"La RSC tiene que ver con cada uno de nosotros y nosotras" | Corresponsables.com España
Grupos de interés:
 Grandes empresas

"La RSC tiene que ver con cada uno de nosotros y nosotras"

Entrevista a Pilar Codina, Responsable de Diversidad y RSC de SGS

18-05-2021




¿Puede hablarnos de la Responsabilidad Social de su organización, de cómo ha evolucionado estos años hasta la actualidad y cuáles son actualmente sus principales áreas estratégicas?  
 
En SGS se empezó a trabajar como tal la Sostenibilidad a nivel mundial en el año 2008. Anteriormente, se realizaban acciones relacionadas con la RSC por país y en las distintas oficinas, y es a partir de 2008 cuando la Dirección corporativa, basada en Ginebra, desarrolla actividades de grupo. Estas acciones en Sostenibilidad engloban a las más de 2.600 oficinas y laboratorios, e incluyen a las 89.000 personas empleadas y al resto de grupos de interés de SGS.
 
En Sostenibilidad corporativa se establecieron desde un inicio los objetivos a alcanzar a nivel de grupo y una serie de indicadores y se adoptó la primera estrategia de sostenibilidad 2020. A nivel país, reportamos los K.P.I. semestralmente y los resultados anuales quedan reflejados en la Memoria de Sostenibilidad de grupo.
 
También se ha producido una evolución importante desde los inicios, nuestra estrategia de Sostenibilidad ha ido adquiriendo más relevancia e importancia durante estos últimos años. En este sentido, destacaría, por un lado, que en la nueva estrategia de grupo para 2030, se han establecido objetivos de Sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor. Al principio estos objetivos se centraban más en las operaciones directas (por ejemplo, inversión en proyectos de comunidad o reducción de emisiones directas), pero en la nueva estrategia 2030, que se ha lanzado este mes de mayo, ya se han incluido objetivos también para proveedores y para los servicios que ofrecemos desde SGS, poniendo el foco especialmente en aquellos que tengan relación con la sostenibilidad.
 
Por otro lado, se han ido incrementando con los años el número de objetivos, y también cada vez son más ambiciosos. Además, tenemos en cuenta los requerimientos externos, nos alineamos con las estrategias internacionales, y también con nuestros grupos de interés internos, que cada vez demandan más en materia de sostenibilidad.
 
Respecto a las áreas estratégicas definidas en la nueva estrategia 2030, éstas son las de contribuir a:

  • Un planeta mejor
  • Una sociedad mejor
  • Una gobernanza mejor

Son las tres áreas ESG (Environmental, Social and Governance). Dentro de estos tres pilares tenemos diversos objetivos establecidos para toda la cada de valor.

¿Qué iniciativas o proyectos nos podría compartir de su estrategia de Responsabilidad Social, y cuáles son sus principales beneficios y beneficiarios? 
 
En el ámbito medioambiental, nuestro principal objetivo se centra en la mitigación del cambio climático. Tenemos unos objetivos de reducción de emisiones de CO2 alineados con la Science based Target Initiative (SBTi), una iniciativa ambiciosa a nivel climático para empresas del sector privado que consiste en el establecimiento de objetivos de reducción de emisiones basados en criterios científicos. También existen iniciativas internas para la sensibilización de las personas empleadas, y la reducción del consumo de agua, generación de residuos, etc.
 
En el ámbito social, tenemos iniciativas relacionadas con la protección de los derechos humanos, la igualdad, la formación de nuestro personal o el desarrollo de proyectos de comunidad.
 
En el ámbito de la gobernanza, las iniciativas están relacionadas con la sostenibilidad de la cadena de suministro, la integridad de nuestras personas empleadas, la digitalización y la protección de información o la promoción de la eficiencia y la excelencia en nuestros laboratorios, por ejemplo.
 
En el caso de SGS España, a parte de lo indicado a nivel mundial que también se aplica, me gustaría destacar diversos proyectos de la parte que denominamos “Comunidad”. En este ámbito, desde hace años venimos realizando diversos programas de voluntariado entre el personal de SGS, y en ocasiones también participan familiares. Por ejemplo, hemos organizado voluntariados de carácter medioambiental en parques naturales, refugios de animales salvajes e incluso en un centro de recuperación de animales marinos, con el objetivo no tan solo de aportar a estas organizaciones sino también de sensibilizar a las personas que participaron en los voluntariados. Como comentaba, muchas de estas acciones, se han abierto a familiares, lo que nos ha permitido también extender esta sensibilización más allá de los empleados y empleadas de SGS.
 
A parte de los voluntariados medioambientales, también realizamos acciones para el fomento de la empleabilidad de personas en situación de discapacidad. Desde participación en campañas para sensibilizar acerca de la integración en el mercado laboral de este colectivo, hasta voluntariados entre nuestro personal y asociaciones de personas con discapacidad enfocados también a la empleabilidad. A nivel de sensibilización, también efectuamos un torneo de pádel abierto tanto al personal como a familiares con jugadores/as profesionales con movilidad reducida. Mediante este tipo de acciones intentamos eliminar estereotipos y romper barreras para facilitar un trato justo y equitativo de este colectivo en todos los ámbitos, no tan solo el laboral.
 
