“La RSC y la Sostenibilidad son un cambio de paradigma” | Corresponsables.com España

“La RSC y la Sostenibilidad son un cambio de paradigma”

13-10-2021

Oímos cada vez más hablar de RSC y Sostenibilidad (RSC/S) hasta el punto de que se ha convertido en mainstream. ¿Por qué crees que está tan “de moda”?
 
Estoy convencida de que no es una moda, sino un cambio de paradigma. Las cuestiones sociales, ambientales y de transparencia y buen gobierno deben estar muy presentes en las empresas para asegurar su supervivencia a largo plazo. Estos aspectos, llamados ASG (Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno) han de integrarse en el negocio, en la estrategia y en la toma de decisiones empresariales, analizando los riesgos y las oportunidades que ello genera.
 
Además, no es una cuestión de voluntad, las exigencias normativas y regulatorias están marcando el camino a seguir por todos. Hay una creciente presión normativa, derivada del papel que la Unión Europea ha asumido como motor indiscutible de la transición sostenible. Los Fondos Next Generation son un clarísimo ejemplo de esa apuesta por la sostenibilidad, con un plan de ayuda para las empresas.
 
También los mercados, la sociedad y los clientes son cada vez más sensibles a estas cuestiones y, por lo tanto, más exigentes a la hora de tomar sus decisiones.
 
En vuestra actividad diaria os relacionáis con pymes (proveedores, clientes, etc.), ¿consideras que la RSC/S también está de moda en su caso?
 
En el caso de las pymes, creo que también se trata de un cambio estructural, que requiere de un nuevo enfoque empresarial. Es importante definir una estrategia en sostenibilidad, ser conscientes de la relevancia que tiene en el negocio e impulsarlo desde la dirección y los órganos de gobierno, que es fundamental para lograr este cambio.
 
También es indispensable que la estrategia tenga un enfoque global y transversal, en el que se impliquen todas las áreas de la empresa, compartiendo objetivos claros, consensuando metas, con un calendario definido y trabajando en equipo.
 
Creo que las grandes empresas debemos ser motor de cambio y ayudar e impulsar la transformación del sector empresarial. Además, las entidades financieras en concreto tenemos un papel muy importante en esta transición hacia una economía más sostenible, canalizando recursos hacia las actividades sostenibles o que ayuden a las empresas en esa transformación.
 
Esta tendencia responsable y sostenible tiene su reflejo en las demandas de los stakeholders hacia la organización. ¿En cuáles de tus grupos de interés has notado un cambio más notable? ¿Destacarías algún caso concreto?
 
Cada vez más los reguladores, los mercados, los inversores y las agencias de calificación ponen el foco en estas cuestiones, que también se va trasladando al resto de grupos. Nuestros clientes cada vez están más interesados y sensibilizados con estas cuestiones y las tienen en cuenta a la hora de elegir a qué entidad financiera quieren vincularse o qué productos contratar. Cada vez más, quieren saber y ser capaces de aportar para conseguir un mundo mejor, también a través de la elección de sus productos, de consumo y financieros.
 
En Ibercaja, observamos un crecimiento claro del volumen de Inversión Socialmente Responsable, centrada en fondos de inversión y planes de pensiones sostenibles, conllevando además algunos de estos productos una vertiente solidaria y aportan a causas sociales y ambientales. Esta tendencia nos ha llevado también a desarrollar nuevos productos de financiación sostenible, ahora especialmente centrados en eficiencia energética.
 
Y en cuanto al departamento/área de RSC/S en tu entidad, ¿este aumento de presencia de la RSC/S se ha traducido en un aumento de recursos o de responsabilidades de tu función?
 
Sí. Se ha creado la Dirección de Sostenibilidad, con dependencia directa del consejero delegado del Banco y con mi incorporación en los principales comités de dirección que se llevan a cabo.
 
Además, el proyecto de sostenibilidad es una prioridad estratégica en Ibercaja, con un enfoque totalmente transversal y con un ambicioso plan de acción a tres años para integrar los riesgos ASG en la gestión global de riesgos, para desarrollar una oferta comercial completa y adecuada que cubra las necesidades de nuestros clientes, para lograr una mayor transparencia y mejora de la información, etc. Y todo ello, con un presupuesto específico anual para lograrlo.
 
El proyecto de sostenibilidad no depende exclusivamente de esta Dirección. Como decía anteriormente, es un proyecto global, que cuenta con la necesaria implicación de toda la organización, de todas las áreas de negocio y con el apoyo claro y firme de la dirección y órganos de gobierno.
 
El “tsunami regulatorio” que se viene es una de las razones por las que la RSC/S está en boca de todos. ¿Qué adaptaciones a la regulación te van a dar más trabajo en el próximo año?

Efectivamente, el desarrollo normativo y regulatorio está siendo muy exigente y abarca aspectos muy amplios, como la mejora de la información no financiera, el desarrollo de productos y la gestión de los riesgos.

Esto implica un esfuerzo muy notable por parte de las empresas, muy exigente para el sector financiero, pero con un objetivo muy positivo: integrar la sostenibilidad en el negocio.

Esta entrevista forma parte del Dosier Corresponsables: La RSC/S está de moda, ¿y...?, promovido por la Asociación DIRSE