ODS5. Menos del 1% de los países aprueban en igualdad en su acción climática, según el Índice de Género de los ODS | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Proveedores y Consultores

ODS5. Menos del 1% de los países aprueban en igualdad en su acción climática, según el Índice de Género de los ODS

11-12-2019

Los resultados de los 129 países analizados en el Índice de Género de los ODS de la coalición Equal Measures 2030 revelan que el mundo está lejos de cumplir con la igualdad de género, también en sus medidas para combatir el cambio climático. Solo 13 países (Alemania, Eslovenia, Etiopía, Irlanda, Japón, México, Namibia, Nueva Zelanda, Perú, República Checa, Suazilandia, Suecia y Tailandia) aprueban en los indicadores que miden la igualdad en el ODS 13 sobre acción por el clima.
 
El Índice de Género de los ODS, lanzado en España por Plan International y KPMG en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP25), es la herramienta más completa para medir, con cifras reales, los avances en materia de igualdad de género de cada país siguiendo los ODS. Este Índice analiza 14 de los 17 Objetivos y mide el desempeño de los países en 51 temas que abarcan desde la salud, la violencia de género, el cambio climático y el trabajo decente, entre otras.
 
El ODS 13, el referente a la acción climática, es el segundo con peor puntuación a nivel mundial, obteniendo una calificación media “muy deficiente” de 51,2 sobre 100. Además, 64 países, la mitad de los analizados, presentan puntuaciones “muy bajas”. Para evaluar la igualdad en este ODS, el Índice mide tres indicadores: representación de mujeres en las delegaciones nacionales de negociación climática en Naciones Unidas, compromiso para la reducción de riesgo de desastres y nivel de vulnerabilidad ante el cambio climático.
 
“Faltan poco más de 10 años para cumplir la promesa de la Agenda 2030 y este Índice revela que ninguno de los 129 países está adaptando totalmente sus leyes, políticas o decisiones presupuestarias en la medida necesaria para alcanzar la igualdad de género. En concreto, en cuanto a la acción climática, la COP25, que se celebra en Madrid, es una oportunidad para que los países se comprometan a incorporar el enfoque de género en sus planes nacionales de adaptación o dejaremos atrás el potencial de las más vulnerables a los impactos de esta crisis: las niñas y jóvenes”, ha subrayado Concha López, directora general de Plan International España.
 
En España, los Objetivos de Desarrollo Sostenible más avanzados son los relacionados con las medidas para la protección de la salud, la erradicación de la pobreza y aquellos relativos a cuestiones sanitarias, que se cumplen en al menos un 90%. El objetivo específico sobre igualdad de género, el ODS 5, alcanza una puntuación de 90,2. Por el contrario, aquellos temas en los que España necesita hacer más esfuerzos son los relativos a la acción por el clima y a la generación de alianzas y redes con socios para promocionar la igualdad de género, que presentan una puntuación por debajo del 50%.

El gran reto de nuestra era

República Checa, Tailandia y Nueva Zelanda son los tres países que mejores puntuaciones obtienen en cuestiones de igualdad de género en la acción por el clima, mientras que Chad, Mauritania y Yemen obtienen los peores resultados a nivel mundial. España ocupa el puesto número 56 del ránking, superado por países como Irlanda (5), México (7), Namibia (9) o Nepal (10).
 
Los estados frágiles y la región del África subsahariana, donde las brechas de género son muy significativas, son los que ocupan los 20 últimos puestos del ránking sobre acción climática, ya que reciben puntuaciones muy bajas en cuanto a la vulnerabilidad climática y a su compromiso con la reducción del riesgo de desastres. Los países con peores resultados entorno al ODS 13 son: Camboya, Bangladesh, Yemen, Mauritania y Chad. Muchos de los países cuyas economías están creciendo más rápido como Bangladesh (124), Camboya (123) y China (107) tienen un desempeño “deficiente” entorno a la igualdad en la acción climática.
 
“La preocupación por la emergencia climática es un asunto presente en todas las conversaciones sobre el futuro del mundo. Su impacto está teniendo consecuencias económicas y sociales de gran magnitud, y se incrementan las desigualdades ya de por sí agudas. El Índice de Género de Equal Measures 2030 pone de manifiesto con sus datos que las mujeres y las niñas están sufriendo duramente a causa de las sequías, las migraciones involuntarias por motivos climáticos o el incremento de la pobreza añadida. Existen grandes expectativas sobre esta COP25: es preciso y urgente buscar soluciones que aceleren la transición ecológica y el desarrollo social sin ralentizar la competitividad y el avance económico. El diálogo y la colaboración entre gobiernos, empresas y sociedad entorno a este propósito común, será lo que permita avanzar con ambición hacia un futuro nuevo lleno de oportunidades para todos”, ha señalado Jerusalem Hernández, directora de Sostenibilidad de KPMG en España.
 
En las crisis y periodos de inestabilidad, aumentan los abusos y la violencia sexual y de otros tipos a los que las niñas y adolescentes tienen que hacer frente. El número de matrimonios tempranos forzados se ha incrementado como consecuencia del cambio climático. En épocas de sequía, cuando los medios disponibles escasean, las niñas son las primeras en abandonar la escuela para ocuparse de las tareas del hogar, como ir a buscar agua. Las niñas que se convierten en refugiadas climáticas y migrantes también están más expuestas al tráfico infantil y otras formas de explotación.
 
Plan International insta a la comunidad internacional a que reafirme los compromisos adoptados en el Acuerdo de París y ponga a las niñas y jóvenes de todo el mundo en el centro de las políticas nacionales para que sean ellas quienes lideren el movimiento contra el cambio climático. El reto de adaptación, mitigación y reducción de los impactos del cambio climático solo se resolverá si garantizamos el acceso a la educación, la participación y el liderazgo de las niñas y jóvenes. Para conseguir avances reales, todos los países deben abordar temas pendientes como el cambio climático, la violencia de género o presupuestos públicos con perspectiva de género, teniendo en cuenta aquellos grupos que podrían estar siendo invisibilizados por razón de religión, u orientación sexual.

Suspenso mundial en igualdad

Según esta herramienta, los ámbitos en los que el mundo está más atrasado en cuestiones de igualdad de género son las finanzas públicas y los datos (ODS 17), el cambio climático (ODS 13), la industria y la innovación (ODS 9) y el propio objetivo de igualdad de género (ODS 5).
 
A nivel mundial, Dinamarca encabeza el ránking, seguido de cerca por Finlandia, Suecia, Noruega y los Países Bajos. Por el contrario, los países con las puntuaciones más bajas son: Níger, Yemen, República Democrática del Congo y Chad; todos ellos, estados frágiles o afectados por conflictos en los últimos años. España ocupa el puesto 23, situándose por debajo de países como Alemania (7), Francia (14), Reino Unido (17) o Italia (19).
 
En total, 2.800 millones de niñas y mujeres viven en países que obtienen una calificación “muy deficiente” (con una puntuación de 59 o menos) o “deficiente” (60 - 69) en igualdad de género. Solamente el 8% de las niñas y mujeres de todo el mundo vive en países que lograron un puntaje "bueno" (80 - 89) y ningún país logra un puntaje "excelente", es decir, una nota de 90 o más sobre 100.