Los premios BBVA a la Conservación de la Biodiversidad reclaman la necesidad de unir esfuerzos frente a la crisis ambiental | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Financiero

Los premios BBVA a la Conservación de la Biodiversidad reclaman la necesidad de unir esfuerzos frente a la crisis ambiental

Estos galardones reconocen en su edición XVII a la Fundación CBD-Hábitat, el International Snow Leopard Trust y al periodista Clemente Álvarez

24-11-2022

La ceremonia de los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad ha reivindicado la necesidad de unir esfuerzos a escala global para afrontar la crisis ambiental que pone en riesgo el futuro de la vida en el planeta. En esta XVII edición se ha reconocido la conservación de tres especies emblemáticas del monte mediterráneo –el lince ibérico, el águila imperial y el buitre negro–, impulsada por la Fundación CBD-Hábitat; la protección del leopardo de las nieves y el ecosistema montañoso de Asia donde habita este felino gravemente amenazado, liderada por la organización International Snow Leopard Trust; y la excelencia, el rigor y la innovación del periodista ambiental Clemente Álvarez, responsable de la sección Clima y Medio Ambiente del diario El País.

La doble crisis de la conservación de la biodiversidad y el cambio climático es “el reto de mayor calado de esta primera mitad del siglo XXI”, ha señalado el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, durante el discurso que ha pronunciado en la ceremonia. Sin embargo, el compromiso y los resultados alcanzados por los premiados “además de extraordinariamente valiosos en sí mismos, constituyen un ejemplo a emular, que nos da esperanzas de que es posible revertir parcialmente décadas de explotación salvaje del medio natural de la vida”.

Los logros de las organizaciones CBD Hábitat (Premio a las Actuaciones en España) y del International Snow Leopard Trust (Premio Mundial) y el modo de alcanzarlos “son un robusto dique de contención y herramienta para contener y revertir la pérdida de biodiversidad”, ha resaltado Rafael Pardo. Al mismo tiempo, ha destacado el director de la Fundación BBVA, Clemente Álvarez, galardonado en Difusión y Sensibilización en Conservación de la Biodiversidad en España, “cuenta con una dilatada trayectoria de especialización como periodista medioambiental de referencia y desde las páginas y el espacio digital de El País ha conseguido dotarnos de información continua, relevante, objetivada, basada en el mejor conocimiento y accesible a través de innovadores formatos y canales, en definitiva información confiable”.

Por ello, el director de la Fundación BBVA ha aplaudido la labor imprescindible de organizaciones conservacionistas y comunicadores ambientales como los galardonados en esta XVII edición de los Premios de Conservación de la Biodiversidad, por “defender los intereses de quienes no tienen voz propia, las distintas especies animales y los ecosistemas, valiosos de por sí y merecedores hoy de consideración ética, siendo además un legado único del que no podemos privar a las generaciones futuras e incluso a nuestros coetáneos”.

Premio a la Conservación de la Biodiversidad en España: CBD-Hábitat: Custodiar el territorio para salvar de la extinción a linces, águilas y buitres

A finales del siglo pasado, el lince ibérico se encontraba al borde de la extinción, con su población por debajo de los 100 ejemplares. Al mismo tiempo, tanto el águila imperial ibérica como el buitre negro se enfrentaban también a situaciones muy graves de escasez de alimento debido a la disminución de la población de conejos y a la prohibición de dejar cadáveres de los animales en el campo tras la crisis de las vacas locas. En este dramático contexto, hace 24 años nació CBD-Hábitat con el objetivo de salvar a estas tres especies emblemáticas del monte mediterráneo y recuperar sus entornos naturales, a través de acuerdos para implementar la llamada custodia del territorio en fincas privadas.

“Todo este trabajo ha sido posible en primera instancia, gracias a la voluntad y colaboración  de unos pocos propietarios de fincas privadas, que habían mantenido las últimas poblaciones de estas especies, y que han sido pioneros aliados fundamentales, extendiéndose posteriormente a muchas otras fincas”, ha explicado Nuria El Khadir, directora de CBD Hábitat, en el discurso que ha pronunciado durante la ceremonia tras recibir el premio en la categoría de Conservación de la Biodiversidad en España.

