ODS6. La fábrica de Solís, certificada por su uso responsable del agua | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente,  Prácticas Justas de Operación
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Alimentación y Bebidas

ODS6. La fábrica de Solís, certificada por su uso responsable del agua

El centro de producción de Nestlé España en Miajadas (Cáceres) ha obtenido la certificación “Gold” de la Alliance for Water Stewardship (AWS), estándar mundial de administración del agua que mide la gestión responsable de este recurso a través de criterios sociales, ambientales y económicos

13-01-2021

El agua es un recurso esencial para la vida. Por ello, Nestlé lleva años trabajando para reducir su uso en la actividad industrial. Como resultado de esta gestión medioambiental responsable, la fábrica de salsas de tomate Solís, ubicada en Miajadas (Cáceres), ha conseguido la certificación “Gold” en el estándar de Alliance for Water Stewardship (AWS). Esta certificación mundial promueve el uso responsable del agua que beneficia a las comunidades locales de forma social, económica y medioambiental.
 
La certificación AWS Gold es la primera que se concede a una fábrica de alimentación en Europa y reconoce el gran trabajo realizado tanto en la fábrica de Miajadas como en toda su cadena de valor del tomate, como principal materia prima, a través de la iniciativa “Solís Responsable”. Este programa, que impulsa la factoría desde el año 2013, supone el cultivo de este fruto aplicando técnicas para asegurar una agricultura sostenible a largo plazo. Así, todo el tomate utilizado en este centro de producción procede de campos cultivados en las Vegas del Guadiana, con un radio de aprovisionamiento inferior a los 50 kilómetros.
 
Con este proyecto de Solís de agricultura sostenible, Nestlé ha demostrado que un producto equilibrado, de sabor natural y sin conservantes, como las salsas de tomate, está perfectamente alineado con la protección del medio ambiente y con el desarrollo de un tejido agrícola local. Para ello, en colaboración con el proveedor, se trabaja con los agricultores de la zona que aplican buenas prácticas respetuosas con el medio ambiente a través de la implantación de medidas enfocadas en el estudio y minimizacion del consumo de agua, el control y reduccion del uso de fertilizantes y pesticidas para el control de plagas. De esta manera, se mejora tanto el balance hídrico mediante la optimizacion del riego y consumo de recursos en la zona como la calidad del agua local, dos objetivos del estándar AWS.
 
La iniciativa “Solís Responsable” ha comportado entre 2013 y 2019 un ahorro acumulado de más de 1 millón de metros cúbicos en el consumo de agua, así como un descenso medio en este periodo de un 10% tanto en el uso de fertilizantes como en el de productos de control de plagas. Todo ello habiendo incluso incrementado en un 8% la productividad por hectárea, siendo un ejemplo de agricultura local sostenible.

Este programa ya recibió el Premio Alimentos de España a la industria alimentaria 2017 que concede el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y que pone en valor la iniciativa y la viabilidad de un proyecto que implica a todos los eslabones de la cadena de valor alimentaria.

Impulso de buenas prácticas

La certificación AWS Gold es fruto también del trabajo llevado a cabo en los últimos años en la factoría, que ha contado con la colaboración permanente de los principales actores de la zona, tanto públicos como privados, y que está centrado en realizar una gestión sostenible del agua.

Este compromiso de la Compañía en la reducción del agua se ha constatado en el centro de producción a través de medidas como el control de fugas, la optimización de limpiezas o el establecimiento de bandejas de recogida de agua, entre otras. Asimismo, se han instalado sistemas eficientes de gestión y se ha formado a todo el personal para que realicen un uso sostenible de este recurso.
 
Nestlé también sigue trabajando con los diferentes actores de la zona para concienciarlos sobre la importancia del agua. Como resultado, todo el tomate suministrado en la fábrica de Miajadas cuenta también con la certificación de Producción Integrada de Extremadura, que ha supuesto extender la implementacion de ciertas buenas prácticas como el riego por goteo en las Vegas del Guadiana, comportando una reducción de la huella hídrica. Además, estas técnicas en el cultivo de esta materia prima se han aplicado también a otros productos como la cebolla, el pimiento o especias y han sido referencia para otros países y marcas del Grupo Nestlé como, por ejemplo, MAGGI en Alemania.

Ejemplo de sostenibilidad

La fábrica de Nestlé en Miajadas, que fue construida en 1975, produce de forma anual cerca de 30.000 toneladas de productos a base de tomate. La factoría es un destacado modelo de sostenibilidad al hacer que su actividad sea compatible con el entorno y el medio ambiente. Así, toda la energía eléctrica que compra proviene de fuentes renovables. Además, la factoría obtuvo en 2018 la Declaración de Verificación de Residuo Cero otorgada por la entidad independiente Bureau Veritas con el que avala la gestión y las mejoras realizadas para lograr que todos los materiales resultantes del proceso productivo se revaloricen y se aprovechen para que ninguno de ellos acabe en el vertedero, fomentando de esta manera la economía circular.