ODS10. Historias que ayudan a comprender y a comunicarse con el entorno | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Telecomunicaciones

ODS10. Historias que ayudan a comprender y a comunicarse con el entorno

Artículo de María José Rodríguez Fórtiz, profesora del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Granada y responsable de proyectos relacionados con accesibilidad, y de Daniel Morales Gutiérrez, director de Fundación Orange

19-01-2022

Las funciones ejecutivas son habilidades cognitivas que influyen en nuestra conducta e incluyen aspectos tales como toma de decisiones, anticipación, inhibición de respuesta, planificación y organización de tareas, memoria de trabajo, atención y flexibilidad, etc.

Sin embargo, hay trastornos del neurodesarrollo, como el Trastorno de Espectro Autista (TEA), que pueden afectar a estas funciones, provocando frustración, ansiedad, problemas para seguir instrucciones, conductas disruptivas, desorientación o dificultad para recordar respuestas a preguntas sencillas, entre otros efectos.

La tecnología ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para ayudar a estas personas a mejorar su comunicación con el entorno, así como entender y responder a los distintos estímulos que reciben.

Fundación Orange, cuya esencia es favorecer la integración de aquellos con más dificultades de comunicación a través de la tecnología, empezó a trabajar hace años para poner esta al servicio de las personas con TEA y mejorar su día a día.
Entre las labores que se llevan a cabo desde la Fundación en este ámbito, está el desarrollo de soluciones tecnológicas, todas ellas gratuitas y en diferentes plataformas, con la colaboración de universidades, expertos, empresas, e incluyendo a los usuarios finales en el proceso.

Uno de estos socios es la Universidad de Granada, con la que ya se lanzó en 2015 la app Sígueme, y con la que ahora se ha dado un paso más con Infinitas Historias, una herramienta para la creación de historias sociales animadas.

Las historias sociales pueden describirse como información o cuentos escritos de forma positiva, clara y literal, que suelen usar apoyo visual mediante pictogramas, dibujos o imágenes y que son utilizados por familias y terapeutas para trabajar en las funciones ejecutivas de personas con autismo.

Esto no es algo nuevo, puesto que ya se desarrollaban historias con lápiz y papel. Pero ahora, y con ayuda de la tecnología, se ha avanzado con la creación de estas Infinitas Historias, una aplicación gratuita -disponible en iOS y Android-, que ha sido promovida por Fundación Orange y desarrollada por la Universidad de Granada y la firma Everyware Technologies, en colaboración con la Asociación Asperger Granada y los Colegios Fundación Purísima Concepción, Victoria Eugenia y María Zambrano de Granada.

Sus funcionalidades permiten crear, almacenar, editar, compartir y visualizar historias compuestas por escenas secuenciales o con bifurcaciones. Además, se incluyen editores de escenas, objetos, personajes, pictogramas y fondos de escenas, así como acciones que pueden realizar los personajes y objetos (hablar, moverse, saltar, etc.). Esto posibilita la adaptación de la historia a cada usuario y favorece, asimismo, la participación de familias, terapeutas y docentes.

Estas historias animadas y personalizadas ayudan a la persona con autismo a desarrollar funciones tales como adquirir y organizar rutinas, ofrecer alternativas y analizar consecuencias; expresar emociones y reconocer las de otros; anticipar y comprender contextos complejos, aprendiendo a responder a distintas situaciones; mejorar las habilidades sociales a partir de actividades y acontecimientos vividos; estimular la creatividad para contar situaciones vividas o deseables; etc.

Sus principales ventajas respecto a formatos anteriores es que es más motivadora, al mostrar personajes y objetos en acción y ofrecer sonidos y reproducción en audio de los textos, con lo que ayuda a que puede ser usada por personas que no sepan leer o que tengan dificultades de lectura. Además, las historias son más fáciles de reutilizar al poderse copiar, editar y compartir entre usuarios con progresos diferentes. Adicionalmente, al ser interactiva, permite comparar más fácilmente diferentes alternativas a tomar ante una situación.

Todo ello, con un único objetivo: que las personas con TEA cuenten con una herramienta adicional para relacionarse con su entorno de una forma más fácil, atractiva y con mayores aportes en su desarrollo.