Vitoria, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Bilbao, las ciudades españolas más sostenibles | Corresponsables.com España
Grupos de interés:
 Administraciones y Empresas Públicas

Vitoria, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Bilbao, las ciudades españolas más sostenibles

02-11-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Vitoria, Madrid, Barcelona, San Sebastián y Bilbao son las capitales de provincia más sostenibles de España, según los resultados del informe 'Ciudades sostenibles, ciudades resilientes' del Observatorio de la Sostenibilidad y de AIS Grouphan que ha analizado las 52 capitales españolas en 59 indicadores de los ámbitos económico, social, ambiental y de transparencia y cooperación.

El trabajo ha sido publicado este miércoles con motivo de la celebración del Día Mundial de las Ciudades y tiene como fin detectar las fortalezas de las ciudades para que todas en su conjunto avancen hacia la sostenibilidad en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, mejora de la biodiversidad, reducir la desigualdad, avanzar al pleno empleo o reducir los residuos.

En términos generales, el análisis destaca que los dos principales desafíos de las urbes españolas para avanzar en la sostenibilidad son la desigualdad y la pobreza junto con los aspectos medioambientales.

 

Problemas ambientales

En el ámbito ambiental el informe expone que hay "problemas localizados importantes" de calidad del aire en algunas ciudades y destaca que el porcentaje de playas urbanizadas es "absolutamente insostenible", con capitales de provincia que tienen el 100% urbanizado. Además, observa diferencias muy variables en cuanto a espacios verdes y niveles de ruido.

El Observatorio considera también que es "imprescindible" que las ciudades adopten una política clara respecto al cambio climático y para ello deben conocer sus emisiones reales. 

En materia de medio ambiente, el estudio advierte de que la calidad del aire es un problema "preocupante", con Madrid y Barcelona como las ciudades con mayor población afectada y con "importantes efectos sobre la salud", junto a la carencia de políticas de aumento de la biodiversidad, de reducción de residuos, incluidos los biorresiduos y de políticas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Así, el trabajo concluye que el 73% de las ciudades españolas tienen niveles de renta del 20% más bajo y solamente cinco ciudades españolas tiene una tasa de paro del 10% o menos, algo que para los investigadores "es muy preocupante" ya que el desempleo y el bajo nivel de renta en general son "un grave problema" junto con el alto coste de la vida. Si bien, el estudio destaca la "alta capacidad económica municipal de Madrid".

Uno de los aspectos en el que las 52 capitales analizadas logra un "elevado" nivel de sostenibilidad y llegan al "máximo nivel mundial" es en el indicador de la esperanza de vida al nacer.

Además, advierte de que un nivel adecuado de sostenibilidad proporciona un alto nivel de oportunidades de desarrollo personal para la mayoría, pero el actual modelo ha provocado un aumento de la pobreza, la precariedad laborar y la desigualdad en muchas áreas vulnerables donde "puede convertirse en crónica", sobre todo tras la crisis de 2008.

En todos los casos las ciudades están comprometidas y han iniciado políticas públicas para llegar a los objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. A ese respecto, algunas ciudades españolas alcanzan "niveles de excelencia mundial", por lo que el informe concluye que esto implica que existen modelos a imitar y catálogos de buenas prácticas, lo que permite "ser optimista" y esperar lograr los objetivos de la Agenda 2030.

"Conseguir un buen nivel de sostenibilidad no es tanto una cuestión más de gasto sino de prioridades en el mismo", apunta el informe que pone de ejemplo a ciudades como Oviedo, Huesca o Valencia, que son las que mejores resultados han obtenido con presupuestos per capita inferores a la media. Huesca es la mejor en sostenibilidad ambiental, frente a otras ciudades que con más presupuesto per cápita están en la parte final de la clasificación.

Otro de los aspectos analizados es la movilidad, al que define como "uno de los principales problemas de las ciudades" porque afecta a la economía y a la calidad de vida y reconoce las "medidas duras" que están implantando en las ciudades más grandes para reducir el uso de transporte privado en el desplazamiento diario al trabajo.

En este contexto, califica de "contradictorio" que Madrid es la que tiene los precios de transporte público más elevados, con un 40% de desplazamiento habitual al trabajo en vehículo privado. Por debajo del 30% ese porcentaje sólo baja en Barcelona. Por el contrario, las ciudades que más usan el transporte público son las de tamaño medio o pequeño como Toledo, Valladolid o Tarragona.
 

Acceso aceptable a la vivienda

El indicador de acceso a la vivienda es "en general aceptable" en la mayor parte de las capitales excepto en Madrid y sobre todo en Barcelona, así como en ciudades de turismo intensivo como Málaga o Palma de Mallorca o de "tradición especial" como San Sebastián.

Precisamente, el análisis del Observatorio define la carestía de vida como uno de los "principales problemas de las ciudades" y considera "muy llamativa" la realidad de Barcelona, que es la ciudad más cara tanto en compra como en alquiler. La vivienda protegida es casi residual en todas las ciudades y destaca la importante tasa de viviendas vacías de Ávila, Lugo u Orense, a consecuencia de la pérdida poblacional o el envejecimiento.

Por número de delitos por habitante, destacan Madrid, Barcelona, Valencia y otras turísticas como Palma de Mallorca, Alicante o Málaga. A estas se suman Ceuta y Melilla, por su "carácter especial de ciudades fronterizas". "La criminalidad está bastante bien excepto en las grandes urbes, ciudades turísticas y fronterizas", añade el informe que subraya que solo Palma de Mallorca tiene valores de criminalidad "ligeramente superiores a la media europea".
 

Distribución de la población

En cuanto a Sanidad y Educación, los valores medios son aceptables "en bastantes aspectos" con grandes diferencias entre ciudades. En materia de Educación destaca "negativamente" el acceso de niños en guarderías y ciudades como Lérida, Barcelona o Madrid, que multiplican por tres el gasto en educación de las familias de ciudades como Córdoba o Cádiz. Por número de camas hospitalarias por cada 100.000 habitantes lideran el ranking Palencia, Tarragona, Barcelona o León que "multiplican sobradamente" por dos las menos dotadas, que son Melilla, Almería y Jaén.

El estudio analiza también la distribución de población por edades y observa mayor regularidad en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza o Valencia, con más población mayor a 65 años que menor de 16 años; observa "cierto equilibrio" en ciudades medianas como Cáceres, Badajoz, Córdoba, Ciudad Real, Castellón, Toledo o Guadalajara, mientras que la "mayoría" de capitales del norte y muchas de Castilla y León "sufren importantes problemas acusados de envejecimiento".

El informe subraya, precisamente que el envejecimiento de población es "el gran reto pendiente" en la mayor parte de ciudades excepto en Almería, Badajoz, Gerona, Murcia, Ceuta y Melilla, sobre todo en estas dos últimas, que tienen porcentajes de jóvenes superiores a los de jubilados. "La población inmigrante que debería compensar el envejecimiento de la población parece concentrase de forma muy mayoritaria en las ciudades más cercanas al litoral mediterráneo".

Finalmente, concluye que 24 ciudades cuentan con menos de un 15% de su población menor a 16 años y sólo Ceuta y Melilla superan el 20%, al tiempo que son las dos últimas ciudades las que tienen menos de un 15% de población mayor a 65 años y sólo Ceuta tiene una esperanza de vida menor a 80 años.

El informe termina con un conjunto de recomendaciones de mejora de cara a avanzar en la sostenibilidad.