La Fundación CYD estudia cómo es la inserción laboral de los graduados universitarios en España

La publicación “La empleabilidad de los jóvenes en España: ¿Cómo es la inserción de los graduados universitarios?" pone de manifiesto las tendencias en la Inserción Laboral de Graduados Universitarios en España

20-09-2023

La Fundación CYD ha presentado una nueva publicación “La empleabilidad de los jóvenes en España: ¿Cómo es la inserción de los graduados universitarios?” que analiza la situación laboral en marzo de 2020 de los titulados de grado en el curso 2015-2016, es decir, a los cuatro años de finalizar sus estudios. El informe muestra las condiciones laborales de los titulados en función del ámbito y subámbito de los estudios cursados, así como la evolución en la oferta y demanda de plazas en la universidad pública presencial. La Fundación CYD también profundiza, entre otros factores, en las diferencias que se dan en los resultados entre mujeres y hombres, y entre aquellos estudiantes que proceden de universidades públicas y privadas.

Según explica Sònia Martínez Vivas, Directora de la Fundación CYD: “La Fundación CYD hace una radiografía de la situación de los graduados en su primera etapa laboral y analiza la evolución en la oferta y demanda de estudios universitarios. Profundizar en estos datos permite conocer cuál es el ajuste entre la universidad y el mercado laboral, y resulta una guía útil para la orientación de estudiantes y para los profesionales de la comunidad universitaria”.

Informática, Matemáticas y Estadística destacan por el aumento de su oferta y demanda; en Medicina la demanda crece un 76%, pero su oferta sólo sube un 5% 

La publicación analiza la evolución, en los últimos 7 años, de la oferta de plazas en las universidades, así como las titulaciones que los estudiantes escogen como primera opción, poniendo de manifiesto que la oferta no crece al mismo ritmo que la demanda en aquellos ámbitos de estudio más solicitados. Matemáticas y Estadística ha sido el subámbito con mayor variación porcentual en la demanda (174,61%), aunque ha experimentado un incremento de plazas que queda lejos de esa cifra, (29,06%). Informática también ha aumentado su popularidad: suben los alumnos preinscritos (57,08%), pero el número de plazas aumenta a un ritmo inferior (20,29%). 

En el ámbito de la Salud y Servicios Sociales, la demanda para estudiar Enfermería y atención a enfermos sube considerablemente (116,27%), pero el ascenso de plazas se limita a un 11,32%. Una situación similar se da en Medicina: las solicitudes han aumentado en un 76,25% en los últimos 7 años, pero el aumento de plazas se ha quedado en un 5,10%. 

Desciende la demanda en Turismo y Hostelería y Periodismo e información

En los subámbitos de Turismo y Hostelería es donde se ve un mayor descenso en la demanda: un 33,10% menos de preinscripciones (la oferta de plazas desciende solo un 3,92%); en el caso de los estudios vinculados a Periodismo e información las solicitudes caen un 22,32% (el número de plazas se reduce en un 13,18%). 

También hay casos donde la oferta de plazas desciende pese al aumento de demanda: sucede en los ámbitos de Agricultura, ganadería y pesca, donde hay un 12,76% menos de plazas a pesar de que la demanda sube un 8,73%. En Ingeniería, industria y construcción las plazas descienden en un 7,03% aunque sube la demanda un 11,49%, y en Negocios, administración y derecho la oferta cae un 6,29% a pesar de que las solicitudes hayan subido un 9,20%.

200.000 graduados cada año; más de un 85% lo hace en la universidad pública 

El número de egresados se ha mantenido relativamente constante durante los últimos 10 años, con alrededor de unos 200.000 egresados por curso. La cifra es superior en la universidad pública que en la universidad privada: la media anual de egresados en la universidad pública durante la última década es de 171.321 estudiantes, mientras que, en la universidad privada, cuyo papel ha ido en aumento en los últimos años, es de 33.046.  Sobre el total, las mujeres suponen entre el 57,6% y el 61% del alumnado egresado. Sobre el total, las mujeres suponen entre el 57,6% y el 61% del alumnado egresado. 

Si se analiza la evolución de egresados por ámbitos de estudio, en los últimos 5 años el ámbito de Ciencias sociales, periodismo y documentación es el que ha experimentado un mayor incremento porcentual de egresados (23%); y, en segundo lugar, destaca el ámbito de Ciencias (18%). Por el contrario, en el ámbito de Ingeniería, industria y construcción es donde ha habido un mayor descenso porcentual (30%), según explica Ángel Mediavilla, Responsable del gabinete técnico de la Fundación CYD:  “El número de egresados en Ingeniería, industria y construcción ha disminuido considerablemente, a pesar de que los indicadores de inserción laboral son positivos: un alto porcentaje (76,50%) trabaja con contratos indefinidos, cotizan en el grupo de titulados (71,45%), y genera el segundo porcentaje más alto (94,35%) de contratos a jornada completa de todos los ámbitos” .

