ODS3. “El mismo día, a la misma hora”: ¿puede el cine ser un instrumento para mostrar la inteligencia emocional de las empresas? | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza,  Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Farmacéutico

ODS3. “El mismo día, a la misma hora”: ¿puede el cine ser un instrumento para mostrar la inteligencia emocional de las empresas?

Begoña Gómez, Head Of Communications & Patient Relations Novartis España, profundiza sobre el cortometraje El mismo día, a la misma hora

13-01-2022

Comenzamos un nuevo año con nuevos propósitos, nuevos deseos y renovando ilusiones. Una de ellas, hecha realidad antes de despedir el año 2021. Esta Navidad, en Novartis recibimos la noticia de que nuestras dos entregas del cortometraje El mismo día, a la misma hora se estrenaban en la plataforma de contenido audiovisual Amazon Prime Video para sus cerca de seis millones de usuarios suscritos en España. Un nuevo hito que nos hace especial ilusión porque nos permite cumplir varios propósitos.
 
En primer lugar, compartir con muchas más personas nuestro compromiso social y los valores corporativos que guían a nuestra organización a través de una historia de amor de ficción que busca mostrar cómo en Novartis avanzamos para cumplir nuestro propósito de reimaginar la medicina de una forma transparente y sostenible. Esta proyección audiovisual se enmarca en el paraguas de nuestra iniciativa La Huella by Novartis que nace a principios de 2020 con varios objetivos, entre ellos compartir de forma anual los resultados de nuestro estudio SEE (social, environmental & economics, en inglés) que evalúa el impacto social, medioambiental y económico de nuestra actividad en España y que presentamos recientemente por segundo año consecutivo. El estudio de este año refleja que, a través de un portfolio de 103 medicamentos innovadores, Novartis benefició en 2020 a cerca de 10 millones de pacientes en España. Con ello, se logró un impacto positivo en su salud de 147.390 años de calidad de vida respecto al tratamiento estándar. El impacto social medible que Novartis tiene en los pacientes y las personas tiene un valor de 4.903 millones de euros.
 
En segundo lugar, extender las posibilidades de acceso a través de Prime Video para ver El mismo día, a la misma hora nos ayuda a canalizar y hacer palpable nuestra convicción sobre cómo el lenguaje de los negocios está cambiando hacia una vertiente más emocional y social, lo que hace imprescindible el desarrollo -también en el ámbito de las organizaciones- de ese término tan utilizado y que a muchos de vosotros os sonará de infinitas portadas de libro y conferencias: la inteligencia emocional.
 
El psicólogo Daniel Goleman (1995) asegura que la «inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social». Bajo esta premisa, desde Novartis hemos querido conectar y empatizar con las emociones y preocupaciones de las personas con las que interactuamos en nuestro día a día: con médicos y pacientes, con las administraciones públicas, con inversores, entre compañeros, a través de un instrumento que a lo largo de la historia ha demostrado un gran potencial para ello: el cine. ¿Cuántos de nosotros no nos hemos refugiado en una película o serie para reír, llorar, dejar paso a la reflexión, adquirir nuevos conocimientos o simplemente desconectar de nuestra rutina?
 
El cine es capaz de provocar una auténtica revolución emocional logrando generar cambios en la percepción y el entendimiento de la realidad. De este modo, a través de las vivencias y sentimientos de los personajes involucrados en este triángulo amoroso, El mismo día, a la misma hora desea lanzar varios mensajes a la audiencia y, en algunos casos, a la propia industria farmacéutica como agentes clave para la salud, por ejemplo, el valor de la investigación para mejorar la calidad de vida de pacientes como Marc, la importancia de la colaboración para lograr mejores resultados, la necesidad de empatía para entender las necesidades de nuestro entorno, o la contribución clave de hacer un uso eficiente de los recursos naturales para minimizar el impacto ambiental de cualquier actividad en beneficio del planeta. En definitiva, el cortometraje desea mostrar cómo el trabajo de una compañía farmacéutica como Novartis no solo se centra en investigar y desarrollar nuevos tratamientos farmacéuticos, sino que nuestra actividad va más allá y desea verdaderamente contribuir a cambiar la vida de las personas con un impacto real y positivo en la sociedad, un propósito que nos diferencia de otros sectores. Una diferenciación que, a su vez, hace necesaria una comunicación distinta.
 
Por este motivo, en tercer y último lugar, esta apuesta por el cine no es entonces casual, no solo significa reimaginar nuestra manera de comunicar, con un formato y estilos innovadores. El cortometraje también es una manera de apoyar al mundo de la cultura en nuestro país y, en concreto, a la industria audiovisual, un sector muy afectado por la actual pandemia de la COVID-19 pero con un rol clave en el impulso económico de nuestra sociedad y una aportación esencial en las emociones de millones de personas. Como nos indican los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, España es el sexto país del mundo en exportación de productos audiovisuales: cine, música y series de televisión. Y, desde Novartis, queríamos sumar nuestro granito de arena para que la producción nacional y local siga siendo posible en estos tiempos de extrema dificultad.
 
De esta manera, El mismo día, a la misma hora nos brinda la oportunidad de seguir mostrando nuestro compromiso con el país de una manera única, novedosa e innovadora, y avanzar así en una comunicación más transparente y cercana con los pacientes y sus familiares, con la sociedad en general, que son nuestra razón de ser y por quienes cada día nos esforzamos por seguir reimaginando la medicina. Porque todos, en estos momentos o algún día de nuestras vidas, somos o seremos pacientes.