ODS. Mujeres Avenir denuncia la feminización de la pobreza en su III Conferencia Internacional “Mujer y Diplomacia” | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

ODS. Mujeres Avenir denuncia la feminización de la pobreza en su III Conferencia Internacional “Mujer y Diplomacia”

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la Asociación Mujeres Avenir, organiza este acto en colaboración con la Escuela Diplomática de España y la Revista Diplomacia siglo XXI
 

06-03-2020

Con ocasión del Día Internacional de la Mujer y de la Semana del 8 de marzo, la red de amistad hispano francesa Mujeres-Avenir ha celebrado su III Conferencia Mujer y Diplomacia, con el título “Las desigualdades en el Mundo. Objetivo 10 de la agenda 2030”.

Fernando Fernández-Arias Minuesa, Embajador-Director de la Escuela Diplomática, dio la bienvenida a todos los asistentes y a las embajadoras de Luxemburgo, Costa Rica y Senegal, que hablaron sobre la realidad de las mujeres en sus países.

Presento el acto María Luisa de Contes, presidenta de Mujeres Avenir, celebrando la tercera edición de este importante “espacio de debate, donde todas las mujeres embajadoras en España, trabajan por la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, aumentando su liderazgo, desarrollando herramientas para poner fin a la violencia contra las mujeres, y mejorando la formación de las niñas y las mujeres, en todo el mundo”.

Añadió la importancia de la presencia de Cristina Gallach Figueres, Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, “una mujer con las ideas clarísimas, que cada día trabaja para reforzar la diplomacia en la acción concreta, para hacer efectiva la igualdad de género, valores que han sido los pilares para la elección de las premiadas de los prestigiosos Premios Mujeres Avenir 2020, a dos mujeres, por su labor en la promoción de la capacitación y autonomía de las mujeres, en el mundo de las empresas en África”.

Moderó el acto Silvia Cosano Nuño, Directora Adjunta de la Escuela Diplomática, que recordó que “las mujeres estamos por debajo de los hombres en todos los indicadores de la agenda 2030 y de los 17 objetivos de desarrollo sostenible. Tan solo ocupamos el 18% de los cargos ministeriales, el 24% de los parlamentarios son mujeres y seguimos ganando la mitad de los hombres, representamos el 70% de los pobres del mundo, terribles cifras que muestran la feminización de la pobreza

Helena Chacón, embajadora de la República de Costa Rica incidió en la corresponsabilidad de hombres y mujeres, para que la mujer pueda incorporarse al mundo laboral, recordando la violencia de género, con muchas mujeres asesinadas a manos de sus compañeros o excompañeros.
“La desigualdad de los territorios nace en la cuna de la falta de educación, y este es el único camino que va a permitir a las mujeres cambiar su destino, consiguiendo autonomía financiera y demostrando cómo, con la formación de nuestras niñas, crece el PIB de nuestros países”.

Para Mariame Sy, embajadora de la República de Senegal, “en la lucha contra la desigualdad, una de las palancas es la educación, pero en 2015 la UNESCO nos recordaba que solo el 36% de los países habían conseguido paridad en la primaria, y ningún país en la universidad. En Senegal cuatro de cada diez niñas se casan antes de los 18 años, hablamos de matrimonios precoces, que por tradición quedan asignados al nacer nuestras hijas, y que con solo 14 o 15 años son madres, abandonando el colegio definitivamente”.

Hoy trabajamos con oficinas de género en el mundo rural, que se centran en proteger a estas niñas para que no abandonen el centro escolar, porque la educación tiene un impacto vital sobre la mujer, nuestros estudios demuestran que cada año de escolaridad de una niña aumenta un 10% su futuro sueldo, la formación les permite liberarse de la trampa de la pobreza”, concluyó Mariame Sy.

Por su parte, Michèle Pranchere Tomassini, embajadora del Gran Ducado de Luxemburgo, felicitó los pasos dados por el Gobierno de España con 11 mujeres entre los 22 ministerios actuales. “Los derechos no son para las mujeres, ese es el discurso machista que ha calado durante generaciones en nuestra sociedad, haciendo callar a las mujeres muchas veces con la violencia. Sin paridad en el Gobierno, no podemos pedir paridad en la sociedad.”

Para la embajadora existen desigualdades invisibles, “en el país más rico de la Unión Europea en términos del Producto Interno Bruto, la diferencia entre hombres y mujeres en su pensión llega al 46%: un ejemplo más de cómo la sociedad nos reclama un cambio en nuestra política”.
Entrega de los premios Mujeres Avenir 2020

Durante el acto se entregaron los prestigiosos Premios Mujeres Avenir 2020, de mano de Cristina Gallach Figueres, Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores que recordó que, para avanzar en un camino tan difícil, España va a tener una política Exterior Feminista, donde la “solidaridad entre las mujeres en un contexto de discriminación sexual, nos permita avanzar a todas y todos juntos para dejar atrás las divergencias”.

La Secretaria de Estado añadió que desde el Gobierno de España “nunca se van a dar pasos atrás en las negociaciones por la mujer, en derechos sexuales y reproductivos que vemos que están amenazados”.

Este año, las premiadas han sido Irié Lou Colette y Rabiatou Arzika por sus respectivas labores en África, en la promoción y capacitación de las mujeres en el desarrollo tanto de cooperativas agrícolas como de empresas

Irié Lou Collette nació en Costa de Marfil y no pudo ir al colegio, por lo que se crio en el campo ayudando a sus padres, donde les ayudaba a vender las verduras y frutas cultivadas. Desde muy niña, luchó por los derechos de las mujeres en la agricultura y actualmente es la presidenta de FENACOVICI, la Federación Nacional de Cooperativas de Productos Alimenticios en Costa de Marfil, fundada por ella misma en 2011. Esta federación agrupa más de 5.000 mujeres agricultoras y su misión contribuye a la lucha contra el elevado coste de la vida en Costa de Marfil, debido al mercado de productos de alimenticios de buena calidad.

La formación, la independencia económica de la mujer y la capacidad de generar riqueza, ha permitido que nuestras mujeres se mantuvieran en pie durante la crisis alimentaria que amenazó a millones de habitantes de mi país, permitiéndolas luchar contra el hambre en sus familias”.

Las mujeres tenemos que ayudarnos para poder crecer juntas. Si las mujeres se entendiesen entre ellas independientemente del color de su piel, o de su religión, la pobreza no entraría en nuestras casas, pero debemos de tener la valentía de trabajar juntas y de coger las riendas de nuestras vidas”, concluyó Irié Lou Collette.
Por su parte, Rabiatou Arzika es la promotora de la iniciativa “’One Week To Meet África‘’, que trabaja por la autonomía de las mujeres en las empresas africanas.