ODS13. Respetar el ecosistema, evitar desperdicios y ahorrar agua: claves para disfrutar de la naturaleza este verano | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Sector Sanitario

ODS13. Respetar el ecosistema, evitar desperdicios y ahorrar agua: claves para disfrutar de la naturaleza este verano

En línea con el concepto One Health, Sanitas actúa para combatir los efectos del cambio climático que inciden sobre la salud

28-07-2022

Con 16 parques nacionales, 15 geoparques y casi 30 espacios naturales acreditados con la Carta Europea de Turismo Sostenible, España se posiciona como uno de los países con mayor biodiversidad de Europa Occidental.
 
Esta riqueza natural convierte los parajes interiores del país en destinos vacacionales cada vez más populares entre quienes buscan alejarse del ruido y la agitación de las urbes o de la saturación de algunas zonas de playa. Sin embargo, al igual que en las costas españolas, la degradación que puede sufrir el entorno, derivado del turismo a medida que aumenta el número de visitantes, también debe ser motivo de atención en las zonas rurales y de interior.
 
La estrecha relación que existe entre la salud del planeta y de las personas, un concepto llamado One Health, obliga a concienciar a la población sobre el efecto que tienen las actividades humanas en el entorno y en la sociedad. Por eso, actuar sobre factores ambientales como la contaminación del aire, el agua y el suelo o sobre el propio cambio climático, puede incidir directamente en la salud de las personas.+

Pautas para la conservación y protección de los espacios naturales

Con el objetivo de disfrutar de los espacios naturales de una manera más responsable este verano para evitar impactos negativos sobre la salud del entorno y de las personas, los expertos de Sanitas ofrecen una serie de pautas para contribuir a la conservación y protección de los espacios naturales:

  • No generar basura y, en caso de hacerlo, retirarla antes de irse para deshacerse de ella en los contenedores adecuados a cada tipo de residuo. Es un gesto sencillo que evita el deterioro del paisaje; la contaminación del suelo, agua y aire; el riesgo de incendios o el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para abordar este problema, existen numerosas ONG’s que organizan jornadas de voluntariado para recoger basuraleza, es decir, residuos abandonados en los entornos naturales. Así lo hicieron centenares de voluntarios del programa de Sostenibilidad de Sanitas Healthy Cities, que en el mes de junio retiraron 82 kg de basura en parajes naturales de seis ciudades españolas.
  • Respetar el ecosistema de animales y plantas y no agredir el entorno. Según datos de la ONU, un 40% de los anfibios y un 10% de todas las especies de insectos se encuentran amenazados por la pérdida de biodiversidad, consecuencia directa de la actividad humana. El respeto por la naturaleza no solo se basa en apreciarla, sino también en actuar con conciencia y tomar las medidas necesarias para no dañarla. 
  • Utilizar cremas solares respetuosas con los ecosistemas acuáticos. Usar protector solar durante todo el año es importante para disminuir la posibilidad de carcinomas y el fotoenvejecimiento a largo plazo. Gestos como escoger productos biodegradables y evitar su aplicación justo antes de bañarnos ayudan a la preservación de océanos, ríos y lagos.
  • No desperdiciar agua a la hora de utilizar las duchas, fuentes y demás zonas de baño, ya que el agua es un bien limitado. Además, se debe evitar el uso de jabones y otros químicos que impactan en la calidad del agua de ríos o lagos y pueden provocar la alteración en los ciclos de vida de especies animales o la acumulación de sustancias en especies que pasan a la cadena trófica y llegan hasta los seres humanos.“Los ciudadanos y las empresas deben ser un agente activo en la protección de los espacios naturales, pensando globalmente, actuando localmente y asumiendo su responsabilidad sobre la salud del planeta y, por tanto, de todas las personas”, señala Catherine Cummings, directora Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Sanitas. “En Sanitas trabajamos para construir un planeta más sano reforestando bosques, creando zonas verdes en nuestras ciudades, evitando emisiones de CO2 con la digitalización de nuestros servicios, utilizando energías limpias, reciclando y buscando alternativas sostenibles en nuestro día a día”, añade Cummings. 

En esta línea, además de sus proyectos de reforestación, Sanitas cuenta con el programa “Healthy Cities”, un proyecto que aúna salud y medioambiente a través de un reto que consiste en plantar un árbol por cada participante que realice 6.000 pasos diarios y deje el coche en casa un día a la semana. Al desafío, que concluyó el mes pasado, se sumaron 200 empresas y ha permitido evitar la emisión de 14,2 toneladas de CO2. Como resultado, Sanitas cumplirá su compromiso de plantar 11.000 árboles, uno por cada participante en el reto, lo cual contribuirá a mejorar la calidad del aire que respiramos y a proteger la biodiversidad.

Para más noticias de Sanitas visite nuestra biblioteca Corresponsables.