Informática tiene la mejor inserción laboral y Medicina la mayor base media de cotización, aunque la gran mayoría trabaja con contrato temporal 

Informática es el ámbito de estudio en el que un mayor porcentaje de graduados universitarios (86,63%) está afiliado a la Seguridad Social a los 4 años de finalizar su titulación, seguido del ámbito de Salud y servicios sociales (80,62%). En el extremo opuesto, los egresados en los ámbitos de Artes y humanidades (58,96%) y en Ciencias sociales, periodismo y documentación (66,55%), son los que menores tasas de afiliación presentan.

Si se analizan con detalle los subámbitos, Medicina es la carrera con la tasa de afiliación media más alta a la Seguridad Social (91,78%), aunque los graduados trabajan en su gran mayoría (97,43%) con contratos temporales (debido en este caso a la formación MIR). En el extremo opuesto, el subámbito de Humanidades es el que presenta una tasa de afiliación media más baja (54,07%). Según explica Ángela Mediavilla: “El ámbito de Artes y humanidades es el que obtiene indicadores menos favorables de inserción laboral, con la tasa de afiliación media más baja a la Seguridad Social (58,96%), un porcentaje reducido de egresados con contrato en la categoría de titulados (47,38%) y la base media de cotización alrededor de los 25.000 € anuales”.
El 7,50% de los egresados está afiliado en régimen de autónomos. Se observa que hay un porcentaje mayor en los titulados procedentes de la universidad privada: el 11,80% de los egresados de la universidad privada trabaja en régimen de autónomos frente al 6,70% de los alumnos de la universidad pública.

Ellos presentan un mayor porcentaje de contratos indefinidos y con jornada a tiempo completo

El 58,91% de los graduados que a los 4 años está dado de alta en la Seguridad Social tiene un contrato indefinido, observándose una variación en el porcentaje que se da entre mujeres (53,63%) y hombres (66,6%). También es más alta la tasa de contratación a tiempo completo entre ellos (85,57%), que entre ellas (74,17%).

Si se analizan los datos por ámbitos de conocimiento, las tasas más altas de contratación indefinida se dan en los graduados en Informática (89,32%). En cambio, en las titulaciones del ámbito de Salud y Servicios Sociales es donde se aprecia un mayor número de contratos temporales, con el porcentaje más bajo de contratos indefinidos (35,92%). En relación con el tipo de jornada, Informática es el ámbito con más contratos de jornada completa (97,02%) y Educación el que tiene menos (59,07%).

Grupo y base media de cotización anual: 2.353 € de brecha salarial

El 60,19% de los graduados que trabaja a los 4 años de finalizar su titulación lo hace dentro del grupo de cotización titulados; pertenecen a esta categoría el 71,48% de los egresados de una universidad privada y el 58,05% de titulados de una pública.  Por ámbitos, es en Salud y servicios donde un mayor porcentaje (88,59%) está cotizando dentro del mayor grupo de calificación, mientras que en Servicios es donde mayor porcentaje de egresados (69,92%) pertenece a grupo de cotización medio/bajo - en el subámbito de Turismo y Hostelería hasta un 83,44% de los graduados pertenece a esa categoría inferior -.

La base de cotización media anual de los egresados a los 4 años de finalizar los estudios es de 28.081,65 € y, de media, ellas ganan 2.353 € menos que ellos. El 16,54% de las mujeres tiene una base media de cotización superior a 36.000 €, frente al 24,69% de los hombres.

A nivel general, se observa que los egresados de una universidad privada tienen una base media de cotización anual superior: el 53,62% supera los 30.000€, una cifra que en la pública alcanza el 38,11%.  Por ámbitos, Informática es el que presenta los salarios más elevados, con una base media de cotización anual de 32.654,68€, seguido de Salud y servicios sociales (31.248,77€) e Ingeniería, industria y construcción con 30.293,67€. Cabe destacar que Medicina es el subámbito que presenta una mayor base de cotización, con 38.273,14€. En el extremo opuesto, Ciencias y Artes y humanidades son los ámbitos con las cifras más bajas, con salarios medios inferiores a 25.000 € anuales.

Metodología de la publicación

La información se ha extraído de la base de datos del Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU). Se han analizado los indicadores de la demanda y oferta de grados, tomando como referencia las cohortes 2015-2016 y 2022-2023, se ha estudiado el número total de egresados desde el periodo 2010-2011 hasta el periodo 2020-2021. Se ha examinado la situación laboral de los egresados con datos de la Seguridad Social, analizando el tipo de contrato (indefinido o temporal), tipo de jornada laboral (completa o parcial), grupo de cotización (distinguiendo entre el grupo de titulados y el grupo medio/bajo) y diferenciando entre 6 tramos de cotización (desde 6.000 a 12.000 y hasta más de 36.000€).

El análisis de indicadores se ha realizado diferenciando por ámbitos y subámbitos, considerando 10 ámbitos y 29 subámbitos; la clasificación procede del Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU) de la Secretaría General de Universidades.