Renault duplica sus ventas de vehículos eléctricos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Automoción

Renault duplica sus ventas de vehículos eléctricos



Uno de cada tres vehículos 100% eléctricos vendidos en España en 2017 es un Renault

10-01-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Renault fue la primera compañía en España en introducir la movilidad eléctrica y esta decisión ha cosechado muy buenos resultados. La marca ha duplicado sus ventas (+230%) con respecto al año pasado, alcanzando una cuota de mercado de un 33,8%, es decir, que uno de cada tres vehículos 100% eléctricos comercializados en España en 2017 ha sido un Renault.

Dentro de su gama completa Z.E. de vehículos 100% eléctricos, el modelo ZOE es el más vendido de esta categoría en nuestro país, desde su lanzamiento en 2013, habiendo superado ya las 2.500 unidades comercializadas. También es el primer vehículo eléctrico que entrega más de 1.000 unidades en nuestro país en un año natural, (en concreto 1.354 unidades en 2017). Su nivel de autonomía homologado, que alcanza los 403 kilómetros, le sitúa como el modelo con mayor rango de utilización del mercado 100% eléctrico.
Estos factores, unido a la capacidad para 5 ocupantes, le han hecho idóneo para protagonizar el nuevo servicio de car-sharing denominado “Zity”, que acaba de presentarse en Madrid.

Kangoo Z.E ocupa la segunda plaza de su mercado en España en 2017, sumando 299 unidades comercializadas en el conjunto del año. Mientras Twizy, el revolucionario modelo biplaza fabricado en Valladolid, domina también el segmento de cuadriciclos 100% eléctricos comercializados en nuestro país, con 107 unidades comercializadas, lo que supone cerca de 2 de cada 3 unidades vendidas en 2017, en concreto un 65,6%.

Ivan Segal, director general de Renault Iberia, resalta “la necesidad de aportar consistencia a la política de ayudas públicas para fomentar la movilidad cero emisiones. Los incentivos que se han puesto en marcha en los últimos años han adolecido de continuidad y sus fondos se han agotado muy rápidamente. A mi juicio, los consumidores españoles están deseando dar el salto a la movilidad sostenible, los fabricantes estamos preparados, pero falta el apoyo estable y sólido de las administraciones públicas”.