“Las grandes empresas de España tienen que comprometerse con la igualdad efectiva” | Corresponsables.com España

“Las grandes empresas de España tienen que comprometerse con la igualdad efectiva”

Entrevistamos a Ángeles Santamaría, Consejera delegada de Iberdrola España.

23-02-2022

¿Qué te ha llevado a formar parte de la Alianza #CEOPorLaDiversidad?

Mi firme convicción de que solo el talento debe pesar en la carrera profesional y que con en este tipo de alianzas, compartiendo experiencias y compromisos, avanzaremos más rápido en la integración de la diversidad.

Como directivo adherido a la Alianza, ¿cuál crees que es la situación actual de la gestión de la diversidad en España en el ámbito empresarial?

El espectro empresarial español es muy claro, los hombres siguen teniendo un protagonismo mayoritario pero, poco a poco, las mujeres nos vamos abriendo paso, ganando posiciones. No podemos olvidar, además, otras formas de diversidad como pueden ser, por ejemplo, la generacional o la formativa que confluyen en un todo construyendo la esencia de la empresa.

¿Cuáles son los otros grandes retos y desafíos/oportunidades de tu organización en materia de gestión socialmente responsable?

Iberdrola apuesta de forma clara y decidida por la igualdad, como así lo reconocen multitud de organismos nacionales e internacionales. No existe un puesto condicionado por el sexo, ni por ninguna otra característica. Son los más capacitados los que acaban ocupando un lugar en la empresa.

¿Qué importancia tiene para vuestra organización la gestión de la diversidad en la relación con vuestros diferentes públicos de interés?

Nuestro compromiso con la diversidad y la inclusión es firme. Por eso está integrado en nuestro Sistema de gobernanza y sostenibilidad. Además, contamos con un equipo de trabajo multicultural y diverso, un reflejo fiel de la sociedad en la que vivimos, y llevamos a cabo políticas que evitan la discriminación y garantizan el respeto a la diversidad por razón de edad, género, etnia, cultura, creencias, etc... Entendemos que las grandes empresas de este país tienen que comprometerse con la igualdad efectiva. Es una tarea de todos y no sólo de las instituciones.

¿De qué modo tu compañía apuesta por las buenas prácticas socialmente responsables en materia de gestión de la diversidad? ¿Nos puedes explicar brevemente vuestra evolución hasta la actualidad? ¿Y alguna buena práctica con los objetivos que persigue? ¿Cómo medís vuestro avance?

Nuestro compromiso de años nos ha llevado a estar, por ejemplo, en el World's Top Female Friendly Companies 2021, en el que Forbes se asoció con la empresa de investigación de mercados Statista para identificar las corporaciones líderes en apoyo a la mujer dentro y fuera del trabajo.

Además, hemos sido incluidos por quinto año consecutivo en el Bloomberg Gender Equality Index. Nos mantenemos como un referente en materia de igualdad de oportunidades y mejoramos nuestra valoración respecto al año anterior. Concretamente, se hace un reconocimiento a nuestras prácticas en ámbitos como el liderazgo y la canalización del talento de las mujeres, la igualdad retributiva y la cultura inclusiva.

Nuestra Política pasa por garantizar la calidad en el empleo en un entorno laboral asentado en la igualdad de oportunidades, un proyecto empresarial sólido y la conciliación entre la vida personal y profesional.

Somos referentes: fuimos la primera empresa del IBEX 35 en aplicar la jornada continua en 2007, una medida que mejoramos añadiendo una mayor flexibilidad horaria. Además, contamos con un permiso que mejora y sustituye al permiso por cuidado del lactante, y con permisos de excedencia de hasta cuatro años por cuidado de familiares con reserva de puesto, algo que también mejora lo legalmente establecido.

En el caso de las mujeres, suponen el 23 % de nuestra plantilla. Aunque los progresos llevados a cabo hasta ahora son importantes, nuestro objetivo es seguir avanzando hasta consolidarnos como un referente internacional en igualdad, tanto dentro como fuera de la compañía. Para 2022, la compañía se ha fijado el objetivo de alcanzar un 25 % de mujeres en puestos directivos —frente al 21,53 % actual—, elevándolo hasta el 30 % en 2025, así como de mantener la igualdad salarial.