Con la pandemia hemos pasado del voluntariado en formato presencial al online. Al ser una empresa con personal en todas las provincias de España, el voluntariado online ha facilitado el acceso de personas que antes no habían podido participar en los presenciales. En consecuencia, nos ha permitido que un mayor número de trabajadoras y trabajadores pudieran participar en este tipo de proyectos. Entre los programas que hemos iniciado en formato online, está el programa T-llamo, una colaboración con Fundación Adecco en la que voluntarias y voluntarios de SGS han dado apoyo telefónico a personas con discapacidad para ayudarles en la obtención de herramientas para mejorar su empleabilidad. Hemos de tener en cuenta que muchos centros de atención han sido cerrados durante la pandemia y las personas que asistían a éstos pues se han quedado temporalmente sin poder acceder a los recursos que les ofrecían. Este tipo de voluntariado ha permitido ofrecer cierta alternativa mientras no se volvían a reabrir todos estos servicios que son tan necesarios.
 
Otro de los programas al que nos hemos sumado es el Reto E3 de la Fundación Éxit, para mejorar el éxito escolar y la empleabilidad entre jóvenes en situación de vulnerabilidad. El principal proyecto es COACH, una iniciativa de voluntariado corporativo que busca, a través técnicas de “mentoring” y “coaching”, evitar el abandono de los estudios de jóvenes de entre 16 y 19 años en situación de vulnerabilidad.

Actualmente, hemos iniciado otro tipo de voluntariado virtual con Fundación Actays para dotarles de materiales que puedan proyectar en tablets a fin de hacer la estadía en el hospital de niñas y niños más llevadera.
 
Valoramos muy positivamente este tipo de voluntariados, puesto que aportan beneficios tanto para las personas beneficiaras como para las y los voluntarios que participan.

¿Qué importancia tiene para su entidad la comunicación de la Responsabilidad Social y cómo lo trabajáis? 
 
Para SGS la comunicación de nuestras actividades en RSC y el impacto que generan en la sociedad tiene mucha importancia, puesto que la empresa está comprometida con el establecimiento de un dialogo bidireccional con todos los grupos de interés. Esto afecta a grupos de interés internos, por ejemplo, se está haciendo una gran labor de comunicación interna para detectar las temáticas más importantes para las personas empleadas, pedirles opinión respecto a diversos temas que les afectan, así como facilitarles información. Uno de los últimos proyectos en este sentido es la campaña de Add Value with Lëss (Lëss es un oso polar que nos acompaña en todas las campañas de Sostenibilidad) en la que se ha abierto un proceso de ideas de mejora en el que puede participar todo el personal, en aspectos como el medio ambiente, la optimización de procesos, la gestión de personas y la calidad.
 
A nivel externo, se comunica nuestro compromiso con la Sostenibilidad a todos los grupos de interés. En el caso de clientes, por ejemplo, consideramos que es muy importante compartir los mismos valores. A todos los clientes actuales y potenciales les facilitamos información explicando nuestro compromiso con la sostenibilidad y que es parte de nuestra propuesta de valor. También se comunica al público en general a través de nuestros canales, redes sociales, web, porque la sostenibilidad es parte importante de nuestra identidad como empresa, y forma parte de nuestro compromiso con la sociedad.
 
Como he comentado anteriormente, contamos con nuestra Memoria de Sostenibilidad donde se incluye toda la información mundial. Respecto a la información específica de SGS España, está detallada en nuestro Estado de Información No financiera consolidado.
 

¿Cuál considera que es la situación actual de la RSE en nuestro país y sus principales barreras y desafíos de futuro?  
 
En los últimos años ha habido un gran avance en materia de RSE en España. Muchas de las grandes empresas han adoptado políticas en este sentido, elaboran informes y reportes en RSC, y hay una mayor transparencia y participación de los grupos de interés. Un gran desafío es que la RSC llegue a todo el tejido empresarial y en este caso, a las pequeñas y mediana empresas, en un principio les puede suponer un gran reto, aunque me consta que hay empresas muy pequeñas que están haciendo un gran trabajo en este ámbito.
 
Con la pandemia se ha puesto de manifiesto la importancia de contar con estos valores en la empresa. El mundo ha cambiado, y la crisis actual ha demostrado que las sociedades y las empresas más sostenibles a todos los niveles son las que tienen más oportunidades de avanzar. Hemos de tener en cuenta además que es una demanda que se está produciendo no sólo a nivel normativo sino también en el ámbito social. Cada vez más, nuestras decisiones de compra incorporan criterios de RSC, entonces la empresa que quiera sobrevivir en el mercado actual tendrá que responder también a esta demanda.
 
También creo que hay que realizar incidencia en incorporar como materias obligatorias en los planes de estudios la RSC, en especial en los relacionados con el ámbito de la gestión empresarial. Es importante que las personas que van a liderar las empresas en un futuro tengan conocimiento de la RSC y los beneficios que aporta a las organizaciones.
 

¿Y cuáles son los próximos retos y desafíos de su organización en esta materia y cómo los pensáis llevar a cabo?
 
Uno de nuestros principales retos que tendremos que afrontar para la Estrategia 2030 a nivel de grupo es el tamaño que tenemos, contamos con unos 65.000 proveedores y 89.000 personas empleadas en 140 países. Esta estrategia mundial hay que aterrizarla a nivel de cada una de las regiones y de los países.

Para SGS España, el reto que tenemos en los próximos años es trasladar a más de las 4.000 personas empleadas (que son muy diferentes y trabajan en distintas líneas de negocio) el mensaje que la “RSC tiene que ver con cada uno de nosotros y nosotras”. Es decir, asumir que la RSC es relevante para cualquier puesto de trabajo. Que no se queda sólo en unas políticas que se realizan desde corporativo, sino que para que seamos una empresa sostenible hay que ser muy conscientes que tenemos que integrar los principios de la RSC en nuestro día a día. Por tanto, la labor de comunicación y sensibilización será clave para hacer frente a este reto.