ODS9. Henkel pone en marcha en España su nuevo almacén automatizado y sostenible para el Sur de Europa | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores,  Medio Ambiente,  Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Distribución y Gran Consumo,  Hogar, Higiene y Belleza

ODS9. Henkel pone en marcha en España su nuevo almacén automatizado y sostenible para el Sur de Europa

Este nuevo almacén de última generación para la división Laundry & Home Care, que supone un avance hacia la industria 4.0 y consolida al centro de Montornés del Vallés (Barcelona) como hub de referencia del Grupo, ha contado con una inversión de 22 millones de euros. La automatización y la sostenibilidad son los ejes clave para la optimización de los procesos logísticos de esta nueva instalación que mejora la competitividad de la compañía.
 

20-01-2021
Nuevo almacén automatizado de Henkel para el Sur de Europa

Henkel ha puesto en marcha un nuevo almacén automático de última generación en sus instalaciones de Montornés del Vallés (Barcelona). De esta forma, este centro de referencia de Henkel se convierte en el hub logístico para el Sur de Europa para la división Laundry & Home Care, con marcas como Wipp Express, Dixan, Tenn y Vernel, entre otras. Esta ampliación de las instalaciones aumentará la competitividad de Henkel al mejorar los tiempos de entrega de estas marcas al mercado gracias a la implementación de las últimas tecnologías de industria 4.0 para la automatización de los procesos, y dará respuesta al aumento de la producción, que se ha visto triplicada tras la implementación de una nueva línea de envasado en este mismo centro que se llevó a cabo en 2018, así como al aumento de la demanda de exportaciones al resto de países del Sur de Europa.

Este nuevo almacén de 24.000m2, cuya construcción se inició en 2019, ha contado con una inversión de 22 millones de euros y en él se espera almacenar más de 500 productos diferentes. Está compuesto por tres áreas diferenciadas, cada una de ellas destinada a realizar tareas logísticas específicas, lo que proporciona un alto rendimiento, flexibilidad y versatilidad. La primera es una zona completamente automatizada con capacidad para 21.000 palés, y la segunda es una zona convencional con capacidad para almacenar 14.000 palés, lo que permitirá gestionar más de 1 millón de palés al año de manera eficiente y monitorizada. La tercera zona, destinada a tareas de picking y co-packing, satisface la necesidad de proporcionar soluciones cada vez más personalizadas a los clientes, una tendencia que va en aumento, y tiene capacidad para mover más de 7 millones de unidades de productos al año. Todo ello se suma al almacén actual que Henkel construyó en 1994 y que fue uno de los primeros almacenes automatizados de España y que seguirá en pleno funcionamiento.

La apuesta de Henkel por la industria 4.0 y la digitalización

El desarrollo de este nuevo centro logístico es una clara muestra de la apuesta que mantiene Henkel por el modelo de industria 4.0, basado en la digitalización, la robotización y la implementación de tecnología puntera en el ámbito de la logística, que permitirá agilizar los procesos y mejorar aún más el time-to-market. La compañía lleva tiempo apostando por la transformación digital de sus negocios e instalaciones con el fin de mejorar y agilizar sus procesos y de reducir la huella medioambiental, apostando por la sostenibilidad y la economía circular, así como hacer de la digitalización una ventaja competitiva que genera valor para clientes y consumidores.
 
La zona automatizada está dividida en cinco bloques, cada uno de los cuales cuenta con un transelevador de 38 ciclos dobles por cada hora, además de contar con dos transportadores para la carga y descarga automática de las lanzaderas desde la zona de producción. La eficiencia es la clave de este proyecto gracias a la digitalización a través de la aplicación de un innovador software de gestión que disminuirá el consumo energético al reducir las ineficiencias, a la vez que se incrementa la capacidad de almacenamiento y la seguridad de los equipos a través del nuevo sistema de transporte de lanzadoras automáticas. También la carga y descarga de palés de los camiones se realizará de forma automática. 

El Dr. Dirk Holbach, CSCO Laundry & Home Care, Corporate Senior Vice President, Managing Director Henkel Global Supply Chain B.V. ha afirmado que “este nuevo almacén automático es una nueva demostración de la apuesta de Henkel por el centro de Montornés del Vallés tras la ampliación de la capacidad productiva de detergentes con una nueva línea de envasado de alta velocidad y la construcción de un nuevo Hub europeo para la industria aeroespacial. Se trata de un centro de referencia, con más de 50 años de actividad, que produce más de 200.000 toneladas al año de detergentes, detergente líquido y adhesivos, emplea a más de 500 personas y exporta a más de 60 países”.
 
Este nuevo almacén automático se une a las recientes inversiones realizadas en las instalaciones de Henkel en Montornés del Vallés, como la nueva línea de envasado de detergentes líquidos, o la nueva planta de producción de adhesivos para la industria aeroespacial inaugurada el año pasado. Junto con la puesta en marcha de este nuevo almacén, estas inversiones ascienden a más de 50 millones de euros y han generado empleo directo e indirecto.

Además, este nuevo centro logístico supone un salto cualitativo en cuanto a la sostenibilidad, uno de los pilares estratégicos de la compañía, que tiene una visión integral del proceso logístico que consiste en mejorar la red de almacenes, optimizar el transporte y expandir el transporte intermodal de la carretera al tren. Carlos Ribas, Head of Supply Operations Cluster Western Europe, ha explicado que “a la hora de construir un nuevo centro, en Henkel integramos nuestros objetivos relacionados con la eficiencia y las energías renovables ya en la fase de diseño. Esto va en línea con nuestro propósito de convertirnos en una compañía positiva para el clima en 2040, reduciendo las emisiones de CO2 para ayudar a limitar el calentamiento global. Así, en el nuevo almacén hemos realizado un esfuerzo importante por reducir un 90% la huella de carbono y mejorar la sostenibilidad”.  
 
Y esto ha sido posible gracias a la implementación de un nuevo modelo logístico centralizado, que ya no requiere la subcontratación de varios almacenes externos que implicaban un mayor número de desplazamientos y mayores distancias, a la instalación de 80 placas solares que alimentan los cargadores de baterías de la maquinaria necesaria, a una iluminación interior 100% LED y una iluminación exterior que se enciende solo al oscurecer el día.  

Para el desarrollo de este proyecto, Henkel ha contado con el apoyo de Catalonia Trade & Investment, área de atracción de inversiones extranjeras de ACCIÓ -agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat de Catalunya, dependiente del Departamento de Empresa y Conocimiento-, y del Ayuntamiento de Montornés del Vallés. Además, alrededor de 20 empresas han colaborado con la compañía en la ejecución de este proyecto.

La sostenibilidad, un factor clave para Henkel

La sostenibilidad es uno de los pilares de Henkel, y se han fijado como objetivo ser tres veces más eficientes de cara a 2030.
 
Esto va en línea con el propósito de Henkel de convertirse en una compañía 100% positiva para el clima en 2040, diez años antes que el objetivo de 2050 establecido por el Acuerdo de París de la ONU. Así, en el nuevo almacén se ha llevado a cabo un esfuerzo importante por reducir un 90% la huella de carbono y mejorar la sostenibilidad. Y esto ha sido posible gracias a cuatro principales medidas como la reducción de los desplazamientos al implementar un nuevo modelo logístico centralizado; la optimización de los transportes aprovechando la máxima capacidad de los camiones; el uso de energías alternativas en el transporte, utilizando por ejemplo combustibles como el biofuel o biogás, o el uso de transporte eléctrico y la integración de los objetivos relacionados con la eficiencia y las energías renovables.
 
Este nuevo centro es un ejemplo de cómo la planta de Montornés de Henkel mejora constantemente su huella de producción, ahorrando agua y energía, y minimizando el impacto ambiental en línea con la estrategia global de sostenibilidad de la compañía.
 
Como parte de su estrategia para convertirse en una compañía 100% positiva para el clima en 2040, Henkel se centra en reducir la huella de CO2 de su producción en un 75 % para 2030. Sus esfuerzos aspiran a cubrir el 100 % de su demanda de electricidad con energía renovable. Además, la compañía pretende ayudar a clientes y consumidores a ahorrar 50 millones de toneladas métricas de CO2, suministrando productos innovadores que hagan posible la reducción del consumo de energía.