El equipo multidisciplinar de esta fundación, compuesto por biólogos, ingenieros de montes y técnicos de campo, trabaja sobre el terreno en las fincas con las que mantienen acuerdos, para abordar las amenazas que ponen en riesgo a las especies en peligro. Actualmente monitorizan con cámaras de fototrampeo y collares de radioseguimiento a 548 ejemplares de lince entre Jaén, Extremadura, Toledo y Ciudad Real, y su trabajo ha contribuido a que los ejemplares de estos felinos se hayan multiplicado por más de 10 en dos décadas, pasando de 100 a más de 1.100 ejemplares a lo largo de las últimas dos décadas.

En el caso de águilas y buitres, actuaciones como radiomarcajes en más de 88 rapaces, o el rescate y la recuperación de algunos ejemplares, así como llevar un registro de puntos negros que suponen una amenaza de muerte –como las líneas eléctricas en mal estado–, son acciones  que ya han logrado incrementos muy significativos de sus poblaciones: el número de parejas de águilas imperiales ha crecido de 130 a 647, y se ha aumentado un 30% la presencia de buitres negros en las fincas con las que tienen acuerdos de custodia.  Además, los recursos invertidos en la conservación de linces, águilas y buitres, que actúan como especies paraguas, han beneficiado indirectamente a todo el ecosistema del monte mediterráneo.

Por todo ello, el trabajo de CBD Hábitat es un ejemplo de éxito en la recuperación de la biodiversidad en España, aunque sus responsables sean muy conscientes del ingente trabajo que todavía queda por delante para abordar este desafío: “Queremos hacer una llamada, en estos momentos de pérdida desbordada de biodiversidad a nivel mundial, de la importancia de que las entidades tanto públicas como privadas, tomen conciencia del desequilibrio que esta pérdida supone  a nivel ecosistémico, comprometiendo con ello los recursos vivos y la vida en el planeta”, ha concluido El Khadir.

Premio Mundial de Conservación: International Snow Leopard Trust: Una alianza internacional de 12 países en defensa del leopardo de las nieves

"El leopardo de las nieves es un animal asombroso, el resultado de millones de años de evolución que le han permitido adaptarse a condiciones muy duras, de frío extremo, y cazar a sus presas en las cumbres más altas del planeta". Así define Charudutt Mishra, ecólogo y director ejecutivo del International Snow Leopard Trust, a este majestuoso depredador que se encuentra en la cúspide de la cadena alimentaria de su hábitat, y por ello se considera fundamental para preservar la salud de todo el ecosistema montañoso del Himalaya y las otras grandes cordilleras de Asia. El Premio Mundial a la Conservación de la Biodiversidad ha otorgado a esta organización por su extraordinaria labor en defensa del felino, gravemente amenazado por la caza furtiva, la fragmentación de su hábitat debido a la construcción de infraestructuras, y los impactos del cambio climático.

El territorio donde habita el leopardo de las nieves abarca dos millones de kilómetros cuadrados y se extiende por la geografía de 12 países asiáticos (Afganistán, Bután, China, India, Kazajistán, Kirguistán, Mongolia, Nepal, Pakistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán). "La especie es increíble en sí misma, pero además, cuando la proteges, estás contribuyendo a proteger todo un ecosistema y la biodiversidad asociada a ella", señala Mishra. En la última década, la organización ha impulsado la creación de una alianza de cooperación internacional entre los 12 países donde habita el leopardo de las nieves para proteger a la especie y todo su ecosistema. “Cualquier solución que se nos ocurriera tenía que ser proporcional al tamaño del problema”, ha explicado el director ejecutivo del International Snow Leopard Trust en su discurso. “Por eso decidimos intentar crear una alianza intergubernamental para la protección del leopardo de las nieves: queríamos que los gobiernos y la industria empezaran a tomarse la conservación con la seriedad que creíamos que merecía”.

