ODS 14. La implicación de la distribución alimentaria como pieza clave en el éxito de los proyectos de mejora pesquera | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación,  Prácticas Laborales
Sectores:
 Alimentación y Bebidas

ODS 14. La implicación de la distribución alimentaria como pieza clave en el éxito de los proyectos de mejora pesquera

Paloma Colmenarejo Fernández, Coordinadora Productos Pesqueros Sostenibles en España, ClientEarth

24-07-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Mejorar la salud de los ecosistemas oceánicos se ha convertido en una prioridad. Los océanos de todo el mundo (su temperatura, química, corrientes y vida) mueven sistemas que hacen que la Tierra sea habitable para la humanidad. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) “el logro del ODS 14: Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible, es una de las grandes  prioridades de la Agenda 2030 por la importancia que tiene para la seguridad alimentaria y la regulación del clima, así como para comunidades enteras y para el futuro mismo de los Estados”.

Sin embargo, en la actualidad, existe un continuo deterioro de las aguas costeras, debido a la contaminación y acidificación de los océanos, que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad y que también está afectando negativamente a la pesca. Otra gran amenaza para la sostenibilidad de los recursos pesqueros mundiales es la pesca ilegal. Según FAO, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada es responsable de la pérdida anual de 11 a 26 millones de toneladas de pescado, con un valor económico estimado de 10 a 23 miles de millones de dólares. Para reducir este impacto, la Meta 4 del ODS 14, pide urgentemente a la comunidad internacional «regular eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, ilegal, no declarada y no regulada y a las prácticas pesqueras destructivas» para el 2020.

Por tanto, resulta fundamental una gestión responsable de las áreas marinas, contar con la  regulación adecuada, disponer de los recursos necesarios para acabar con la pesca ilegal y reducir la sobrepesca y la contaminación de los océanos. El trabajo que desempeñan las ONG en la contribución a los ODS es muy importante, especialmente la labor de sensibilización e incidencia política para alinear la acción de los poderes públicos con la Agenda 2030 y de construir alianzas entre las diversas empresas que integran un sector de actividad determinado.

ClientEarth está trabajando en España desde 2017 en el Proyecto de Productos Pesqueros Sostenibles, con el fin de impulsar la sostenibilidad de la cadena de suministro de los productos del mar a nivel ambiental, económico y social. Dentro de este proyecto, la ONG realiza la función de secretariado de la Plataforma por la Sostenibilidad Pesquera en España, una iniciativa creada para sensibilizar y fomentar la colaboración precompetitiva de la cadena de suministro pesquero, especialmente, de la gran distribución: hipermercados, supermercados y cadenas de descuento.

La colaboración precompetitiva implica la colaboración de empresas competidoras dentro de un mismo sector, con el fin de encontrar soluciones a retos comunes y es un componente fundamental en la contribución de la industria para lograr una pesca sostenible en el mundo, especialmente de la gran distribución. El sector de la pesca en España abarca una gran diversidad de empresas, de intereses y de enfoques en materia de sostenibilidad. Para ayudar a identificar los temas comunes y fomentar la alineación del sector pesquero español con los ODS 8, 14 y 17, ClientEarth trabaja en la sensibilización e involucración de las empresas de la distribución alimentaria en los Proyectos de Mejora Pesquera (FIP).

Un FIP es un acuerdo de colaboración a largo plazo entre los distintos agentes que integran la cadena de suministro de productos pesqueros para abordar, desde el sector privado, los retos ambientales de una pesquería y trabajar conjuntamente en su sostenibilidad. Una de las claves para el éxito de un FIP es la implicación de la gran distribución y de sus responsables de compras, que deben incluir criterios de sostenibilidad en sus políticas de abastecimiento. Esto implica involucrar a proveedores, productores y otros participantes de la cadena de suministro en un FIP.

Existen diferentes maneras en que la industria de la distribución puede involucrarse en proyectos de mejora pesquera:

  • Enviando una carta de apoyo al proyecto de mejora que sea de interés para su comercialización.
  • Solicitando a sus proveedores que participen.
  • Cesando temporalmente el suministro de una especie hasta que esté garantizado que el proyecto de mejora pesquera funciona y se muestre el proceso de mejora.
  • Estableciendo un compromiso de compra y abastecimiento una vez que el proyecto de mejora pesquera cuente con un volumen importante que garantice un origen responsable de una especie determinada.