El proyecto 'Plantando agua' de Coca-Cola y Ecodes recupera más de 1.500 millones de litros de agua | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Alimentación y Bebidas,  Distribución y Gran Consumo

El proyecto 'Plantando agua' de Coca-Cola y Ecodes recupera más de 1.500 millones de litros de agua

El programa también ha llevado a cabo la plantación de más de 79.400 árboles.

28-11-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Coca-Cola y Ecodes han cerrado el proyecto de recuperación hidroforestal 'Plantando agua' con la recuperación de más de 1.500 millones de litros de agua y la plantación de más de 79.400 árboles. Esta iniciativa de restauración ecológica se ha desarrollado durante seis años en la Comarca Cuencas Mineras de Teruel, una zona que se vio afectada por un gran incendio forestal en 2009, que arrasó 7.300 hectáreas.

A través de esta iniciativa de cooperación multisectorial entre administraciones, sociedad civil, empresas e instituciones académicas, en la que han participado el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza, se está contribuyendo a restaurar el entorno natural de la comarca y el manantial de Fuenmayor, reduciendo el consumo de agua de los bosques y colaborando en la dinamización de la economía de la zona.

Según han informado ambas empresas y el Gobierno de Aragón, este proyecto pionero en la restauración ecológica integral en una zona incenciada está orientado hacia la mejora de los recursos hídricos, que ha dado lugar a un nuevo modelo de monte del siglo XXI, preparado para hacer frente a los actuales retos ambientales y sociales.

Este lunes ha tenido lugar la clausura del proyecto, a la que ha asistido el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, quien ha puesto este proyecto como ejemplo de innovación institucional. "Esta iniciativa pone de manifiesto cómo la sociedad civil se moviliza ante un problema, en este caso el incendio de Ejulve, y lo transforma en una oportunidad".

Asimismo, "pone de relieve la importancia de la cooperación público-privada y la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas con el territorio", ha destacado el consejero, quien ha recordado que Aragón posee dos millones de hectáreas de masa forestal, por lo que "no es solo imprescindible la implicación de la Administración, sino también de la sociedad civil".

A la jornada de cierre del proyecto celebrada en Utrillas (Teruel) también han asistido la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón; la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, Carmen Gómez-Acebo; el presidente de ECODES, José Ángel Rupérez; el comisionado para la lucha contra la despoblación del Gobierno de Aragón, Javier Allué; y el presidente de la Comarca de las Cuencas Mineras, José María Merino; además de otros representantes de Gobierno, Universidad y Coca-Cola.

 

Resistencia

El presidente de la Comarca de las Cuencas Mineras, José María Merino, ha destacado que tras el incendio de 2009 -que arrasó 7.300 hectáreas de monte- "ahora el bosque es más sostenible y resistente, tanto a los retos futuros que supone el cambio climático como a los incendios".

Gracias a la reforestación y el manejo del ganado, se ha incrementado un 5% el agua azul, es decir, el agua directamente disponible para la sociedad. Además, se ha preparado el bosque para responder a futuros incendios, realizando parches de plantaciones discontinuas y seleccionando especies vegetales adaptadas al fuego.

La directora de RSC de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón, ha señalado que "este proyecto nace como compromiso para devolver a la naturaleza cada gota de agua que contienen sus bebidas". Por su parte, el presidente de Ecodes, José Ángel Rupérez, ha destacado que la continuidad de este "proyecto también es generar un modelo de gestión forestal de referencia científico-técnica aplicable en entornos rurales despoblados y afectados por el cambio climático".
 

Áreas de actuación

El proyecto 'Plantando agua' incluye programas de reforestación, mejora de pastos y también de la actividad ganadera. En total comprende siete áreas de actuación como la mejora de la eficiencia en el uso del agua a través de la regeneración de la cubierta vegetal y el manejo del ganado, además de conseguir un incremento del agua azul para el consumo humano.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha hecho hincapié en el "valor añadido que supone que las empresas que operan en la comunidad contribuyan al medio ambiente y al turismo de la zona".

La recuperación del patrimonio natural de las Cuencas Mineras es otra de las prioridades de este proyecto, mediante la restauración y conservación de pastos, bosques y fauna silvestre y cinegética. También incluye el impulso al desarrollo social y el empleo mediante una adecuada gestión de los bosques y los recursos naturales, gracias a la mejora de las infraestructuras ganaderas y la plantación de encinas truferas, entre otras iniciativas.

En esta línea, el comisionado para la lucha contra la despoblación del Gobierno de Aragón, Javier Allué, ha señalado "la necesidad de un plan estratégico a nivel nacional para poder acometer un problema tan complejo como es la despoblación de las zonas rurales".

Por último, el proyecto concluye con la adaptación al cambio climático mediante plantación de especies vegetales autóctonas a baja densidad y de bajo consumo de agua; y la reducción de riesgo de incendios forestales así como la regeneración de zonas afectadas por incendios.
 

Devolver el 100% del agua

Este proyecto forma parte del compromiso de Coca-Cola en España con la gestión responsable del agua tanto en los procesos de producción como en toda la cadena de valor. Así, 'Plantando agua' es uno de los siete proyectos de recuperación de agua en espacios naturales puestos en marcha en colaboración con ONGs, Administraciones Públicas y Universidades.

A través de ellos, en 2017 Coca-Cola ha alcanzado en España un volumen de agua reabastecida cercano a los 2.500 millones de metros cúbicos, lo que supone el 94,34% del volumen total de agua utilizada en sus bebidas procedente de áreas con estrés hídrico (75,7% del volumen de ventas total). Además la compañía se ha marcado el objetivo de reducir y reciclar el agua utilizada en sus procesos de fabricación.