ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Entidades No Lucrativas

Ecoembes inicia una nueva etapa y refuerza su compromiso con un futuro sin residuos más allá del reciclaje

La consejera delegada de Ecoembes, Rosa Trigo, ha desvelado en Circularity Day las grandes líneas de su plan estratégico 2024-26 con visión 2030 para impulsar la economía circular no solo desde una mayor fuerza al reciclaje, sino con una perspectiva más amplia que incorpora la reducción, la reutilización de residuos o la lucha contra la basuraleza.

07-02-2024
Orquesta ecoembes

Ecoembes, la organización que lleva más de 25 años trabajando por el medioambiente e impulsando el reciclaje de envases en España, presentó ayer las grandes líneas de su nuevo plan estratégico 2024-2026 con visión 2030 en “Circularity Day”. Un evento con el que, además, ha querido abordar las oportunidades que ofrece la economía circular, a partir de las historias y experiencias de destacados profesionales españoles de distintos sectores, que son referentes a nivel internacional.

El objetivo de esta cita, que supone el inicio de una nueva etapa para la organización, era compartir, escuchar e inspirar a la sociedad en su conjunto e invitarles a ser parte activa en el cambio de un modelo social y económico lineal -basado en el usar y tirar- a uno circular. 

La circularidad estuvo presente en cada detalle del evento, celebrado en la Fundación Real Fábrica de Tapices. Desde la escenografía -que brindaba una experiencia inmersiva a los asistentes recreando un bosque circular con vegetación real- hasta los materiales utilizados en el mismo, que fueron pensados para reducir la generación de residuos al máximo o el catering, que contó con productos de segunda vida, gracias a la colaboración con Too Good to Go.

Al evento asistieron presencialmente más de 150 personalidades destacadas del sector empresarial, la administración pública y la sociedad civil.

2024: La nueva etapa de Ecoembes “más allá del reciclaje”

Ecoembes, tal y como desveló su consejera delegada, Rosa Trigo, durante “Circularity Day”, estrena nueva etapa en la que plantea seguir impulsando la economía circular, “no solo desde el reciclaje, cuyo ámbito de responsabilidad extiende a los envases comerciales, sino con una perspectiva más amplia en la que la reducción, la reutilización de residuos o la lucha contra el abandono de basura en la naturaleza se hacen prioritarias”.

En este sentido, reiteró su compromiso de trabajar por un futuro sin residuos haciendo posible la plena circularidad de los envases. Para ello, recalcó que es fundamental la corresponsabilidad y la colaboración abierta de todos los agentes sociales, y tendió la mano a todos los asistentes para afrontar de forma conjunta los grandes retos a los que nos enfrentamos como sociedad.

Durante el evento, Trigo dio a conocer las principales líneas del plan estratégico 2024-26 de Ecoembes con visión 2030, una hoja de ruta para impulsar un nuevo modelo de desarrollo que potenciará el rol de la organización como agente del cambio en materia de economía circular y que trabajará tres áreas: más y mejor reciclaje, menos basuraleza y nuevas líneas de trabajo para avanzar hacia una economía más circular.

Entre otros objetivos, destacó que trabajará mano a mano con todos para “situar a España en 2030 en el top5 de países que más envases reciclan” y que buscará que nuevas empresas se unan a las 15.000 que ya confían en la organización gracias a una propuesta diferencial y de valor añadido para las empresas.

Inspirando el cambio a través de líderes en circularidad

El encuentro, conducido por la analista política e investigadora en gobernanza para la transición ecológica, Cristina Monge, contó con la participación de expertos influyentes en la promoción de la circularidad a nivel internacional, como la bióloga Odile Rodríguez de la Fuente, que resaltó que la humanidad lleva “apenas 4 segundos en la Tierra” y a su paso ya ha generado un impacto negativo. Asimismo, habló acerca de revertir nuestra huella ambiental escuchando a la naturaleza e imitando los ejemplos de circularidad que hay en ella.

El programa también incluía la participación de visionarios españoles como Eneko Atxa, con 5 estrellas Michelín y reconocido como el chef más sostenible en 2018, quien mostró cómo aplica la circularidad en su restaurante Azurmendi, habló de la importancia de la innovación y mostró la capacidad de la gastronomía para crear conciencia acerca de la sostenibilidad.  

Rodrigo García, fundador de Notpla, abordó la importancia de “repensar y reducir”, recalcó la necesidad de “poner la sostenibilidad por encima del negocio” y presentó sus envases comestibles, que buscan acabar con el plástico de un solo uso. Manuel Jiménez, cofundador de Nagami, y Javier Goyeneche, fundador de Ecoalf, por su parte, dialogaron poniendo en valor cómo han contribuido a impulsar la economía circular desde dos sectores que son grandes generadores de residuos -la moda y la construcción- apoyándose en el ecodiseño y la utilización de material reciclado.

El director musical Víctor Gil compartió la historia de la Orquesta de La Música del Reciclaje, de Ecoembes, una formación que usa instrumentos reciclados y está integrada por niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad que han encontrado una segunda oportunidad a través de la música.

La economía circular, presente desde la escenografía hasta el catering

La circularidad estuvo presente en el evento más allá de las ponencias, y es que la escenografía, la iluminación, la decoración, los materiales utilizados, el catering y la actuación musical fueron concebidos teniendo en cuenta la reducción, la reutilización y el reciclaje de residuos. La escenografía ofrecía una experiencia inmersiva a los asistentes que, nada más entrar, les hacía sentir como si estuvieran en el interior un bosque. Para ello, se utilizó vegetación real, un escenario circular central y el diseño de la iluminación imitaba todas las fases lumínicas de un día completo (desde que amanece hasta que anochece), acompañando así a las ponencias.

La mayoría del material (desde el mobiliario a las tarimas) que se usó fue reutilizado y los materiales realizados expresamente para el propio evento, como las acreditaciones o los corpóreos, se fabricaron a partir de materiales reciclados. Una de las grandes innovaciones es que el evento contó con un catering de segunda vida en el que, gracias a la colaboración de Too Good to Go, se buscó reducir el desperdicio alimentario aprovechando productos que no se habían vendido en supermercados para utilizarlos en el cóctel. Asimismo, la orquesta de La Música del Reciclaje de Ecoembes, que utiliza instrumentos musicales reciclados, actuó durante todo el evento encargándose del acompañamiento musical.

Consulta más información responsable en las publicaciones Corresponsables y en el Espacio del Ecosistema de Ecoembes en el Organizaciones Corresponsables.