ODS13. Reforesta y Novartis plantan 3.000 árboles a la Sierra de Valdehierro en Madridejos | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Farmacéutico

ODS13. Reforesta y Novartis plantan 3.000 árboles a la Sierra de Valdehierro en Madridejos

Bajo el lema ‘Planta un árbol, siembra oxígeno’, el proyecto de absorción forestal de CO2 contribuirá mediante la plantación de 3.000 árboles al plan de mejora y recuperación de la vegetación en cerca de seis hectáreas de la Sierra de Valdehierro, en Madridejos

16-11-2020

Novartis se une a la Asociación Reforesta para reforzar su programa de conservación y restauración de los bosques y poner freno a la desertificación. Bajo el lema Planta un árbol, siembra oxígeno, el proyecto de absorción forestal de CO2 se ha presentado este viernes para contribuir mediante la plantación de 3.000 árboles a la mejora y recuperación de la vegetación de cerca de seis hectáreas de la Sierra de Valdehierro, a poco más de 15 kilómetros de Madridejos (Toledo).
 
En el acto de presentación han participado Marta Moreno, directora de Relaciones Institucionales del Grupo Novartis en España; Miguel Ángel Ortega, fundador y director ejecutivo en Asociación Reforesta; Eduardo de Miguel, director gerente de Fundación Global Nature; José Antonio Contreras Nieves, alcalde de Madridejos y otros representantes del ámbito institucional.
 
“Inspirados por nuestro propósito, en Novartis queremos reimaginar la medicina de un modo sostenible, y creemos que esto sólo es posible a través de una responsabilidad compartida que requiere de cooperación y compromiso. Como compañía enfocada en mejorar y prolongar la vida de las personas, somos conscientes de la importancia de desarrollar nuestra actividad con integridad, transparencia y sostenibilidad ambiental para dejar una huella sostenible. Por ello, a través de proyectos como el que presentamos hoy, esperamos contribuir a largo plazo a tener millones de árboles que permitan liberar oxígeno a través de estos bosques y poner freno a la pérdida de diversidad biológica y proteger la flora y la fauna”, ha destacado Marta Moreno, directora corporativa de Relaciones Institucionales del Grupo Novartis en España.
 
Por su parte, el fundador y director ejecutivo en Asociación Reforesta, Miguel Ángel Ortega, ha apuntado que “además de ayudar a mitigar el calentamiento global, la reforestación con especies autóctonas como la encina y el pino piñonero contribuye a la restauración de los ecosistemas, en línea con la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, que tiene como objetivo la restauración del medio ambiente degradado como medida para combatir el cambio climático y mejorar la seguridad alimentaria, el suministro de agua y la biodiversidad”.

“Planta un árbol, siembra oxígeno”, una iniciativa para poner freno a la desertificación y reducir la huella de carbono

Según datos del Inventario Forestal Nacional, Toledo es la provincia menos arbolada de Castilla-La Mancha, con una cobertura boscosa del 24%, por debajo de la media de España, que se sitúa en el 37%. Conscientes de la importancia de aumentar la superficie de bosques autóctonos para -entre otros beneficios - aumentar la biodiversidad, la estabilidad de los recursos hídricos y la resiliencia del territorio ante el cambio climático, el proyecto de reforestación impulsado por Novartis y la Asociación Reforesta contempla la plantación de 3.000 árboles de 2 especies autóctonas (encina y pino piñonero) en aproximadamente seis hectáreas de la Sierra de Valdehierro.
 
Para reintroducir estas especies de árboles que, a su vez darán alimento y refugio a la fauna autóctona, la Asociación Reforesta se encargará del mantenimiento y supervisión del proyecto para garantizar la pervivencia de estos bosques. Para ello, más allá de la plantación, llevará a cabo la instalación de vallados para proteger a los árboles frente a la depredación de la fauna silvestre de la zona.
 
En el marco de su compromiso con la sostenibilidad, Novartis contribuirá con una dotación económica de 59.000 euros para hacer posible el proyecto -tanto en el diagnóstico y la planificación, como en la fase de intervención, mantenimiento y evaluación durante los tres primeros años- y brindar apoyo a iniciativas de educación ambiental y conservación de la naturaleza en la zona.
 
El proyecto cuenta con la imprescindible colaboración del Ayuntamiento de Madridejos, que cede el terreno y contribuirá a la supervivencia de los árboles durante las próximas décadas, lo cual es indispensable para garantizar la absorción de CO2 prevista, siguiendo la metodología impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO). “La apuesta del Ayuntamiento de Madridejos por poner freno a la desertificación, es una tarea continua en la que se lleva trabajando desde hace más de una década reforestando distintas parcelas de Monte Publico nº 9”, ha destacado José Antonio Contreras Nieves, alcalde de Madridejos.
Asimismo, cuenta también con el importante apoyo de la Fundación Global Nature, ONG conservacionista con importante implantación en Castilla La-Mancha, que prestará apoyo técnico y logístico al proyecto.

Una huella más responsable con el planeta

A principios de este 2020, Novartis reafirmó su compromiso con la sostenibilidad en España a través de la presentación de La Huella by Novartis, una iniciativa que constituye un paso al frente para mostrar su compromiso social e impulsar la responsabilidad compartida y el diálogo abierto con la sociedad.
 
A escala global, Novartis se ha marcado una serie de metas sostenibles en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, entre ellos, lograr la neutralidad en emisiones de carbono en sus operaciones para 2025, así como reducirlas en un 50% si se considera toda la cadena de producción y distribución para 2030. Esta vocación sostenible se traslada al ámbito local donde Novartis, para contribuir a estos objetivos desde España, se ha comprometido este año a reducir la huella de carbono en un 10%.
 
Dentro de su plan “Carbon Free”, Novartis cuenta con una doble estrategia para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI): complementar la aplicación de medidas internas de eficiencia de los procesos y de reducción de emisiones, con el impulso de proyectos e iniciativas externas que les permita la compensación de emisiones de carbono (CO2). Sobre esta segunda estrategia se apoya el proyecto de absorción forestal de CO2 y reforestación presentado este viernes en Madridejos.
 
Según los resultados de su último Estudio FES 2019, la huella medioambiental de Novartis en España todavía es negativa en 48,8 millones de euros. Bajo esta premisa, la compañía desea seguir reimaginando su huella en el planeta con un firme compromiso con el medio ambiente y el cambio climático a través de la medición y gestión de su impacto medioambiental.
Por ello, a través de proyectos como “Planta un árbol, siembra oxígeno”, Novartis desea compensar las emisiones de CO2 generadas por una de sus líneas de actividad y reducir su huella de carbono para devolver más a la sociedad. Mediante esta iniciativa, la compañía apoya a Reforesta en la recuperación de los bosques y en la lucha contra la desertificación, contribuyendo así a dos ODS claves para proteger la salud de planeta: ODS 13 (Acción por el clima) y ODS 15 (Vida de los ecosistemas terrestres).