La importancia del enfoque sectorial para contribuir a los ODS | Corresponsables.com España
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Asociaciones y Colegios Profesionales

La importancia del enfoque sectorial para contribuir a los ODS

23-04-2018
Àngel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



La Red Española del Pacto Mundial ha elegido el sector agroalimentario para elaborar la segunda guía sectorial en Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta elección se ha tomado por la relevancia del sector agroalimentario para conseguir los ODS, tanto a escala global como dentro de nuestras fronteras. Este sector aporta alrededor del 11% del PIB de España y somos el octavo país exportador de alimentos del mundo y el cuarto de la Unión Europea. Emplea casi medio millón de personas en nuestro país y es uno de los que más invierte en innovación.

No hay alternativa mejor para el mundo que trabajar en pro de los ODS y las empresas tienen un rol fundamental para hacerlos realidad. La Agenda 2030, hoja de ruta para los ODS, involucra a todos los actores, entre ellos al sector privado, y propone un camino para abordar los problemas sociales, económicos y medioambientales que se plantean en nuestro planeta. No hay un plan mejor para conseguir un mundo más sostenible y justo para todos.

El intenso trabajo realizado nos ha servido para afianzar dos conclusiones: por un lado, el enfoque sectorial resulta fundamental para vehicular de forma práctica y eficiente la contribución del sector privado a la Agenda 2030. El impacto favorable en los ODS de la actividad de las empresas, se maximiza si actúan con una perspectiva más amplia que la propia empresa. Por ello conocer las peculiaridades del sector nos permitirá potenciar las contribuciones individuales y trabajar más eficazmente para superar los desafíos que se plantean.

Por otro lado, trabajar en alianzas es la única forma que existe para asegurar la escalabilidad que exigen los ODS. Solo hace falta echar un vistazo a los 17 Objetivos para entender que ningún gobierno, institución, empresa u organización podrá ser eficaz si trabaja en solitario. Se necesitan alianzas, transversales y a largo plazo entre gobiernos, sector privado y sociedad civil. En definitiva, coordinar políticas públicas con estrategias privadas, cooperar en la búsqueda de soluciones innovadoras a problemas comunes y consensuar entre todos los actores las prioridades, financiación y capacidades necesarias para cada meta e indicador.

En el Pacto Mundial aplicamos ambos enfoques, tal como pone de manifiesto la Guía Sectorial en ODS: Sector agroalimentario. En ella se identifican los retos a los que se enfrenta el sector en nuestro país y propone claves para superarlos. La publicación destaca las oportunidades que existen para el sector, señala pautas de actuación y da visibilidad a los esfuerzos que algunas empresas españolas del sector ya están haciendo, para que sirvan de inspiración. Todo ello es fruto de un trabajo en común entre la administración, la sociedad civil, Naciones Unidas y por supuesto, las empresas de sector.

30 retos del sector agralimentario hasta 2030

Esta guía ha sido desarrollada por un grupo de trabajo, en el que hay representadas grandes empresas, pymes, organizaciones del tercer sector, asociaciones y federaciones empresariales, así como de diferentes organismos de Naciones Unidas. Gracias al trabajo conjunto se han identificado 30 retos transversales a la totalidad de la cadena agroalimenta­ria, a nivel nacional para el sector relacionados con cada uno de los 17 ODS.

El mayor número de retos se re­lacionan con el Objetivo 12 “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles” y el Objetivo 2 “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”. Entre los 30 retos identificados hay varios intrínsecamente relacionados entre sí, por ejemplo: impulsar la optimización sosteni­ble del transporte y el cálculo y la reducción de la huella ambiental.

Promover la gestión sostenible del agua, las prácticas de eficiencia energética, la gestión eficiente de los recursos naturales en los procesos productivos y agrarios y la protección de la biodiversidad son asimismo retos fundamentales identificados. Es imprescindible potenciar los impactos posi­tivos y minimizar los impactos negativos en las áreas naturales por parte del sector.

La formación en sostenibilidad y derechos humanos a empleados y proveedores también se sitúa como eje esencial para contribuir a los ODS por parte del sector. Una cadena agroalimentaria con emplea­dos concienciados y formados en prácti­cas responsables y sostenibles junto con el impulso de innovaciones y tecnología sostenible posibilitará una verdadera transformación hacia un sector agroalimentario sostenible en España.

Todos los retos identificados son transversales; al contribuir a cualquiera de ellos se contribuye al mismo tiempo al conjunto. Es hora de que las empresas españolas del sector agroalimentario consideren estos 30 retos para transformar la cadena agroalimentaria con el objetivo puesto en 2030 y liderar la consecución de los ODS a nivel nacional.