ODS13. Norauto da una serie de buenas prácticas para que el coche contamine y consuma mucho menos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores,  Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Automoción

ODS13. Norauto da una serie de buenas prácticas para que el coche contamine y consuma mucho menos

La campaña “El Aprendizaje” de Norauto busca concienciar a la sociedad de la importancia de poner en práctica hábitos responsables con el medio ambiente

29-03-2022

Norauto ha lanzado una campaña que bajo el nombre, 'El aprendizaje', busca concienciar a la sociedad de la importancia de poner en práctica hábitos responsables con el medio ambiente para ayudar a contaminar y consumir menos con el vehículo. En el marco de la misma han lanzado un spot publicitario y un manifiesto.

Y es que, según ha explicado la red, una simple descarbonización del motor, por ejemplo, puede hacer que el coche contamine hasta el 20% menos y reduzca su consumo hasta el 10%.

Pequeños gestos que marcan la diferencia

La nueva campaña de Norauto busca hacer entender que hay pequeños gestos y comportamientos que pueden marcar la diferencia. Y es que la Comisión Europea (CE) se ha planteado el reto de reducir en un 90% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del sector del transporte en 2050 dentro de su Estrategia para una Movilidad Inteligente y Sostenible. "Lograrlo es necesario el compromiso de todos", aseguran desde Norauto.

Según cuentan, cada conductor individualmente puede poner en práctica algunos comportamientos y gestos que objetivamente ayudarían a reducir el impacto sobre el planeta, por que en España hay más de 34 millones de vehículos.

