Turismo accesible para todos, clave en el desarrollo responsable y sostenible del sector | Corresponsables.com España

Turismo accesible para todos, clave en el desarrollo responsable y sostenible del sector

29-09-2015

 

 

La demanda turística sigue creciendo y está cada vez más diversificada, pero algunos segmentos de la población aún no pueden disfrutar del turismo y ocio plenamente. En este contexto, la accesibilidad universal a los emplazamientos e instalaciones turísticas se convierte no sólo en un derecho básico sino en un elemento diferenciador clave en la elección de un destino, dado que todos seremos demandantes de la accesbilidad universal en algún momento de nuestras vidas. Desde las Naciones Unidas se calcula que alrededor del 15 por ciento de la población mundial, unos 1000 millones de personas, presentan algún tipo de discapacidad. Esta cifra, sin duda, seguirá creciendo debido al envejecimiento de la población en muchas regiones del mundo. 

 

La accesibilidad no debe ser contemplada sólo como un derecho humano y un elemento intrínseco del turismo responsable y sostenible del siglo XXI, sino también como una gran oportunidad de mercado. El Código Mundial de Ética para el Turismo  subraya que el turismo es un derecho que debe ser disfrutado por todas las personas, sin obstáculos. 

 

Desde la OMT, apoyamos a nuestros estados miembros y al sector privado para que integren la accesibilidad en el diseño de sus respectivas políticas y planes estratégicos, y, como consecuencia,  de los destinos turísticos en su conjunto. Es en este contexto en el que la Asamblea General de la Organización ha adoptado varias recomendaciones para que el abordaje de la discapacidad se realice de una manera planificada, sistemática y transversal.

 

Las primeras recomendaciones adoptadas en 2013, fueron concebidas como el punto de partida para que las personas con discapacidad tengan acceso al entorno físico, a los servicios, al sistema de transporte y a los canales de información y de comunicación vinculados a los destinos turísticos. Dichas recomendaciones incorporan además aspectos contemplados en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, adoptada en 2006. Las segundas recomendaciones adoptadas hace solamente dos semanas por nuestra Asamblea General en Medellín, Colombia, tratan de los formatos y soportes accesibles para acercar la información turística a todas las personas, incluidas las personas con discapacidad y necesidades especiales. 

 

Nuestro compromiso con la accesibilidad universal ha quedado claro en acciones como la primera Conferencia de la OMT sobre Turismo Accesible en Europa que tuvo lugar el año pasado en la República de San Marino y en la que se hizo un especial hincapié a la accesibilidad de las ciudades patrimonio y el desarrollo de los destinos inteligentes. Muchos de estos destinos han desarrollado servicios de calidad para todos, potenciando la competitividad a través de la promoción de un turismo accesible para todos, que también aborde la preservación del patrimonio para las futuras generaciones. 

 

Es precisamente en la voluntad de reforzar el turismo accesible para todos en el que se enmarcan los Manuales de Turismo Accesible que la Organización Mundial del Turismo ha desarrollado en cooperación con la Fundación ONCE, la Red Europea de Turismo Accesible (ENAT) y la Fundación ACS. Además de concienciar sobre políticas, mecanismos, instrumentos y servicios de la accesibilidad, esta iniciativa ofrece directrices concretas para el desarrollo de toda la cadena de valor del turismo en cuanto a la accesibilidad universal. Dichos manuales, además, insisten en una adecuada planificación y el desarrollo de  las áreas estratégicas de intervención, como la legislación, la sensibilización y la formación, la investigación o la comercialización del turismo accesible como parte vital del proceso.  

 

Junto a las directrices, es necesario enfatizar el valor de las buenas prácticas, a las que se dedican también las publicaciones de la OMT. Los estudios del caso y las experiencias reales promovidas por la Organización reflejan que es efectivamente posible conseguir la accesibilidad universal en las distintas áreas del sector turístico, como los sistemas de transportes, los alojamientos, la formación y la capacitación, la promoción y la investigación de mercados, así como la gestión integral de los destinos turísticos. Son estas buenas prácticas las que creemos pueden inspirar a otros actores del sector a desarrollar iniciativas similares. Sin embargo, todos estos esfuerzos deben ir unidos a una mayor concienciación de todos los actores y a ejercicios de cooperación en los que se creen sinergias y que se materialicen en políticas y estrategias que apoyen el turismo accesible. Solo poniendo a la accesibilidad en el centro del desarrollo turístico sostenible tendremos un turismo realmente para todos