ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores

Las empresas españolas invirtieron más de 1.500 millones de euros en proyectos sociales en 2021

La Fundación SERES y Deloitte presentaron la novena edición del Informe del Impacto Social de las Empresas, que analiza los objetivos sociales de las compañías y mide el impacto de su actividad a través de un modelo de análisis estructurado en base a cinco capitales: persona, organizacional, relacional, económico y comunicación social. Para la elaboración del documento, han participado un total de 79 empresas representantes de distintas industrias, entre las que se encuentran 68 empresas de la Fundación SERES y 11 empresas y asociaciones de la CEOE

09-02-2023

Entre las principales novedades del informe, destaca la inversión de 1.533,5 millones de euros en proyectos sociales en 2021, lo que ha permitido la realización de 29.104 acciones (un 17% más que en 2020). Además, los empleados implicados en las acciones sociales suponen el 17% de la plantilla total agregada (243.888 de personas) de las empresas participantes, con un crecimiento de 5 puntos respecto de la edición anterior.

Durante el acto de presentación del informe, Fernando Ruiz, presidente de la Fundación SERES, afirmó que el propósito de SERES desde su nacimiento, hace más de una década, “es apoyar la transformación de las organizaciones hacia un modelo de empresa responsable y sostenible”.

“Nuestro empeño todo este tiempo ha residido en garantizar la visión estratégica de los proyectos y posicionar las actuaciones sociales como iniciativas fundamentales en las organizaciones, capaces de ofrecer valor para la empresa y para la sociedad”, añadió Ruiz.

El presidente de la Fundación SERES también señaló que actualmente vivimos “un momento extraordinario, en el que una gestión responsable no solo es importante, sino extremadamente necesaria”. “Este informe del Impacto social de las empresas, en el que hemos tenido el orgullo de participar junto con Deloitte, recoge importantes indicadores de contribución social”.

“Tenemos un reto social relevante, con más de 2.300 millones de euros de inversión necesaria para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible y atender a la demanda social de infraestructuras y servicios básicos, educación, formación y aprendizaje. Instituciones y administraciones están trabajando para reordenar sus prioridades y darle respuesta. El mercado y los reguladores reconocen a las empresas como agente clave del cambio, y ya no hay duda de que los inversores esperan, junto con la rentabilidad financiera, una rentabilidad social”, aseguró por su parte Concha Iglesias, socia líder de la práctica de Cambio Climático y Sostenibilidad de Deloitte España y responsable del informe.

“Este informe refleja el camino realizado por las empresas y su compromiso para seguir avanzando. Dar respuesta a los retos sociales actuales y futuros requiere que las compañías realicen un entendimiento profundo de las expectativas sociales de los grupos de interés, que les impulse a construir la estrategia ESG con base en el “propósito” de la compañía. Medir su impacto en los distintos colectivos y comunidades, con estándares homogeneizados, empieza a vislumbrarse en los nuevos indicadores de medición del EFRAG, y en los requerimientos asociados al establecimiento de un sistema de diligencia debida”, añadió Iglesias.

En palabras de Ana Sainz, directora de la Fundación SERES: “Creemos que ese cambio debe pasar porque las empresas y sus líderes prioricen que los factores ESG son la mejor herramienta de gestión de riesgos y optimización de oportunidades a largo plazo. Y, para ello, deben tener una presencia real dentro de la estructura, la estrategia y los sistemas de la organización”. “Solo un enfoque holístico, coherente y transversal garantiza que se incorporen a la cultura de la compañía en todos los niveles. Por esta razón, medir el impacto positivo de las empresas es crucial como también lo es contar con metodologías que puedan medir el avance en la mejora de los factores sociales”, matizó Sainz.

Evolución de la RSC en conexión con el modelo de negocio

A preguntas de Corresponsables, Ana Sainz, directora de la Fundación SERES, explicó que los proyectos de impacto social desarrollados desde las empresas están cada vez más conectados con el núcleo de sus actividades corporativas. “Cuanto más entroncada tenga mi actuación social en la estrategia de negocio, mayor impacto conseguiré”, afirmó. Sainz añadió que la mayoría de estos proyectos están enfocados a los temas clásicos de la RSC, “pero cada vez combinan más con criterios de gobernanza empresarial ESG”.

Por su parte, Concha Iglesias, socia líder de la práctica de Cambio Climático y Sostenibilidad de Deloitte España, apuntó que este cambio es una consecuencia de la evolución del concepto de sostenibilidad dentro del mundo corporativo. “Antes la RSC estaba dentro del departamento de comunicación. Ahora, el 88% de las empresas cuentan con un departamento de sostenibilidad”.

Por último, Fernando Ruiz, presidente de la Fundación SERES, destacó que “las compañías más avanzadas están integrando la sostenibilidad en la dirección financiera”. “Como esto tiene que ser ya consustancial al negocio, son necesarios mecanismos de información y de seguimiento similares a los que emplean las empresas cuando siguen las ventas o los beneficios”, concluyó.

Incremento del compromiso social de las empresas

Durante el 2021, las empresas participantes han desarrollado unos 4.200 proyectos sociales más que en 2020, aumentando a 368 el número medio de proyectos por compañía. El 55% de estos tiene como objetivo promover la salud y el bienestar y fomentar la educación de calidad como palancas para mejorar los niveles de vida de la sociedad.

Gestión responsable en la hoja de ruta de las organizaciones

Las empresas SERES muestran un claro compromiso con la sostenibilidad que se refleja en sus políticas y procesos, su estructura de gestión y su modelo de gobierno. El 96% alinean la estrategia de sostenibilidad con el negocio, y el 77% cuentan con una comisión de Sostenibilidad.

Apuesta económica por proyectos con impacto social

El compromiso de las organizaciones para generar impacto social ha supuesto una inversión total de 1.533,5 millones de euros, con una inversión media por empresa de 22,8 millones. Además, 8 de cada 10 organizaciones han invertido en proyectos cuyo impacto social se materializa en España en 2021.

La promoción de estándares de vida adecuados y la mejora del bienestar social han sido los objetivos en los que más se ha invertido, con 30% de la inversión. Le siguen los proyectos relacionados con la salud y el bienestar con 14% y la promoción de la inclusión, igualdad y participación social para reducir las diferencias entre regiones, con el 13%.

Difusión de las mejores prácticas, clave en una cultura de sostenibilidad

Todas las empresas participantes en el estudio afirman que han desarrollado acciones vinculadas a la sensibilización y difusión sobre temáticas de ámbito social de la sostenibilidad, destacando la educación (75%), el empleo e integración laboral (74%) y la salud y bienestar (72%).

El 98% de las organizaciones participantes elabora un informe anual de información no financiera y el 89% reconoce que evalúa y comunica el impacto de su contribución a los distintos grupos de interés.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables.