ODS9. Grupo BASF en España incrementa sus inversiones hasta 60 millones de euros en 2021 | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Asuntos de Consumidores
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Químico

ODS9. Grupo BASF en España incrementa sus inversiones hasta 60 millones de euros en 2021

Destacan las inversiones que se llevarán a cabo en la planta de producción que la empresa tiene en La Canonja, Tarragona, y que concentrará el 50% de la inversión

16-03-2021

BASF anuncia que se mantienen e incrementan ligeramente las inversiones en España para 2021: la cifra prevista asciende a 60 millones de euros, cantidad que superará los 56 millones de euros de inversión confirmados y ejecutados en 2020. “La inversión es el mayor indicador de compromiso de una empresa con el país donde opera. Seguir invirtiendo en el país, hacerlo a este elevado nivel y con inversiones estratégicas para el Grupo como las que están previstas confirma la apuesta del Grupo BASF por nuestro territorio”, afirma Carles Navarro, director general de la compañía en España y Portugal.

Destacan las inversiones que se llevarán a cabo en la planta de producción que la empresa tiene en La Canonja, Tarragona, y que concentrará el 50% de la inversión. En concreto, está prevista una parada programada en la planta de BASF Propanchem Sonatrach, la joint-venture en la que se fabrica gas propano y que supondrá una inversión en activos de 12 millones de euros para aumentar su capacidad. En el centro de Marchamalo (Guadalajara) se están llevando a cabo diversos proyectos de inversión que confirman la posición estratégica que para la división de pinturas para carrocerías tiene este centro a nivel mundial.

2021: optimismo moderado

“2020 ha sido un año complejo marcado por la pandemia, que se refleja en los resultados de BASF. La caída generalizada en prácticamente todos los sectores, en especial el de la automoción, ha penalizado la industria química. Somos moderadamente optimistas de cara al 2021; el último trimestre del 2020 y el primero de este año han mostrado una clara recuperación en las ventas, lo que nos hace esperar que a lo largo del ejercicio actual se confirme la salida de esta situación y volvamos a la senda anterior”, explica Navarro.

Las ventas del Grupo BASF en España en 2020 sumaron 1.078 millones de euros que, a pesar de superar la barrera de los mil millones, suponen un 15% menos respecto al ejercicio del año anterior, en que se alcanzaron los 1.268 millones de euros. Debido a la situación pandémica, los volúmenes descendieron un 11%, mientras que los precios lo hicieron en un 4%. La estructura se mantuvo estable.

La coyuntura Codiv-19 afectó especialmente al sector de la automoción, para el que trabajan intensamente las divisiones de la compañía de coatings (revestimientos) y poliuretanos. El mercado de catalizadores también se vio afectado. En paralelo, las necesidades intrínsecas de la situación (alimentación e higiene) han registrado crecimientos respecto a 2019 en las divisiones de protección agrícola, cuidado personal o monómeros, que han contribuido a minimizar el impacto de la situación en el resultado final.

Seguir innovando, seguir transformándose

Navarro: “2020 ha sido un buen año para la innovación en España, sobre todo en el campo de la transformación digital. En noviembre se anunció que el centro de producción de La Canonja se convertirá en el primer complejo químico de España en disponer de una red privada de 5G. BASF desarrolla un proyecto piloto junto a Cellnex Telecom, pionero en España y uno de los primeros para BASF a nivel mundial. “Supondrá un antes y un después para nuestra fábrica, convirtiéndose en la base para el desarrollo de la industria 4.0”.

El hub global BASF Digital Solutions creado en Madrid en 2019 para dar respuesta a la transformación digital de la empresa en todo el mundo, cuenta en la actualidad con un equipo de 115 personas. Se prevé duplicar plantilla hasta los 250 en los próximos meses. Con la contratación de más de 150 nuevos expertos digitales, este centro de trabajo se convertirá en el tercero más numeroso de España, sólo por detrás de Tarragona y Guadalajara.

Algunos de los proyectos que se han diseñado en el hub de Madrid ya están en marcha en centros de producción de todo el mundo. Como, por ejemplo, el proyecto Yard Management de automatización de procesos utilizando tecnologías de la industria 4.0, que se están implantando en China, Alemania, Bélgica y Tarragona, y que digitaliza todo el proceso de movimiento de camiones dentro de un complejo industrial. De este modo, es posible evitar los retrasos derivados de las filas de camiones, digitalizar todas las imágenes e informaciones, reducir el uso de papel y optimizar la relación transportista-empresa.

Chemcycling: economía circular para los plásticos

La sostenibilidad sigue en el centro de la estrategia corporativa de BASF. El “futuro será sostenible o no será”, ha afirmado Carles Navarro, y añadido que para hacerlo sostenible será necesario transformar el modelo de economía lineal vigente en uno de circular. En este ámbito concreto, la compañía alemana sigue trabajando en su proyecto de reciclaje químico, ‘Chemcycling’. Esta tecnología permite convertir los residuos plásticos, que hasta el momento solo podían terminar en vertedero o incineradora, en materias primas (aceite de pirólisis). Este proceso da salida a un reto global mayúsculo como el de los residuos plásticos, a la vez que permite a la empresa la reducción de materias primas de origen fósil. En 2020 se pusieron en el mercado los primeros productos producidos en base al reciclaje químico en Alemania y se está trabajando para poderlos llevar al mercado español.

En tiempos de Codiv-19

“La Industria Química ha respondido desde su inicio redoblando su capacidad productiva y reorientando, en muchos casos, sus líneas de producción a la fabricación de bienes y equipamientos sanitarios, productos farmacéuticos o desinfectantes, necesarios para combatir a la Covid-19, así como otros productos de primera necesidad esenciales de alta demanda para la salud y la alimentación, con el fin de garantizar la continuidad de la cadena de suministro”, afirma Navarro, también presidente de Feique.

BASF transformó la producción de su fábrica de Zona Franca, Barcelona, para fabricar 65 toneladas de hidrogel y donarlo íntegramente al sistema de salud público y a entidades sociales. Además, la división de impresión 3D colaboró con el Hospital Parc Taulí fabricando 750 gafas nasales que ayudaron a confeccionar respiradores, y se ha facilitado materia prima al movimiento maker para la impresión de protecciones sanitarias.

A nivel social, la compañía y su equipo han colaborado con el tercer sector en forma de donaciones. Algunas lideradas por la propia empresa y otras por nuestros empleados, como la donación del patrocinio anual a las fiestas de Santa Tecla, en Tarragona, a los comedores sociales del territorio.