Cepsa está preparada para ofrecer a sus clientes biocombustibles de segunda generación | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Proveedores y Consultores
Sectores:
 Distribución y Gran Consumo

Cepsa está preparada para ofrecer a sus clientes biocombustibles de segunda generación

Esta energía puede reducir hasta un 85% las emisiones de CO2 del transporte marítimo

07-10-2022

Cepsa, en su compromiso por impulsar la descarbonización del transporte marítimo y fomentar la economía circular, ha realizado con éxito la primera prueba en España de biocombustibles avanzados (2G) en uno de los barcos que utiliza la compañía, el Montestena, propiedad de Ibaizabal, durante varias semanas de navegación. Así, Cepsa refuerza su posicionamiento de la transición energética y en el suministro de energía al transporte marítimo, un mercado en el que cuenta con más de 90 años de experiencia y presencia en más de 60 puertos de la geografía española.

Biocombustible eficiente

Cepsa ha querido probar la eficacia de este biocombustible, producido a partir de aceites usados (con certificado de origen sostenible de ISCC) y combustible de muy bajo azufre (VLSFO, por sus siglas en inglés), en su propia flota antes de comenzar a comercializarlos a sus clientes. El biofuel utilizado en la prueba fue cargado en la planta de Bioenergía de Cepsa, situada en el Parque Energético San Roque (Cádiz), y suministrado por una de las embarcaciones que la compañía utiliza en sus operaciones de bunkering en la bahía de Algeciras. Previamente la compañía había sometido este biocombustible a análisis y ensayos en su Centro de Investigación para verificar que cumple con todas las especificaciones y estándares de calidad.

Los resultados de esta prueba han demostrado un óptimo funcionamiento y rendimiento de los motores. De esta manera, la compañía ya está preparada para ofrecer estos biocombustibles avanzados a sus clientes del sector marítimo, quienes ya han mostrado interés.

Javier Antúnez, director de Biocombustibles de Cepsa, ha señalado que “esta solución demuestra al mercado que los biocombustibles de segunda generación se pueden usar como combustible directo para ayudar a la industria a cumplir sus objetivos de reducción de emisiones, y que su implementación es viable en el corto y medio plazo. Supone un paso importante en el avance del biocombustible marino y el transporte de vehículos respetuosos con el medioambiente; el objetivo ahora es analizar las posibilidades de aumentarlo de forma sostenible y competitiva".

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables y en el Caso Práctico de CEPSA en el Anuario Corresponsables 2022.