El estado de la RSE en Argentina* | Corresponsables.com España

El estado de la RSE en Argentina*

18-09-2013
Ma. Florencia Segura, directora del Programa Ejecutivo de RS y Sostenibilidad de la Universidad Torcuato Di Tella

 

 

Hay empresas que concentran la mayoría de sus acciones de RS y Sostenibilidad en sus departamentos de RSE, pero también hay otras que todavía se coordinan con sus respectivas fundaciones, ya que son las que vienen abordando los problemas más acuciantes para países en vías de desarrollo como Argentina (salud, educación, niñez, vivienda).

 

No obstante, a fin de traer las mejores prácticas, las empresas que estuvieron presentes en el Programa  de Responsabilidad Social y Sostenibilidad que lanzo la Universidad Torcuato Di Tella este año,  mostraron ser casos de estudio que merecen la pena ser contados, por el avance  significativo en la cosmovisión de la temática.

Cuando hablo de la “cosmovisión” me refiero a People, Profit & Planet, lo que significa no solo acciones destinadas a lo social, sino también a las Personas que trabajan dentro y fuera de la organización, los beneficios económicos ( Profit) y el Planeta ( Planet).

 

Javier Firpo de Intel, por ejemplo,  mostro como la empresa está alineada a los ODM, apoyando la educación en todo el país a través de su participación en la Feria Intel ISEF (Feria Internacional de Ciencias e Ingeniería) donde participaron 10 estudiantes argentinos y la Academia de Educadores con el Programa Intel educar, que capacita a 6 millones de docentes en todo el país año a año.

 

El caso Intel, no solo plantea un cambio de paradigma de las empresas de tecnología, sino también un enfoque sistémico cuando deciden invertir o no con determinado programa. 

 

Otro de los participantes ha sido la Fundacion  Avina, representada por su presidente, quien mostro la  visión sobre la situación actual de las políticas públicas,  sus conceptos  sobre Capital Social y el rol del sector en la construcción de un país más desarrollado. La articulación público-privada ha sido una de las metodologías que más se han dado a conocer en la Argentina, pero no ha sido suficiente para darles sustentabilidad, debido a modelos basados en asistencialismo. Llevar adelante acciones orientadas a mejorar la auto-sustentabilidad de este tipo de organizaciones es una tendencia creciente que todos deberían seguir.

 

Como representante del Estado, nos han acompañado ex ministros de Salud y Acción Social y ex funcionarios, quienes aportaron  desde sus experiencias con el sector social y la lucha contra la corrupción. 

Como representante de las Personas, contamos con un coach de la Newfield Network de Chile, que trabajo sobre conceptos básicos que no se tienen en cuenta al momento de formar ejecutivos, como por ejemplo  la “Conciencia”: Quien soy, que quiero y hacia donde me dirijo.  El concepto puede sonar disruptivo y de hecho es uno de los objetivos que teníamos que cumplir. 

 

Como representantes de la comunidad internacional,  el  MERCO (Monitor Español de Reputación Corporativa) desde Madrid conto cómo han avanzando en sus implementaciones en Argentina  y  Celina Pagani Tousignant, catedrática del Boston College de Estados Unidos, nos conto sobre su visión global de la Responsabilidad Social.

En un momento en el que la crisis nos pone a prueba a todos, fue muy gratificante ver como todos los sectores y nacionalidades, se hacían cargo de la parte que les tocaba, ya sea detrás del pupitre, por delante de él o detrás de la nube de internet en sus videoconferencias.

 

También es gratificante ver como la Universidad ranqueada nro. 1 en Argentina y nro.8 en Latinoamérica, demostraba su porqué al apostar a un programa de estas características.

 

El reto para las escuelas de negocios será, no solo la contribución científica en lo económico, sino también en lo social y medioambiental, formulando “business cases” que tomen como eje la ética y la innovación en el desarrollo de sus soluciones, pero sobre todo a las “Personas”,  para  lograr una mejor articulación en esta nueva etapa y este es un aporte que no podíamos dejar de hacer.

 

Llamamos a la comunidad nacional e internacional a participar a fin de superarnos cada vez más en este desafío.

 

* Artículo escrito en septiembre de 2012.

 

Comentarios