ODS8. 9 de cada 10 empresas ha visto reducida su demanda y tres cuartas partes sufrieron interrupciones en sus cadenas de suministro | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza,  Prácticas Laborales
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores

ODS8. 9 de cada 10 empresas ha visto reducida su demanda y tres cuartas partes sufrieron interrupciones en sus cadenas de suministro

Según un informe de la consultora BDO, el 81% de las empresas cree que los patrones de demanda previos al COVID ya no serán válidos

09-07-2020

Una de las principales consecuencias que nos ha dejado la actual pandemia en las cadenas de suministro españolas ha sido la caída generalizada de la demanda, ya que 9 de cada 10 empresas afirman haber visto reducida su demanda, existiendo tan solo algunas excepciones en familias de productos vinculadas al sector de la alimentación, desinfección y limpieza en la industria química y en empresas con una fuerte apuesta por la distribución online e innovación continua de producto.

Esta y otras conclusiones se recogen en el Informe Radiografía de las cadenas de suministro españolas: Afectación del COVID-19, retos y perspectivas de reconstrucción, que nos muestra la nueva realidad de las cadenas de suministro españolas, sus retos y perspectivas ante una disrupción singular, elaborado por BDO, una de las mayores firmas internacionales de servicios.

El informe es un barómetro sobre las principales consecuencias que ha dejado el Covid-19 en las cadenas de suministro españolas, así como un extenso análisis sobre los principales retos que las compañías deben abordar a corto y largo plazo.

Estos cambios abruptos en el comportamiento de la demanda han desajustado notablemente los niveles de inventario prestablecidos anteriores al Covid-19, y alrededor del 76 % de las empresas encuestadas han sufrido el ‘efecto látigo’ en sus cadenas de suministro que ha generado un incremento o reducción inesperada en sus inventarios y ha evidenciado la ruptura en la sincronización.

La pandemia también ha provocado que el 72 % de las empresas encuestadas haya sufrido interrupciones por parte de sus proveedores en el abastecimiento y que un 52 % haya provocado interrupciones en las entregas a sus clientes. Destaca el hecho de que solo el 51 % de las empresas que han participado en el estudio contaban con planes de contingencia diseñados para evitar interrupciones ante posibles disrupciones en la cadena.

Retos a corto y visión a futuro: cambio de paradigma

Frente a las secuelas que ha dejado el coronavirus, la respuesta unánime en cuanto al gran objetivo a abordar a corto plazo no es otro que el de alinear la oferta con la demanda, ya que el 83 % de las compañías consideran que las previsiones previas al Covid-19 no son válidas. Para ello, apuestan por llevar a cabo de forma inmediata tres acciones clave: reducir el gasto, impulsar la planificación y desarrollar nuevos planes de contingencia.

Para Sergio Esteve, director de Consultoría de BDO: “A medio plazo, asistiremos a una transformación en los modelos estratégicos y operativos de las cadenas de suministro, ya que la pandemia ha servido como elemento catalizador para que se produzca un cambio de paradigma”. En este sentido las empresas destacan cinco pilares sobre los cuales asentar las cadenas de suministro del mañana: mayor flexibilidad, digitalización, resiliencia, reindustrialización y transición hacia modelos de distribución online.

Para el 25 % de los encuestados por BDO, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, el blockchain o el Big Data son conceptos indispensables para realizar una gestión competitiva ante unos mercados cada vez más volátiles, una mayor exigencia por parte del consumidor y una respuesta compleja del mercado. No obstante, el informe elaborado por BDO ha constatado que solo el 4% de las empresas parecen disponer de un modelo capaz de monetizar la inversión realizada en digitalización.  

Otro elemento a destacar es la dotación de mayor flexibilidad en el diseño estratégico de las cadenas de suministro con el fin de permitir una adaptación rápida y ágil ante las diferentes alteraciones. Para ello, las empresas deberán dotarse de un modelo resiliente y un plan de contingencia basados en información en tiempo real que les permita anticiparse ante posibles disrupciones.

Para ello, BDO ha desarrollado un modelo de planificación de alto rendimiento para cadenas de suministro con una solución tecnológica líder en el mercado. Sergio Esteve, director de Consultoría de BDO reconoce que “el actual contexto de alta volatilidad de la demanda es donde las líneas de producción y redes de distribución adquieren una mayor complejidad. La planificación en ambos ámbitos es cada vez más difícil y cada sector tiene unas complejidades específicas que añaden dificultad al proceso. La solución de BDO ofrecería beneficios en el corto plazo y asegura una mejor predicción de los comportamientos, la protección contra las sorpresas y la capacidad de responder de manera más eficiente a la demanda". 

Desde el área de Consultoría de BDO afirman: “Ahora que se vuelve a sincronizar la oferta con la demanda, entendido el impacto y calado en la empresa española, se debe abordar la recuperación resolviendo posibles deficiencias y reaccionando de forma ágil y rentable a los cambios en la nueva situación, de forma que se pueda proteger la compañía ante imprevistos prediciendo comportamientos del mercado y asegurando la rentabilidad”.

El área de Consultoría de BDO presta servicios sobre la cadena de suministro a través de una planificación inteligente, simple, digital y efectiva para conseguir ahorrar en costes, mejorar el servicio, aumentar los ingresos y reducir las inversiones en inventario, en un contexto de gran dificultad sobre factores externos (sociales, económicos y políticos), e internos de cada empresa. Este modelo es aplicable a sectores como retail, distribución, fabricantes, consumo, telecomunicaciones y aftermarket, con resultados medibles en el corto plazo.

Informe completo para su descarga a través de este enlace.