ODS3. Iberdrola pone en marcha un plan de acción para hacer frente al coronavirus | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Energía e Infraestructuras

ODS3. Iberdrola pone en marcha un plan de acción para hacer frente al coronavirus

La compañía pretende garantizar el mantenimiento y la calidad del abastecimiento de un servicio esencial para la población, al mismo tiempo protege la salud y seguridad de las personas

09-04-2020

Ante la crisis provacada por la pandemia del COVID-19, el grupo Iberdrola se ha marcado como prioridad proteger la salud y seguridad de las personas en todas las comunidades en las que está presente. Así lo cuentan en un minisite que han desarrollado para compartir las diferentes iniciativas que están llevando a cabo como respuesta a la emergencia del coronavirus.

La compañía ha implementado más de un centenar de medidas a nivel global para garantizar el suministro en todas las zonas y a todos sus clientes. También han reforzado el servicio y ha establecido canales de atención preferente para hospitales, centros sanitarios y otras infraestructuras esenciales.

El objetivo de Iberdrola es "velar por la salud de nuestros empleados y la de nuestros contratistas; asegurando, con ello, que los ciudadanos puedan seguir recibiendo con total normalidad el suministro eléctrico, garantizando el empleo de todos nuestros trabajadores y haciendo todo lo que está en nuestra mano para evitar la destrucción de empleo de decenas de miles de personas que trabajan en las empresas de nuestros proveedores, manteniendo a la vez las máximas precauciones de seguridad y salud", explicó Ignacio Galán, presidente del grupo.

"Ahora más que nunca las empresas debemos demostrar nuestra capacidad de contribuir a la sociedad", afirmó Ignacio Galán con contundencia en una columna publicada en el diario ABC. De esta forma, reitera también el compromiso de su compañía con la sociedad en estos momentos de la crisis sanitaria.

Algunas medidas realizadas por Iberdrola

Iberdrola se ha convertido en la primera empresa que ha emitido bonos verdes durante la crisis del COVID-19. En total, ha activado 750 millones de euros de deuda en bonos verdes y con vencimiento a más de cinco años. Estos fondos se destinarán a crear nuevas instalaciones renovables, cuya puesta en marcha y desarrollo contribuirán a paliar las consecuencias económicas de la crisis y a mantener el empleo.

Ha realizado una donación de material sanitario de primera necesidad valorada en 22,1 millones de euros. Se trata, en concreto, de 450 equipos de respiración, 4,6 millones de mascarillas, 120.000 buzos de protección y 20.000 gafas de proteción. Este material ha sido adquirido mediante contratos con compañías de China y en colaboración con las autoridades españolas.

La compañía ha adjudicado compras a proveedores en marzo, durante la crisis por el COVID-19, por un importe de 2.900 millones de euros. El objetivo de esta acción es mantener la actividad y cientos de puestos de trabajo. Las compras realizadas en el primer trimestre de este año, por un valor de casi 4.000 millones de euros, equivale a sustentar unos 700 empleos directos e indirectos a tiempo completo cada día.

El grupo, además, está convencido de que, tras la finalización de esta la aceleración de las inversiones será "la mejor fórmula" para salir de la situación de crisis e incertidumbre. Por ello, como explicó Galán en la Junta General de Accionistas, pretenden alcanzar en 2020 los 10.000 millones de euros en inversiones.
Superando así, el récord registrado en 2019.

Como medida de protección para sus empleados, Iberdrola ha implementado el teletrabajo entre el personal de sus centros, más del 90% de la plantilla de oficina se encuentra teletrabajando, y ha reorganizado el trabajo del personal de exterior en centrales y en las redes de transporte y distribución.