ODS3. La Fundación Infantil Ronald McDonald refuerza los protocolos para reducir el riesgo de contagio en sus Casas | Corresponsables.com España }
ISO 26000:
 Participación Activa y Desarrollo de la Comunidad
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Entidades No Lucrativas,  Sector Sanitario

ODS3. La Fundación Infantil Ronald McDonald refuerza los protocolos para reducir el riesgo de contagio en sus Casas

Además de reforzar los protocolos anti contagio, la Fundación ha habilitado en las Casas habitaciones para aislar a las familias en caso de ser necesario y ha cerrado temporalmente las Salas Familiares de La Paz y Vall d’Hebron. 

07-04-2020

La Casa Ronald McDonald de Madrid ha ampliado recientemente su capacidad pasando a 30 habitaciones, y podrá alojar cada año a más de 1000 familias en total. En total suman un total de 75 habitaciones en toda España, que suponen un ahorro a las familias de más de 1.000.000€ de euros cada año en alojamiento, aparcamiento y transporte. Además, al mantener las familias cerca, se reducen los tiempos de recuperación de los niños y mejora su calidad de vida, creando para ellas un hogar fuera del hogar y un entorno favorable para sus hijos enfermos.

Además, dentro del Plan de Acción frente al Coronavirus, aprobado hace dos semanas, la Fundación Infantil Ronald McDonald ha reforzado las medidas para reducir el riesgo de contagio al COVID-19, priorizando la protección de la salud de las familias que se alojan en sus Casas, así como de los voluntarios y personal de staff.

Entre las medidas destacan la puesta en marcha de un sistema de filtrado por preguntas al personal y familias, la suspensión de la entrada de personas ajenas a la propia actividad, la reducción del número de personas que pueden coincidir en las zonas comunes de las Casas –hoy algunas de ellas ya zonas cerradas-, cancelación de las actividades realizadas por empresas, voluntarios y el staff, así como de cualquier tipo de actividad de captación de fondos, la ampliación de la distancia de seguridad entre las personas que se alojan en nuestras Casas,  un sistema de  trabajo por turnos para que el personal de staff no coincida  y minimizar el riesgo de contagios, la ampliación de las medidas de seguridad e higiene y la información regular a las familias.

Todas estas medidas se adoptan en coordinación con las autoridades sanitarias locales, los hospitales de referencia, el Ministerio de Sanidad y los servicios de salud de las Comunidades Autónomas, así como siguiendo las directrices que desde nuestra Fundación Internacional nos indican.

Las Casas Ronald McDonald no son centros de salud y no están equipadas con material medicalizado para proporcionar atención directa a las familias y sus hijos, ya que el objetivo es que estos espacios fueran “Un Hogar fuera de su Hogar” y con ese concepto se crearon.  Por eso, el principal objetivo de la Fundación es reducir el riesgo de contagio por COVID-19. Para evitarlo, las dos Salas Familiares Ronald McDonald de España suspendieron sus actividades para cumplir con los requisitos de mantenimiento de distancia mínima entre personas, en lugares tan sensibles como las unidades de pediatría y/o servicios de neonatología. Esta decisión ha sido replicada a nivel internacional y hoy las más de 260 Salas Familiares que hay en todo el mundo están temporalmente cerradas.

Por su parte, las cuatro Casas de España siguen ofreciendo alojamiento a familias en situaciones muy complicadas, pero cumpliendo las normas de prevención dictadas, entre las que destaca el mantenimiento de las distancias denominadas sociales. Actualmente las familias deben permanecer aisladas en sus habitaciones y utilizar las zonas comunes imprescindibles (cocina y lavandería) por turnos en los que es preferible no coincidan. Además, teniendo en cuenta que muchos de los niños enfermos, por las terapias que deben seguir, se encuentran con las defensas muy bajas, la Fundación ha decidido dedicar habitaciones para su uso en caso de contagio como lugares donde aislar a aquellas familias o personas que den positivo al test por COVID-19.

Asimismo, la Fundación cuenta con un Plan de Contingencia ante posibles bajas del personal, que permite formar a voluntarios de muy diversas procedencias para que ante esta eventualidad puedan realizar servicios en las Casas que permitan seguir ofreciendo ayuda a las familias. Unos equipos que siguen buscando la manera de que los niños y niñas alojados en las Casas estén entretenidos, como verdaderos profesionales continúan al pie del cañón en uno de los momentos más necesarios no sólo para las familias sino para la sociedad en general.

“Seguidnos en las redes sociales -afirma José Antonio García, director de la Fundación- ese será el combustible que nos mantenga fuertes, quedaros en vuestras casas y ayudadnos a pensar en las muy diversas formas que seguramente habrá para ayudarnos cuando esta situación finalice. Seguid formando parte de esta gran familia”.