Consejos para contaminar menos y reducir el consumo

  1. Realizar una conducción responsable: conducir de manera respetuosa, evitando acelerones y frenazos bruscos; procurar ir en marchas largas; apagar el motor del vehículo en paradas prolongadas. Si el vehículo tiene el sistema Start & Stop, lo hará solo.
  2. Hacer un uso racional del vehículo, evitando desplazamientos innecesarios y combinando el coche con otros medios de movilidad más sostenibles como bicicletas eléctricas, patinetes eléctricos, scooter, scooters eléctricas o el transporte público.También se aboga por el uso de coches híbridos y eléctricos. “Hay que tener en cuenta que el coste de mantenimiento y las revisiones anuales es menos de la mitad en todos los vehículos eléctricos. La clave está en usar racionalmente el automóvil, combinando su uso con otras formas de desplazarse menos contaminantes y realizando un mantenimiento óptimo del vehículo para que éste ofrezca el mejor rendimiento posible. Los profesionales de Norauto están cualificados para asesorar al usuario y ofrecerles los mejores productos y servicios del mercado para conseguirlo”, afirma Javier Viñals, Market Manager Movilidad para España y Portugal en Norauto.
  3. Revisar el vehículo para que contamine menos, especialmente el motor y la carbonilla que se puede acumular en su interior. Esta carbonilla puede provocar averías costosas y aumentar las emisiones contaminantes y puede ser aconsejable realizar una descarbonización del motor. “Si el vehículo consume más de lo habitual, tiene menos potencia o emite humo demasiado negro, sin duda, puede ser el momento más indicado para llevar a cabo una descarbonización. De lo contrario, hay más posibilidades de sufrir averías costosas, el vehículo rendirá menos, consumirá más y habrá más dificultades de pasar la ITV, ya que aumentarán las emisiones contaminantes”, remarca Víctor Pardo, . Este servicio de descarbonización del motor y escape se puede realizar tanto en vehículos de gasolina como diésel. En esta línea, se recomienda realizar una limpieza de los sistemas de inyección, junto a la revisión de las bujías y los calentadores, el filtro del aire, el nivel de aceite y el aire acondicionado. Igualmente es recomendable realizar un diagnóstico de emisiones de gases, también específicos para diésel o gasolina. Conocer el estado de las emisiones contaminantes ayudará a saber si el motor del coche funciona correctamente y si pasa la prueba de gases de la ITV. En este servicio también se comprueba el estado de consumo de combustible.
  4. Reciclar todos los elementos del vehículo que se sustituyan como el aceite, baterías o neumáticos. Bajo ningún concepto se puede reparar o revisar el vehículo en la calle por motivos medioambientales y de seguridad vial. Todas las sustancias o productos deben ser recogidos y reciclados adecuadamente y no pueden caer ni dejarse en la vía pública. Acudir a un taller nos garantiza que estos productos o sustancias reciben el tratamiento adecuado. Por ejemplo, Norauto ha reciclado más de 5 toneladas de neumáticos en tan solo un año, así como más de 2 mil toneladas de baterías y más de 600 toneladas de aceite usado. Todos tendrán una segunda vida tras su tratamiento.
  5. Apostar por productos biodegradables o eco, que hayan sido reciclados o que puedan serlo, así como aquellos que de una u otra forma cuidan su efecto sobre el medioambiente. Un ejemplo: productos que evitan plásticos en sus envases o neumáticos menos contaminantes y con menos consumo. Hay neumáticos que pueden ayudar a que el consumo de combustible sea menor. Norauto recuerda que a través del etiquetado el usuario puede contar con información tan importante como la eficiencia del combustible o el ruido de la rodadura. Otro factor destacable es su durabilidad o composición. El símbolo de la bomba de combustible representa la resistencia a la rodadura de un neumático. Cuando menor sea, menos energía requiere y, por lo tanto, menor es el consumo de combustible. Por ello, Norauto recomienda neumáticos con la etiqueta A. En el mercado hay neumáticos, como Goodyear, con tecnología FuelSaving que reducen el consumo. Igualmente, los neumáticos Prevensys 4 ofrecen una reducción de un 5% en el consumo de combustible en comparación con el modelo anterior.
  6. También se pueden usar aditivos que pueden reducir el consumo de combustible entre un 3 y 5% aproximadamente. Por ejemplo, el aditivo diésel triple acción WYNN´S, para motores gasolina y diésel ofrece tres funciones en un único producto. Por un lado, permite limpiar el sistema de combustión, eliminar humos negros y mejorar la economía de combustible de una sola vez. Basta con echar el producto en el depósito de combustible y llevar el depósito, al menos hasta la mitad. Norauto recomienda aplicar el producto cada 4.000 km. Igualmente hay aceites con aditivos que mejoran su rendimiento. La cantidad y los tipos de aditivos utilizados contribuyen a la calidad del producto final. No hay que olvidar que el aceite se encarga de lubricar todas las piezas del motor. “En coches con más de veinte años de vida se recomienda cambiar el aceite de motor cada 7.500 kilómetros, mientras que en los vehículos modernos el cambio debe producirse cada 15.000 o 20.000 kilómetros. Muchos aceites son compatibles tanto para motores de gasolina como diésel. Sin embargo, siempre hay que seguir las especificaciones propias del vehículo e indicaciones del fabricante para elegir el aceite más adecuado”, señala Víctor Pardo, responsable de Taller de Norauto.
  7. Por último, la compañía hace hincapié en lo importante que es un achatarramiento adecuado del vehículo una vez ha llegado a su vida útil. En muchos casos se entrega al concesionario para poder beneficiarse de ayudas en la compra de un vehículo nuevo.  En estos casos, el fabricante se encarga de su reincorporación o achatarramiento. Hay que tener en cuenta que dejar un coche abandonado en la calle está prohibido y es sancionable con más de 600 euros de multa. En este segundo caso, el propietario debe llevar su vehículo a un Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CAT) donde se encargarán de su tratamiento. El usuario recibe un certificado de destrucción del vehículo y un justificante de baja definitiva de la Dirección General de Tráfico.

Aquí puedes ver el spot.

Para más noticias sobre Norauto visite nuestra biblioteca Corresponsables.