamente llegar a personas que no han escuchado nunca hablar de buenas prácticas de este tipo.

Ambos ejemplos son buenísimas prácticas que ponen de manifiesto la importancia de esta materia en los objetivos que buscamos de reactivación rural.

Por otro lado, por ejemplo, tenemos un proyecto que se llama “Hola Pueblo” en el que estamos en alianza con 70 ayuntamientos de España, Red Eléctrica de España y Correos. Y nos está permitiendo, justamente, atraer nuevos pobladores con talento emprendedor de la ciudad al campo, lo que está generando pequeños modelos de negocio con uno o dos puestos de trabajo y que está siendo la revitalización de municipios donde no se emprendía desde hace décadas. Esta buena práctica está permitiendo también el uso del territorio como una oportunidad endógena y hemos cambiado la visión de este espacio como un espacio de escasez, sino más bien, un espacio de abundancia donde verdaderamente podemos encontrar un puesto de trabajo e incluso darle una vuelta de tuerca para que los modelos de negocio sean mucho más innovadores y mucho más resilientes. Todo ello está originando también un cambio de mentalidad en los territorios.

Desde vuestro punto de vista, ¿qué podría ayudar al sector privado español para desempeñar negocios sostenibles en el marco de los ODS?

Lo primero, que yo creo que sería importantísimo, sería que muchos más empresarios y empresarias descubrieran qué significan los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero no solamente desde un punto de vista de oportunidad, sino también desde un punto de vista de qué hemos hecho mal hasta aquí para tener que tener objetivos a este nivel.

Nuestra Tierra no es infinita y los recursos que necesitamos para nuestro día a día están originando un aumento de la cantidad de CO2 que vertemos. O neutralizamos el CO2 y también disminuye la temperatura o probablemente en los próximos años la vida en la Tierra no será tan habitable.

Es muy importante que los ODS se vean como una oportunidad pero que se trabaje también la importancia de la concienciación porque al final no podemos convertir los ODS en solo una oportunidad de negocio. Tenemos que ser conscientes de porqué se crearon y la importancia de ello para la supervivencia de la humanidad.
Por otra parte, los negocios del futuro o serán o sociales o, probablemente, no serán. Simplemente, el consumidor acabará eligiendo ese negocio mucho más social. Así que ese objetivo de concienciación y sensibilización me parece fundamental para seguir avanzando hacia una humanidad mucho más ecológicamente sostenible.

¿Cuáles son los otros grandes retos y desafíos de tu empresa en materia de RSE?

Nosotros no contamos con una Responsabilidad Social Empresarial como tal puesto que dentro de nuestro modelo de negocio está el propósito dentro del corazón del propio negocio. Por lo tanto, es el desarrollo de nuestra propia actividad el que genera un impacto positivo. No obstante, entre los grandes retos y desafíos de nuestra empresa, por supuesto, está la cristalización de una mayor reactivación del entorno rural.

Queremos seguir apostando por proyectos que permitan justamente la fijación de la población en el entorno rural. No solo sirve con hacer proyectos que impactan socialmente de forma puntual, sino también es muy importante que la población se fije al territorio y permita que esos pueblos sigan subsistiendo.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: Avanzando hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, promovido por la Red del Pacto Mundial España y la Fundación Rafael del Pino.