ODS8. La Economía Solidaria enseña su corazón | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza,  Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores,  Tercer sector

ODS8. La Economía Solidaria enseña su corazón

La Economía Solidaria de REAS Red de Redes presenta por quinto año consecutivo los resultados agregados de su Auditoría/Balance Social 

22-11-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

El pasado jueves 14 de noviembre tuvo lugar la presentación pública del Informe “La Economía Social y Solidaria en el Estado. Proceso de Auditoría Social 2019” , que ha estado precedida por una palabras de África Planet en representación de la REAS, quien ha presentado la red y la herramienta de Auditoría Social.

Desde REAS red de redes se ha recalcado el valor de esta herramienta al servicio de un “proceso que permite a una organización evaluar su eficacia social y su comportamiento ético en relación con sus objetivos, de manera que pueda mejorar sus resultados sociales y solidarios y dar cuenta de ellos a todas las personas comprometidas con su actividad”. Así mismo, ante la voluntad de divulgación y sensibilización de los importantes impactos sociales y medioambientales de dicha práctica, se ha realizado una panorámica histórica por la evolución de los diversos procesos de Auditoría y Balance social y del proceso de confluencia estatal logrado en los últimos años al calor de una plataforma y campaña común: “Enseña el corazón”.

Diana Canela, miembro de la Comisión estatal de Auditoría y Balance Social, ha presentado los resultados del informe del presente año, compartiendo y evaluando datos como los siguientes:

✔ Equidad: la diferencia salarial es de 1,5/1 entre el salario más alto y más bajo de entre todas las personas trabajadoras; un 60% de mujeres en puestos de responsabilidad y un 88% de entidades promueven un lenguaje inclusivo.
✔ Trabajo: un 75% mejora los permisos legales de conciliación, un 64% genera espacios de atención emocional y cuidado a las personas trabajadoras y el 47% poseen un reglamento interno de gestión de relaciones laborales.
✔ Sostenibilidad ambiental: el 94% aplica criterios de consumo responsable en la adquisición de productos, el 37% son entidades con gestión ambiental y el 46% usan energía 100% renovable.
✔ Cooperación y compromiso con el entorno: 64% operan con finanzas éticas, el 7% de sus compras se realizan en el marco del Mercado Social otro un 7% en entidades no lucrativas.
✔ Sin fines lucrativos: 63% de los ingresos procede de facturación frente a un 28% que proviene de subvenciones.

Respecto al reparto de beneficios, el 65% se destina a reservas,compensación de pérdidas o inversiones propias, 10% a iniciativas para la construcción de bienes comunes y un 4% a inversiones de entidades financieras de la ESS. Estos datos corresponden a una muestra de 530 entidades de Economía social y solidaria en toda España que han participado en el proceso y permiten comprobar, además de la relevancia económica que alcanzan en España las entidades de Economía social y solidaria, la particular sensibilidad de estas entidades por el respecto de determinados aspectos básicos relacionadas con la democracia, la equidad o la calidad del trabajo dentro de las organizaciones, y de su responsabilidad en términos de fomentar la cooperación y el compromiso social.

Por su parte, María Atienza, coordinadora estatal dela Comisión de Feminismos, ha analizado estos resultados desde un mirada de género, para profundizar en las confluencias que se vienen fomentando desde hace tiempo entre la economía solidaria y las economías feministas. De este análisis se desprenden importantes informaciones, como la “Alta presencia de mujeres de REAS que participan en la toma de decisiones estratégicas así como la elevada presencia de mujeres de la Red que ocupan cargos de responsabilidad”. “Apostamos por la corresponsabilidad y el cuidado de la vida, como revela la elevada presencia de medidas de corresponsabilidad y conciliación en nuestras empresas y la mejora continua en las herramientas de análisis para medir el grado de igualdad de género en nuestras organizaciones”.

Fiel al lema y la filosofía de campaña, no se quiere poner sólo el foco en los resultados positivo, sino que se aspira a trabajar y mejorar aquellos datos que no nos resultan tan favorables. ¿Cómo mejorar el número de mujeres trabajadoras en cargos societarios?¿Cómo impulsar y promover procesos de cambio de la cultura organizativa pro equidad? ¿Cómo seguir avanzando en el establecimiento de políticas de lenguaje inclusivas hacia una verdadera transformación feminista en el discurso de la Economía Social y Solidaria?… Preguntas que quedaron en el aire, a recoger y abordar en la mesa de experiencias y debate que prosiguió a esta intervención.

Las experiencias como mejor ejemplo

Tras la presentación de los resultados generales y de género del informe, se dio paso a la mesa de prácticas de empresas del sector para el cumplimiento de los principios de la Economía Social y Solidaria, que estuvo moderada por la periodista ambientalista de El Salto, Loudes Jiménez. En primer lugar tomó la palabra Ignacio Quiñones Lainez de la cooperativa ambiental Agresta, quien nos habló del proceso que han iniciado desde la comisión de cuidados y aprendizajes y las herramientas que están utilizando para favorecer la equidad en el seno de su organización.

Por su parte, Elena Erro de la cooperativa Germinando, referente en iniciativas socioambientales contó cómo llevar a la práctica el principio de equidad, a partir de su Herramienta El Timón, “una imagen gráfica que permite visualizar los distintos ámbitos que hay que tener en cuenta para integrar la teoría de los cuidados en un proyecto”. Se trata de un instrumento muy visual que representa a la entidad desde el ámbito de gobernabilidad y que la lleva por el camino de la sostenibilidad ambiental, social y económica.

Con estas dos experiencias dejamos el principio de equidad para sumergirnos en el del compromiso con el entorno y el de cooperación. Con respecto al primero, contamos con la experiencia de un referente en el sector de los servicios financieros éticos, Coop57, cuyo representante en la mesa, Adrián Gallero, nos compartió su visión y práctica de compromiso con el entorno, desde el entendimiento de la economía como una herramienta de transformación social que ha de estar arraigada al territorio; lo que en el sector de las finanzas implica poner el crédito al servicio de las personas y no del lucro.

Por último, se contó con la presencia de la cooperativa energética La Corriente, representada por Ana Valverde que nos contó ejemplos de cómo llevan a la práctica la Cooperación, todo un ejemplo de intercooperación que genera la mejor de las energías.

El acto concluyó con un intenso y rico debate por parte de las personas asistentes, muchas de ellas de la red y protagonistas del propio proceso de Auditoría social, quienes compartieron así mismo sus prácticas, retos y propuestas; el mejor ejemplo de que la economía solidaria es un modelo vivo y en crecimiento, que se evalúa y piensa para seguir mejorando día a día. ¡Estamos en la brecha!