ODS13. Closca lanza un reto a su comunidad para seguir ahorrando 5mil toneladas de emisiones de C02 y más de 5 millones de botellas de plástico al año | Corresponsables.com España
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Tercer sector
Sectores:
 Transporte y Logística

ODS13. Closca lanza un reto a su comunidad para seguir ahorrando 5mil toneladas de emisiones de C02 y más de 5 millones de botellas de plástico al año

La pequeña compañía valenciana se propone aumentar estas cifras pensando más allá de la coyuntura del covid-19 y gracias a la implicación de consumidores y empresas colaboradoras comprometidas con ser parte de la solución en futuras crisis climáticas.
 

11-02-2021

Doce meses para ahorrar toneladas de C02 y millones de botellas de plástico al planeta. Así ven 2021 los impulsores de Closca, una pequeña compañía valenciana arraigada en el emprendimiento social que, desde su fundación en 2013 y siempre trabajando por un futuro mejor en el horizonte, ha invertido en desarrollo de producto y nuevas tecnologías con el fin de dar la vuelta a esos hábitos que dañan el planeta. Esa voluntad de inspirar el cambio está calando en el estilo de vida de personas de todo el mundo y todas las edades, convertidas en los motores de las metas enfocadas y cuantificables que persigue Closca.

Unas botellas rellenables y unos cascos plegables que no solo son innovadores, sino que simbolizan compromiso y responsabilidad: objetos concebidos y desarrollados por el equipo de Closca para que, tanto su estética como su función, conviertan el buen diseño en palanca de cambio a través del empoderamiento de consumidores y equipos conscientes de la repercusión de sus pequeños gestos del día a día.

El éxito de las botellas y los cascos Closca, productos nacidos para cambiar hábitos e inspirar a otros a hacerlo, no se mide tanto por sus ventas como por el impacto positivo generado en nuestro entorno: se estima que, a lo largo del último año y gracias a la involucración de miles de personas en todo el planeta, los movimientos #CitiesWithSoul y #MyLastPlasticBottle han conseguido ahorrar más de 5000 toneladas de emisiones de C02 y más de 5,6 millones de botellas de plástico.

Los logros registrados durante un año especialmente complejo han prendido la mecha de la motivación para 2021 y Closca se propone aumentar su “comunidad del cambio” sacando partido de las infinitas posibilidades de las redes sociales y su propia aplicación móvil (Closca Water App) para lanzar nuevos retos y continuar contribuyendo a dar respuesta a desafiantes metas de desarrollo sostenible.

Las cifras son alarmantes: por un lado, en los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad, se desechan 1.500 botellas de plástico por segundo y solo se recicla el 9% (eso significa que 60 millones de botellas de plástico terminan en los vertederos todos los días). Por si fuera poco, estudios señalan que todas las semanas llegamos a ingerir sin percatarnos el plástico equivalente a una tarjeta de crédito y se han hallado por primera vez microplásticos de botellas en una placenta humana, aunque todavía se desconocen los eventuales riesgos que ello puede suponer para el feto.

Por otro, un coche de gasolina emite de media 143g/km de CO2 y estudios recientes nos dicen que la contaminación atmosférica provoca en España 20 veces más de fallecimientos al año que los accidentes de tráfico.

Armas para transformar los actos cotidianos en actos conscientes y con propósito

Closca Helmet y Closca Helmet Loop nos permiten movernos de forma segura y cómoda mientras reducimos nuestra huella de carbono apostando por la nueva micro-movilidad y nos acerca un poco más al momento de hacer realidad el sueño de las ciudades sin humo ni ruidos. Ambas nos invitan a redefinir la forma en que nos hidratamos para romper el círculo vicioso de la generación de residuos plásticos, recompensándonos por dejar de lado el plástico y utilizar puntos de rellenado de agua. Además, la aplicación gratuita Closca Water App permite medir en tiempo real el impacto positivo en el entorno generado con cada botella rellenada —independientemente de si se trata de una botella Closca o no—.