Grupo Calvo certifica el respeto a los DDHH en su planta de El Salvador | Corresponsables.com España

Grupo Calvo certifica el respeto a los DDHH en su planta de El Salvador

La compañía se convierte en la primera empresa en El Salvador en obtener esta certificación y sus siguientes apuestas serán las plantas de Brasil y España.

09-12-2013
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

 

 

Se trata de la primera empresa en El Salvador en obtener esta certificación, ratificando la labor y compromiso que la compañía ha llevado a cabo desde sus inicios en el país salvadoreño para proporcionar a sus colaboradores unas condiciones laborales por encima de los mínimos exigibles. 

 

La lucha contra el trabajo infantil y el trabajo forzoso, y el hecho de que los empleados cuenten con un salario justo, derecho a la salud y seguridad, regulación horaria, entre otros, son algunas de las exigencias que la compañía se impone a sí misma en todos los países en los que opera así como en la totalidad de su flota.

 

En los próximos meses, Grupo Calvo comenzará las debidas auditorías en las plantas de Brasil y España para poder obtener también dicha certificación. Actualmente SA8000 es la norma más reconocida en derechos humanos a nivel mundial y se basa, entre otros instrumentos, en la legislación nacional de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y las Convenciones Básicas de la OIT. Con esta certificación, Grupo Calvo logra también mostrar su alineamiento con los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos promovidos por Naciones Unidas.

 

Este compromiso con los derechos humanos ya lo reflejó la compañía con la aprobación de un Código de Proveedores de Atún, hace casi un año. De esta manera, la compañía muestra su sensibilidad hacia la vulneración de derechos humanos en el sector pesquero extractivo y procesador. Según Enrique Orge, director general de Grupo Calvo en Europa y El Salvador, “nos sentimos orgullosos de dar este paso en nuestro compromiso y máximo respeto hacia nuestros trabajadores, y estamos muy satisfechos de convertirnos en una de las primeras empresas atuneras a nivel mundial y la primera empresa salvadoreña, que cuenta con esta certificación”. 

 

Grupo Calvo ha celebrado recientemente el décimo aniversario de su llegada a El Salvador, y en concreto, a la ciudad de La Unión, contribuyendo al desarrollo social de una de las zonas más deprimidas del país, empleando a 1300 personas, la mayoría de ellas mujeres.