ODS5. El COVID-19 aumenta las desigualdades y amenazas para las mujeres | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Tercer sector

ODS5. El COVID-19 aumenta las desigualdades y amenazas para las mujeres

World Vision predice un aumento en el matrimonio infantil a medida que las dificultades financieras sobrevenidas por la COVID-19 afectan a las familias más necesitadas

08-03-2021

La pandemia ha añadido nuevos obstáculos y desafíos, de carácter social y sistémico, a los ya existentes para millones de mujeres y niñas en el mundo. Especialmente hay que poner el foco en un aumento de la violencia contra niñas y mujeres. Violencia doméstica, matrimonio infantil, cuidados no remunerados, violencia de género, desempleo, pobreza o embarazos precoces son solo algunos ejemplos. 
  
La pandemia mundial está exacerbando las vulnerabilidades existentes y aumentando el riesgo de violencia no denunciada entre las mujeres y las niñas. “Por nuestra experiencia en diferentes crisis y contextos sabemos que los tiempos de crisis agravan los riesgos de violencia. El matrimonio infantil es una forma de violencia que no tiene retorno, arranca para siempre la infancia de las niñas”, afirma Eloisa Molina, coordinadora de comunicación de la ONG World Vision. 
  
Cada año, en todos los países, culturas y regiones, 12 millones de niñas se casan antes de los 18 años. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) estima que durante la próxima década podría haber otros 13 millones de matrimonios infantiles que de otra manera no hubieran ocurrido debido a los efectos indirectos de LA COVID-19. 
 
"La estimación del UNFPA, que predice 13 millones de matrimonios infantiles adicionales en los próximos diez años debido a la COVID-19, se suma a los 150 millones que ya se espera que ocurran en ese período de tiempo. Nuestra experiencia muestra que la mayoría de estos matrimonios tendrán lugar en los años inmediatamente posteriores a la crisis, con el potencial de ver al menos cuatro millones más de niñas casadas en los próximos dos años", afirma Daniela Buzducea, líder de comunicación e incidencia política en World Vision. 
 

Esto es motivo de preocupación ya que el matrimonio infantil pone a los niños y jóvenes en mayor riesgo de sufrir violencia sexual y física. 

Panorama Internacional

El sur de Asia tiene el mayor número de niñas casadas a nivel mundial, con el 44% de la carga mundial, que equivale a 285 millones de mujeres casadas, o en unión, antes de los 18 años. El matrimonio infantil es un problema latente y la pandemia mundial puede ocultar más aún el alcance del problema. En Indonesia, por ejemplo, los matrimonios infantiles a menudo no se registran. 
  
“Aquí hay niños que forman parte de un matrimonio no registrado basado en la ley de la sharia. El futuro de las niñas es preocupante porque a su edad deberían ir a la escuela en lugar de casarse. Si abandonan la escuela, perderán su educación y sus sueños”, dice Sekar (Indonesia), que ya está casada con 16 años. 
  
África subsahariana alberga el segundo mayor número de niñas casadas, con más del 18% de la carga mundial, lo que equivale a 115 millones de niñas casadas o en unión antes de los 18 años. Alie, una niña de 11 años de Sierra Leona, declaró a World Vision que, "Los niños ahora tienen más miedo de casarse que antes". Noeline, una joven de Uganda de 16 años informó que, “Las disputas familiares entre padres obligan a los niños a salir de casa y terminar en matrimonios infantiles". 
  
A menudo las familias utilizan el matrimonio infantil como una solución a la pobreza y el hambre. La disminución de los ingresos familiares y la escasez de alimentos son factores de riesgo para el matrimonio infantil. "Mis padres obligaron a mi hermana a casarse con un anciano porque somos 13 niñas y niños en casa y no tenían los medios para alimentarnos a todos", explica una niña siria de 16 años. 
 

“La pobreza que está causando la pandemia y que es la principal causa del matrimonio infantil está obligando a muchos padres a casar a sus hijos a una edad temprana”, añade Naimul, un joven de 15 años de Bangladesh. 
 
El matrimonio infantil no debe verse como algo inevitable en situaciones de pobreza y conflictoEstá impulsado por la desesperación y la vulnerabilidad, y respaldado por el fracaso colectivo de los actores nacionales e internacionales para priorizar y asegurar los sistemas de protección infantil. World Vision insta a los líderes y organizaciones mundiales, a que, entre todos, se marque el comienzo del fin de este fracaso y finalmente se termine con el matrimonio infantil.