ODS16. El Grupo BASF se muestra resiliente en plena crisis del coronavirus | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Gobernanza
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Construcción,  Energía e Infraestructuras

ODS16. El Grupo BASF se muestra resiliente en plena crisis del coronavirus

La compaía, a pesar del duro golpe económico que está suponiendo la crisis del COVID-19, mantiene su cartera diversificada y su solidez financiera

04-05-2020

Durante el primer trimestre de 2020, las ventas del Grupo BASF alcanzaron los 16.800 millones de euros, lo que supone un incremento del 7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Este resultado se debe principalmente a un aumento de los volúmenes de un 4%. El resultado de explotación (EBIT) antes de extraordinarios se situó en 1.600 millones de euros, un 6% menos que en el primer trimestre de 2019. Este descenso se explica, en esencia, por unas contribuciones significativamente menores por parte de los segmentos de Productos Químicos, Materiales y Otros.

"El primer trimestre de 2020 no puede calificarse de normal. Lo mismo se podrá decir del segundo trimestre y, con toda probabilidad, del conjunto del año", declaró Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF SE, en la presentación de los resultados del primer trimestre de 2020. "El coronavirus ha trastornado el mundo entero". Teniendo en cuenta las enormes dificultades que atraviesa el entorno macroeconómico, existe en los mercados una enorme incertidumbre que, hoy por hoy, hace que sea prácticamente imposible aventurar cualquier planificación con fiabilidad. Por este motivo, por el momento no se pueden formular declaraciones concretas sobre el desarrollo de las ventas y las ganancias en 2020.

Ventajas de la cartera diversificada del Grupo BASF

"La cartera diversificada de BASF brinda ventajas, y muy especialmente en épocas de dificultad", comentó Brudermüller. "No todos los sectores a los que pertenecen nuestros clientes se han visto afectados de igual manera por la pandemia. Cada uno muestra niveles de resiliencia diferentes en esta coyuntura. Pensemos, por ejemplo, en los productos farmacéuticos, los detergentes y limpiadores o los alimentos, que actualmente están incluso experimentando una mayor demanda". En BASF, esto se manifiesta de forma evidente en los pedidos entrantes en el segmento de Nutrición & Cuidado. La demanda tampoco se ha visto especialmente afectada en el sector agrícola. Ahora bien, otros clientes pertenecen a sectores que están sufriendo intensamente las consecuencias de la pandemia y que se están viendo minados por una baja demanda por parte de los clientes finales. Por otra parte, no hay que olvidar los parones en la producción y las interrupciones en la cadena de suministro. Actualmente, los sectores del transporte y del automóvil son los que están experimentando las mayores caídas. En palabras de Brudermüller: "Este declive de la demanda en el sector de nuestros clientes más importantes nos está afectando de lleno". 

Perspectivas del Grupo BASF para 2020 

Los pronósticos de ventas y ganancias para el ejercicio de 2020 formulados por BASF el 28 de febrero de 2020 no podrán cumplirse. Por lo tanto, la compañía retira sus predicciones para dicho año. Actualmente resulta imposible estimar con fiabilidad la duración y el alcance de la pandemia de coronavirus, así como las medidas futuras destinadas a contenerla. Por ello, hoy por hoy no se pueden lanzar declaraciones concretas sobre la futura evolución de las ventas y las ganancias. 

BASF prevé experimentar un grave impacto por las consecuencias económicas de la caída de la demanda y de la producción a nivel mundial, y muy especialmente por los parones actuales en la producción del sector automovilístico. La pandemia del coronavirus afectará también a otros sectores de nuestros clientes. Como resultado de todo ello, la compañía vaticina un descenso considerable de los volúmenes de ventas para el segundo trimestre de 2020. Por el momento, BASF prevé una lenta recuperación durante el tercer y cuarto trimestres de 2020; ahora bien, la evolución concreta de la situación está plagada de incertidumbre y es imposible de predecir. 

BASF cuantificará sus perspectivas sobre el futuro desarrollo de las ventas y las ganancias en cuanto vuelva a resultar factible formular estimaciones fiables. 

Teniendo en cuenta estas circunstancias, los miembros del Consejo de Supervisión de BASF han decidido prescindir del 20% de su retribución fija desde el 1 de abril y hasta finales de 2020, mientras que los miembros de la Junta Directiva de BASF renunciarán voluntariamente al 20% de sus salarios fijos durante el segundo trimestre de 2020. En función de la evolución de la situación a lo largo del año, se plantearán más medidas al respecto.