ODS 10. "Nuestro eje es ayudar a la mujer desprotegida y desfavorecida en todos lo ámbitos" | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 PYMES
Sectores:
 Hogar, Higiene y Belleza

ODS 10. "Nuestro eje es ayudar a la mujer desprotegida y desfavorecida en todos lo ámbitos"

Entrevista a Dolors López, Co Founder y Directora de Marketing y Esther Valenzuela, Directora de Comunicación y Relaciones Externas de Enna

14-10-2021
Dolors López, Co Founder y Directora de Marketing y Esther Valenzuela, Directora de Comunicación y Relaciones Externas de Enna

Enna consolida su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) sumándose al programa Pymes Amigas de UNICEF España para recaudar fondos a favor del proyecto “Escuelas para África”. Este programa ha conseguido que millones de niños de 21 países africanos cubran sus necesidades básicas. 
Para ello, hablamos con Dolors López, Co Founder y Directora de Marketing y Esther Valenzuela, Directora de Comunicación y Relaciones Externas de Enna que nos cuentan cómo surgió la colaboración con UNICEF y el enfoque responsable y sostenible de la compañía que ayuda a las mujeres más desprotegidas y desfavorecidas. 

¿En qué consiste vuestra colaboración en el programa Pymes Amigas de UNICEF España? ¿qué  valores impulsa?  

Esther Valenzuela: Nuestra colaboración con Pymes Amigas Unicef España es de momento monetaria. Nuestro objetivo era ayudar en algún proyecto de UNICEF a través de producto. La ONG nos comunicó que lo primero de todo era construir infraestructura de aseos y agua sobre el terreno, y así solucionar este problema. Nuestros valores es mejorar el manejo de higiene íntima de las Escuelas para África de Pymes Amigas. Queremos que estas niñas tengan una buena educación porque muchas de ellas no asisten al colegio cuando tienen el periodo menstrual al no tener acceso a ningún producto de higiene íntima. Con una buena red de aseos y saneamiento, estas niñas tendrán una vida más fácil en el colegio. 
En muchos países en desarrollo, tener la menstruación es sinónimo de padecer una enfermedad o incluso de discriminación. 

¿Qué objetivos se pretenden alcanzar a través del proyecto “Escuelas para África?
 

EV: El principal objetivo es que no haya abandono escolar, ya que de por sí estas niñas comienzan más tarde su escolarización. Y según llegan al colegio, se pasan cinco días al mes en sus casas. Siempre van a ir con retraso en el aprendizaje, y esto conlleva que tengan menos oportunidades a la hora de labrarse un futuro. Además, otros de los objetivos es informar tanto a las alumnas, profesores y también al resto de alumnos sobre como funciona la menstruación, como emplear el saneamiento para que tengan una mejor calidad de vida e higiene menstrual y trabajar en desmontar tabús, mitos y leyendas sobre este tema. También formar a los profesores para que ayuden a estas niñas a naturalizar la menstruación, y que no sea un estigma. En algunos casos, suele suceder que los días que estas niñas no van a la escuela y se quedan en casa, pueden sufrir ataques sexuales o agresiones por parte de familiares o vecinos, y se las puede condenar a casarse o a ser repudiadas. Por tanto, hay que entender que el hecho de que estas niñas no vayan al colegio por tener la menstruación, es que no tengan un futuro, o acercarlas a otras catástrofes. 
 
¿En que ejes se consolida la política de RSC de Enna? ¿en que se basa su estrategia de RSC? 

Dolors López: Nosotras no pensamos en RSC. Todo comienza a surgir de manera sencilla y natural. Un día nos llama una asociación de Barcelona para ayudarles con mujeres que tienen pocos recursos. Les donamos copas menstruales para que pudieran utilizarlas, o en su caso una farmacia de Valencia que participaba hace unos años con los refugiados de Lesbos para ayudar a aquellas mujeres que carecían de dispositivo para la menstruación. Todo nace a partir de circunstancias que nosotros a priori no habíamos preparado, ni previsto. Se trataban de colaboraciones que iban surgiendo, y que nosotros estamos aquí gracias a la mujeres que confían en nosotros y compran las copas menstruales. Al final es nuestro universo, nuestro mundo ya que puedo hacer bien donando copas menstruales a este u otro colectivo, a mujeres que han tenido que salir de su casa por temas relacionados con violencia de género. Todo surge a través de circunstancias diversas que no estaban previstas en el inicio de nuestra estrategia de RSC. Esto nos hace darnos cuenta de que podemos ayudar a la mujer sobre todo a las mujeres desfavorecidas por el simple hecho de tener la menstruación. A veces también en ese 10% de IVA que hay que pagar en higiene íntima de la mujer. Esto nos hace dar un paso más allá y en vez responder de forma reactiva a las ayudas que nos piden, actuamos de forma pro activa y nos ofrecemos a ayudarles y ver cómo hacerlo. 
Nuestro eje es ayudar a la mujer desprotegida en todos lo ámbitos: ya sean niñas o mujeres que se encuentran solas como madres solteras o que no tienen unos ingresos adecuados. Es decir las mujeres que tienen una situación más desfavorable.
Nuestro primer paso como te hemos comentado fue llamar a UNICEF para ayudar a aquellas niñas que no tenían ningún método de menstruación. Para ello, ofrecimos la donación de nuestros copas. UNICEF nos dijo que antes de las copas había que instalar una infraestructura de aseos y agua en los colegios. Así nació el proyecto. Si no tienen agua para limpiar las copas, como queríamos donarlas. Lo primero que hicimos fue ayudar a UNICEF a montar la infraestructura y saneamiento
Nuestro eje ha sido un poco circunstancial. No hay detrás una estrategia empresarial. Ha sido algo más simple y natural. La vida nos ha ido llevando a este proyecto.  
 
¿Cuáles son los retos y desafíos de Enna en materia de RSC? ¿Cómo lo lleváis a cabo?

DL: Queremos seguir ayudando en esta línea a las mujeres más desfavorecidas. Situaciones que se dan el vida que no te esperas porque te ha tocado vivir en África o Afganistán. Mujeres que no pueden tener médicos hombres y que están muy limitadas en el acceso a estudios superiores. Nuestro enfoque va dirigido a defender el acceso a la calidad de la mujer, ayudándola en todas las circunstancias que podamos. 
Queremos ayudar en situaciones donde la mujer no se merece estar. Queremos aportar nuestro pequeño granito de arena y que la mujer tenga las mismas oportunidades que nosotras tenemos en España por haber nacido aquí. 

EV: En España también atendemos peticiones de mujeres desfavorecidas y maltratadas. Podemos ayudarlas a través de forma reactiva si nos escriben a través de la web para enseñarlas a emplear la copa menstrual o hacer un uso correcto desde cualquier parte. Y después, trasladar la información y la donación de copas.
 
 
 

Noticias relacionadas