Vegalsa-Eroski promueve la economía circular de sus plásticos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Distribución y Gran Consumo

Vegalsa-Eroski promueve la economía circular de sus plásticos

En 2021 la compañía dio una segunda vida a más de 490.200 kg de plásticos reciclados a través de este proceso

26-09-2022

La circularidad de los plásticos es ya una realidad en Vegalsa-Eroski. Así lo reconoce el certificado AENOR que acaba de recibir de Proyecto de Economía Circular de Plásticos, el primero que la entidad concede. Se trata de un reconocimiento al proceso a través del cual la empresa da una segunda vida al residuo plástico recogido en sus tiendas y Plataforma de Mercancías Generales de Sigüeiro reciclándolo para utilizarlo en la fabricación de las bolsas de compra corporativas que la compañía pone a disposición de sus clientes a su paso por caja.

Para la concesión de este certificado, AENOR ha tenido en cuenta la memoria del proyecto elaborada por Vegalsa-Eroski que contempla su compromiso con los principios de la Economía Circular, involucrando a las partes interesadas necesarias para su correcto desarrollo y estableciendo unos indicadores que garanticen la eficacia y la continuidad del proyecto a lo largo del tiempo.

El acto de entrega de la certificación ha tenido lugar este lunes en las instalaciones de la Plataforma de Mercancías Generales que Vegalsa-Eroski tiene en Sigüeiro, con la presencia, por parte de AENOR, de la directora de Certificación de Producto, Yolanda Villaseñor, y el director de la Región Atlántica, Martín Pita, y por Vegalsa-Eroski del director de Calidad y Medioambiente, Ricardo Castro; de la directora de Comunicación, RSE y Relaciones Institucionales, Gabriela González, y del director de Logística, Fernando Casal. También asistieron en representación de Placasa, su director de Calidad, Salvador Millán, y por parte de Sogapol, su director de negocio, Iñaki Franco; el director de I+D+i y de Calidad, Santiago García, y el responsable de ventas, Maximino Lorenzo.

“En Vegalsa-Eroski apostamos por promover la economía circular de nuestros plásticos. Y así lo acredita esta Certificación de Circularidad de Plásticos de AENOR que acabamos de recibir. A través de este proceso logramos dar una segunda vida a los residuos plásticos procedentes de nuestras tiendas y Plataforma de Mercancías Generales, donde hoy nos encontramos, utilizándolos en la fabricación de nuestras bolsas corporativas. Fieles a nuestro compromiso con la sostenibilidad, seguiremos trabajando diariamente por seguir mejorando nuestro desempeño ambiental con el objetivo de mitigar el impacto de nuestra actividad”, destacó el director de Calidad y Medioambiente de Vegalsa-Eroski, Ricardo Castro.

Yolanda Villaseñor, directora de Certificación de Producto de AENOR ha destacado que con esta certificación “Vegalsa-Eroski puede comunicar, con el respaldo de la marca más valorada, su compromiso con la sostenibilidad y los principios de la Economía Circular. AENOR viene ofreciendo distintas soluciones en este ámbito desde hace más de seis años. Esta nueva certificación supone un nuevo avance en la generación de confianza, ya que abarca los compromisos asumidos a título individual por cada una de las empresas participantes en un proyecto de gran alcance social”.

La logística inversa, clave en el proceso

Para acometer el proceso de circularidad de plásticos en la compañía, Vegalsa-Eroski cuenta con la colaboración de dos empresas colaboradoras: Sogapol, que es la encargada de gestionar los residuos plásticos y convertirlos en nueva materia prima reciclada, que dispone del certificado AENOR de Trazabilidad del reciclado de plástico, y Placasa, proveedor local fabricante de las bolsas de plástico que cuenta con el certificado AENOR de contenido en plástico reciclado conforme a la norma UNE-EN 15343 así como la Marca AENOR N para las bolsas de alto contenido en reciclado.

Para poner en marcha el proceso interno de circularidad de plásticos, las tiendas envían de vuelta a la Plataforma de Mercancías Generales de Vegalsa-Eroski de Sigüeiro el material que se genera en los establecimientos, principalmente procedente de las tareas de reposición tras la apertura del packaging de los productos. Allí, junto al plástico procedente de la propia plataforma, se clasifica y se generan balas de unos 700 Kg que se almacenan hasta su recogida por parte de Sogapol que las traslada a sus instalaciones en las que hace granza de polietileno que posteriormente entrega a Placasa.

Será Placasa quien finalmente se encargue de procesar el material reciclado que recibe transformándolo en bolsas de compra. A través de este proceso la compañía dio una segunda vida a más de 490.200 kg de plásticos reciclados que sumó al material que utiliza en la fabricación de las bolsas corporativas de Vegalsa-Eroski. A través de este proceso de Circularidad de Plástico, el pasado año se fabricaron 28.480.000 bolsas con más de un 80% de plástico reciclado y en lo que va de año, en este 2022, 18.200.000 unidades.

Circularidad en la gestión y reducción de residuos

Vegalsa-Eroski se implica en actividades relacionadas con la economía circular como motor de transformación social, cerrando los ciclos de vida de los productos incentivando el reciclaje y su reutilización, aportando a la vez beneficios tanto para el entorno natural como la economía. De acuerdo a estos principios, la compañía gallega apuesta por los programas medioambientales ‘Desarrollo Sostenible. Residuo Cero’ y ‘Desperdicio Cero’ como estrategias clave para un modelo de empresa sostenible. Gracias a la correcta gestión y reciclaje de textil, papel y cartón, plástico, tapones, aceite usado, pilas y baterías, palets y poliexpán, durante el último año gestionó de forma responsable más de 12.000 toneladas de residuos.

Además, Vegalsa-Eroski dispone de diferentes iniciativas implantadas en sus procesos internos para reducir el uso de plásticos como el empleo de materiales renovables; la reutilización mediante el retorno del 100% de las cajas plásticas utilizadas o la apuesta por el ecodiseño con criterios ambientales del que son buen ejemplo los envases utilizados en su gama ecológica de productos frescos de marca propia. Sin olvidar, la inclusión de soluciones sostenibles en sus tiendas como bolsas de papel con sello FSC mixto, bolsas compostables o mallas reutilizables para fruta y verdura a granel. Además, de su apuesta por la digitalización a través de la cual contribuye a reducir el consumo de papel impulsando el ticket digital dentro de la nueva versión de la App de Eroski.

Accede a más información responsable en nuestra biblioteca digital de publicaciones Corresponsables y en el Espacio de Gadis en el Anuario Corresponsables 2022.