El proyecto ya ha logrado identificar 24 áreas de protección (unos 500.000 km2) que abarcan un 25 % del hábitat de la especie. En buena parte de este territorio (140.000 km2), ya se han empezado a implementar medidas de conservación en las que se han implicado tanto las autoridades de cada país participante como la comunidad científica, ONG, empresas y poblaciones locales. Mishra destaca en particular la eficacia de patrullas de vigilancia contra la caza furtiva, con más de 400 guardabosques formados gracias a esta iniciativa, y un programa de colaboración entre las autoridades locales e Interpol para establecer una base de datos sobre el tráfico ilegal de especies, con el objetivo de combatir esta amenaza con mayor eficacia. “Este programa muestra la magia del leopardo de las nieves y de la naturaleza”, ha resaltado el responsable del International Snow Leopard Trust al final de su discurso. “Muestra cómo las naciones pueden aparcar sus diferencias y unirse para trabajar por la naturaleza y la vida salvaje, y por un planeta mejor”.

Difusión y Sensibilización: Clemente Álvarez: Un referente del periodismo ambiental más riguroso e innovador

Durante casi un cuarto de siglo, Clemente Álvarez ha demostrado una extraordinaria capacidad para lograr que los múltiples medios donde ha trabajado lleven a sus portadas la crisis ambiental del planeta. Fundador de cinco secciones de medio ambiente tanto en periódicos y revistas de nuestro país, como en canales de televisión internacionales, su trabajo se ha caracterizado en primer lugar por el rigor y la solvencia de las mejores fuentes. “Hay algo fundamental en la información ambiental”, asegura. ”Toda tiene que estar basada en la ciencia, en conocimiento validado, independientemente del formato, la temática, el canal o el medio”.

Álvarez es desde 2020 el responsable de un espacio de referencia en la prensa española actual: la sección de Clima y Medio Ambiente del diario El País. Pero lleva ya más de dos décadas abriendo nuevas ventanas periodísticas sobre el cambio climático, la crisis de biodiversidad y otros grandes retos ambientales en periódicos como La Razón, innovadores medios nativos digitales como Soitu, el principal canal hispano de televisión en Estados Unidos, Univisión, o apuestas diferenciales como la revista Ballena Blanca, de la que fue fundador.

Su dilatada trayectoria ha estado caracterizada siempre por el empeño de exponer la relevancia de la degradación ambiental del planeta para la vida diaria de las personas. “A mí me parece esencial acercar las historias a la gente, a la vida cotidiana de las personas, porque además es una forma de centrar el debate”, señala. “De lo contrario, puede parecer que esto es un problema que ocurre en las selvas lejanas o de especies rarísimas que no tienen nada que ver contigo o con tu vida”.

La innovación e incluso la experimentación creativa con nuevos formatos narrativos ha sido otra de las señas de identidad del periodismo de Álvarez, quien ha acercado el medio ambiente a públicos amplios a través de otras disciplinas creativas como el cómic, las exposiciones e incluso el teatro. Pero independientemente del formato, lo que siempre ha reflejado su trabajo es el compromiso ante lo que él considera una emergencia sin precedentes sobre la que toda la sociedad debe tomar conciencia: “Siempre he pensado que el periodismo debe estar al servicio de la sociedad, del bien común, de las causas justas”, ha afirmado en el discurso que ha pronunciado en la ceremonia tras recibir el galardón. “Por eso creo que cualquiera que se dedique a este oficio tiene una responsabilidad con la protección del medio ambiente y el planeta donde vivimos… Según Gabriel García Márquez, ‘la ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón’. Por ética, debemos difundir la voz de alarma de los científicos y advertir de los peligros, aunque esto obligue a replantear nuestra forma de vida”.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables y el Caso Práctico de BBVA en el Anuario Corresponsables 2022.