"Más del 50% de la financiación total se inyectó en el ámbito social, un 25% en el medioambiental y un 19% en el cultural" | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores,  Gobernanza,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Financiero

"Más del 50% de la financiación total se inyectó en el ámbito social, un 25% en el medioambiental y un 19% en el cultural"

Anna Fasano, Presidenta de Fiare Banca Ética

30-09-2022

Con motivo de su visita a España para poner en valor los proyectos sociales financiados por la entidad que preside, ¿podría explicar a las personas que todavía no conocen a Fiare Banca Ética y su labor?

Somos un banco ético y cooperativo con más de 46.000 personas socias entre España e Italia, que concede financiación solo a proyectos con valores en el sector social, medioambiental y cultural y tiene como norma una política de transparencia muy fuerte: las realidades financiadas son publicadas en nuestra página web constantemente.

Trabajamos para que el dinero se utilice al servicio de las personas y no del beneficio y para que los ahorros sirvan para que se desarrollen iniciativas que tengan un impacto positivo en la sociedad. Este fue nuestro propósito inicial y con el que seguimos construyendo día tras día.

Uno de los pilares de su visita a nuestro país es la presentación de la nueva campaña de capital social de su entidad. ¿Podría explicar los detalles de la misma?

La campaña de capital social, que hemos presentado y que finalizará el 24 de marzo de 2023, tiene como objetivo acercar a las entidades del Tercer Sector, empresas de Economía Social y a personas particulares, nuestra forma de conceder crédito y demostrarles que las finanzas éticas están a su servicio.

Gracias a la solidez patrimonial que nos da el capital social, financiamos proyectos útiles al bien común y promovemos que el sistema financiero adopte los valores de las finanzas éticas. Por ello buscamos a más personas, entidades y empresas que se hagan socias o amplíen su capital social para afianzar nuestro proyecto y aumentar nuestra capacidad de dar crédito.

Somos un referente a nivel europeo en banca ética y cooperativa y queremos seguir demostrando al mundo que en el sector financiero podemos hacer una actividad muy beneficiosa para el conjunto de la sociedad. El crecimiento del capital social está directamente conectado al desarrollo de la economía social y solidaria. Nuestro informe de impacto muestra números muy claros al respeto: cada 1.000 € de capital social podemos dar financiación para que las entidades sociales atiendan a 15 personas en situación de vulnerabilidad.

Fiare Banca Ética ha financiado varios proyectos en España. ¿Podría detallar los más relevantes?

En 2021 el banco concedió 40 millones de financiación a la economía social. Más del 50% de la financiación total se inyectó en el ámbito social, un 25% en el medioambiental y un 19% en el cultural. Nacimos para apoyar las entidades que construyen bienestar para las personas y cuidan el planeta.

En el sector social, que incluye la inserción social y laboral de personas o proyectos asistenciales, entre otros, se invirtieron más de 21 millones de euros. Una apuesta para conseguir la inclusión social. Entre los proyectos financiados encontramos el grupo TEB en Catalunya, Aspaym en Castilla y León o Emaus en Euskadi, o Secretariado Gitano a nivel estatal.

Además, seguimos apostando por sectores innovadores como el cohousing y la vivienda cooperativa, dos formas de vivienda alternativa que facilitan un hogar a la ciudadanía en mejores condiciones. Tenemos ejemplos claros de este modelo en Madrid con el proyecto de Entrepatios, en Córdoba, con el proyecto de vivienda cooperativa y recuperación del casco histórico con PAX; y en Barcelona con varios proyectos de cohousing impulsados por Sostre Cívic y el Ayuntamiento de la ciudad. También hay iniciativas de este tipo en zonas más rurales con viviendas cooperativas de perfil senior, para evitar la despoblación y facilitar los cuidados a las personas mayores.

Y en el sector medioambiental encontramos iniciativas que trabajan en el ámbito de generación de energía limpia como, por ejemplo, Som Energía a nivel estatal, o Som Mobilitat en Catalunya que promueven la movilidad “limpia y compartida”, o el despacho de arquitectos sATT que promueven vivienda sostenible, etc.

¿Qué importancia le dan a la comunicación y puesta en valor de su labor?

Es muy importante para nuestro proyecto cooperativo transmitir la importancia de dar el paso a las finanzas éticas como una herramienta de transformación social. Trabajar juntos y en modo cooperativo, entre personas trabajadoras, socias, realidades financiadas, es un desafío constante y lo construimos en el día a día.

También nos gustaría recuperar la dimensión humana del dinero. Que la gente comprenda que la economía sirve para poner en relación a las personas, para mejorar su calidad de vida y la de los demás. Y que cada uno de nosotros con nuestras decisiones económicas podemos cambiar el mundo y crear impactos positivos o negativos para el medio ambiente y los que nos rodean.

¿Cuáles son los principales retos y desafíos de Fiare Banca Ética a corto, medio y largo plazo en cuanto al desarrollo de su labor socialmente responsable?

En el corto plazo estamos centrados en la campaña de capitalización, ya que en los últimos dos años hemos estado al lado de las organizaciones que nos han solicitado apoyo y por lo tanto nuestros números siguen creciendo. Por tanto, ahora más que nunca, debemos continuar cooperando y seguir ampliando nuestra solidez para seguir dando crédito a las entidades en este contexto de crisis económica y social. Trabajar en red, crear alianzas con nuevas empresas que persiguen una finalidad social y/o de impacto forma parte de nuestra estrategia en este momento.

Por otro lado, trabajamos en más de un país, y también en Europa, por lo tanto, en estos tiempos inciertos con continuos cambios a nivel político, social e incluso legislativo, necesitamos adaptar y seguir construyendo nuestro proyecto e influenciar para desarrollar unas finanzas más justas en Europa y a nivel global. 

A nivel más global, los desafíos tienen que ver con el impacto de la crisis climática y el crecimiento de las desigualdades. El Banco y todo el Grupo Banca Etica quiere ser neutral en su huella de carbono en 2030.  En el ámbito de las desigualdades, por un lado, queremos estar al lado de todas las organizaciones que trabajan en la lucha contra la pobreza para ser su herramienta cuando lo requieran y, por otro lado, estamos creando una oficina técnica dedicada a las microfinanzas en África y América Latina. Ser una cooperativa de banca ética requiere estar pensando constantemente en el proyecto a nivel global.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables.