Tecnología de optimización de flotas para un transporte sostenible | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Prácticas Justas de Operación

Tecnología de optimización de flotas para un transporte sostenible

05-06-2018
Íñigo Juantegui, CEO y cofundador de OnTruck
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker



Cada día circulan por nuestras carreteras miles de palets de mercancías que son transportadas de un lugar a otro por vehículos de gran tonelaje, convirtiendo a este sector, que representa el 5% del PIB de nuestro país, en un eslabón imprescindible de la cadena logística, gracias al cual los consumidores podemos acceder a los productos que necesitamos cuando lo necesitamos.

Los profesionales del transporte por carretera acumulan a sus espaldas kilómetros y kilómetros en trayectos que, sin embargo, no siempre están adecuadamente optimizados, ya que un 40% de los mismos llegan a realizarse en vacío, es decir, sin carga ninguna. Por tanto, representan un gasto en combustible, una pérdida de tiempo no rentabilizado del profesional y una emisión de gases contaminantes que perjudican innecesariamente al medio ambiente.

Por tanto, la optimización de rutas resulta clave para la competitividad del sector, pero también tiene una incidencia directa en la sostenibilidad ambiental que es imprescindible tener en cuenta.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, desde OnTruck queremos manifestar nuestro compromiso con la sostenibilidad incidiendo en que, gracias a la tecnología, es posible reducir hasta en un 25% el impacto ambiental de las flotas de transporte por carretera. A través de nuestra plataforma online y de nuestra aplicación móvil ponemos en contacto a empresas que necesitan llevar a cabo envíos entre dos localizaciones y a transportistas que van a realizar ese trayecto y cuentan con espacio de carga disponible.

Nuestro algoritmo relaciona automáticamente las cargas con los tipos de vehículo más adecuados para transportarlas y las rutas más eficientes, de manera que pueden llegar a desaparecer una cuarta parte de los trayectos en vacío, eliminando así un coste innecesario para la empresa y una penalización para el medio ambiente perfectamente evitable.

Por otro lado, al funcionar de forma automatizada evita posibles errores humanos en la asignación de cargas y rutas, garantizando que cada camión pueda programar el mayor número de cargas posibles de acuerdo con su ruta y beneficiarse de aquellas que se encuentran más cerca de su ubicación geográfica. De este modo, se minimiza la emisión de gases contaminantes al tiempo que disminuye el consumo de combustible, lo que también repercute positivamente en la eficiencia energética y el ahorro de costes.

Según estimaciones del sector, un 1% de mejora en la eficiencia de las rutas permitiría ahorrar en torno a 100 millones de litros de combustible y 240 millones de kilómetros recorridos cada año, sin olvidar los muchos millones de horas malgastadas del trabajo de una persona.

Siempre se dice que un pequeño gesto puede tener grandes resultados en lo que a preservar nuestro entorno se refiere. Gracias a la tecnología, pequeñas conquistas pueden reportar enormes beneficios a gran escala no sólo de carácter medioambiental, sino también económico y personal.

*Este artículo forma parte del Dosier Corresponsables sobre el Día Mundial del Medio Ambiente 2018