ODS 9. "La RSE no se tiene que comunicar, sino que está en toda la comunicación y actividad de la empresa" | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza,  Medio Ambiente,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Energía e Infraestructuras,  Transporte y Logística

ODS 9. "La RSE no se tiene que comunicar, sino que está en toda la comunicación y actividad de la empresa"

Entrevistamos a Belén Castro, directora de RRHH, Comunicación y RSC de Globalvia(@globalvia)

23-04-2020
Belén Castro, directora de RRHH, Comunicación y RSC de Globalvia

La visión como clave estratégica de Globalvia, constituye la expresión del objeto y la finalidad básica de una organización comprometida con el futuro. Sus valores fundamentales se basan en la integridad, trabajo en equipo, calidad de la gestión, orientación a resultados, servicio al cliente, innovación y respeto a la seguridad y a la salud de las personas. 
Hablamos con Belén Castro, dircetora de RRHH, Comunicación y RSC de Globalvia sobre la estrategia de la compañía en materia de comunicación responsable, retos y desafíos de futuro y las medidas que han adaptado en la compañía para combatir la crisis sanitaria provocada por el COVID19. 

Ante esta crisis sanitaria provocada por el COVID-19, ¿qué medidas o plan de contención y/o seguridad se ha adoptado desde GLOBALVIA para hacer frente al impacto generado por el COVID-19 especialmente en el sector de infraestructura de transporte?
 

Para contestar a esta pregunta primero habría que explicar que la plantilla de Globalvia se divide, de forma muy simplificada, en dos tipos de trabajadores: personal de campo y personal de oficina. Entre el personal de campo se encuentran todas aquellas personas que cobran peajes, mantienen las autopistas, vigilan en los centros de control que la circulación sea fluida y segura y, por otro lado, nuestros conductores, revisores, comerciales, etc. que hacen que nuestros metros, metros ligeros o tranvías salgan a la calle cada día, así como el personal de los centros de control y mantenimiento que aseguran un servicio seguro para los usuarios y la ciudad. La otra parte del personal es el personal de oficina, bien de concesionaria o bien de nuestras centrales de Madrid y Chile.
 
El personal de oficina, desde el inicio de las recomendaciones de confinamiento en cada país, está trabajando en remoto salvo necesidades puntuales que se dieron al principio de las órdenes de confinamiento. Se atiende a todas las necesidades y estamos trabajando al 100% de nuestro rendimiento.
 
En el personal de campo se han tomado medidas para adaptar la oferta de servicio a la demanda, manteniendo a las plantillas cuyo servicio no se necesita en casa, disponibles para el trabajo y sin ningún recorte en sus salarios. Se han formado equipos de personas multidisciplinares que no coinciden entre sí para poder eliminar posibles propagaciones del contagio. Igualmente, se han suspendido o minimizado las labores de atención al usuario presencialmente, se ha eliminado el cobro manual de peajes en algunas de las concesiones donde el concedente lo ha permitido y se han facilitado todas aquellas medidas de protección que las autoridades han ido indicando en cada caso.
 
 ¿Cómo ha evolucionado la estrategia de comunicación de GLOBALVIA en estos últimos años hasta la actualidad? ¿cuáles son, actualmente, sus principales líneas de actuación?

Nuestro foco está en este momento en dar a conocer el valor económico y social que aporta el modelo de gestión privada de infraestructuras de transporte que es un gran desconocido. Además de ser desconocido, está absolutamente demonizado porque nos han hecho creer, por ejemplo, que la alternativa a una autopista de peaje es una autopista gratuita cuando la auténtica realidad es, primero, que no hay autopistas gratuitas y, segundo, que la diferencia entre una autopista de peaje y una que no lo es radica en que en la de peaje la paga quien la usa y en las demás pagamos todos.
 
¿Qué papel tiene en la misma la comunicación de la RSE y la comunicación responsable? ¿qué destacaría de la misma?

En Globalvia sabemos que somos un agente de cambio social, que nuestras infraestructuras transforman el entorno en el que estamos y que lo hacemos para mejorar. Es fundamental que comuniquemos todo lo que acompaña a esa transformación.
 
¿Cuáles son las principales ventajas y beneficios de apostar por una comunicación responsable?

Yo creo que ya no se trata de ventajas y beneficios. Es una necesidad y una obligación de cercanía y transparencia que tenemos todas las empresas con nuestros grupos de interés.
 
¿Cuáles son, en su opinión, los principales errores que se siguen cometiendo en la actualidad en torno a la comunicación de la RSE? ¿cómo subsanarlos?
 

Creo que la RSE no se tiene que comunicar, sino que tiene que estar en toda la comunicación y actividad de la empresa. Se subsana asumiendo que la RSE es una nueva manera de hacer la cosas, es una fuente de creación de valor en sí misma y hay que internalizarla en el nuevo ADN de las empresas.
 
¿Cómo están fomentando en GLOBALVIA la comunicación y el diálogo con los grupos de interés, cómo lo llevan a cabo y cuáles son las principales buenas prácticas qué destacaría?

Desde el principio hemos optado por tener claramente identificados a nuestros grupos de interés y por mantener un diálogo permanente con ellos. En medio de esta crisis global provocada por el COVID-19, por ejemplo, nos hemos puesto en contacto con nuestros concedentes y con las fundaciones y ongs con las que colaboramos habitualmente para ponernos a su disposición. Esto ha hecho que en un tiempo rápido hayamos podido dar una respuesta eficiente y eficaz para responder a necesidades concretas y tangibles de estos grupos.
 
¿Cuál considera que es el papel de los medios de comunicación ante la RSE? ¿Están cumpliendo actualmente ese papel?

Entiendo que hay una parte importantísima didáctica en la que los medios pueden ayudar a la sociedad en general a explicar la importancia que tiene la RSE, así como poner en valor las mejores prácticas en los distintos sectores de forma que otros actores puedan conocerlas y llevarlas a la práctica. Desde 2017 hasta ahora han surgido distintos medios que le han dado un impulso clave a esta comunicación.
 
Finalmente, ¿cuáles son los retos y desafíos de su organización en torno a la comunicación responsable y a la RSE? ¿cómo los piensan llevar a cabo?

Estamos claramente ante la oportunidad de generar una nueva etapa de conciencia en la que las organizaciones nos estamos teniendo que adaptar a un entorno cambiante y en la que ya no tiene sentido responder únicamente a los accionistas sino a la sociedad en general. El reto será integrar a todos los que forman las organizaciones en este concepto “teal” en el que la organización es un ser vivo y adaptable. Ahí la RSE jugará un papel clave en tanto nos ayudará a ir encontrando las respuestas más adecuadas a los retos que surjan.